La primavera del comienzo de Rosse

Tamaño de fuente: - +

Un giro a lo que creía que era amor

Después de los encuentros casuales y el solo lo quería a él, caí en cuenta que hace meses que no escribía sobre él y su sonrisa, pero hoy siento que es momento de hacerlo o seguramente me voy a ahogar en esta pena. Me di cuenta que Alex solo estaba jugando conmigo porque ya tenía novia así que en un ataca de locura empecé a jugar con alguien, un chico tan lindo y amigable, con un toque de egocentrismo y modestia, todo lo que Alex nunca pudo ser, este chico tan dulce se llama Fabricio, a quien ahora quiero desechar, primero porque no soy buena para él, segundo porque no se lo merece y tercero porque aún no puedo olvidar a mi amor de primavera y es feo sentir como juego con millones de personas y que sigo pensando en ti, nunca me besaste, pero aun así siento que los besos de alguien más son simple basura, sí, así como lo eres tú.

Me entere que después de haberme ido conseguiste a una chica, dicen que ella es hermosa y si eso es cierto, muy en el fondo siento que perdí mi tiempo y me ilusione de la persona incorrecta, ¡esperen! Creo que me cambiaste por alguien más porque yo nunca he sido hermosa, ni nunca lo seré, si tengo una mente brillante pero solo eso, soy una nerd que nunca va a llegar a amar a alguien gracias a un estúpido que exprimió todo el amor que tenía para dar.

Fui tan tonta al enamorarme de una cara bonita con linda escritura, pero tal vez mi problema fue que amaba tanto a una pantalla que llegó cuando lo necesitaba, una pantalla que llegó cuando perdí un tesoro, una pantalla que me hacía sentir especial, pero lo único que podía ser, era una estúpida. Yo nunca fui el problema, el problema siempre fue él.

No entiendo cómo fue posible que de millones de flores en el mundo me gustara justo la más ordinaria, la flor que acabaría con mis ganas de vivir y de ver la vida de colores, ahora gracias a esa pérdida de tiempo solo puedo ver al mundo en blanco y negro, ahora les diré un secreto y es que resulta que, aunque odie el amor y sus derivados, adoro mucho ver a otros sonriéndole al amor y ver como ellos pudieron ser felices, algo que yo jamás seré. Muchos me han dicho que es momento de dejarte ir, pero simplemente no puedo y no porque seas un oasis en un desierto, sino porque pienso que eres especial y en ¿Qué?...



Grace1927

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar