La Princesa Cotisa

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

Hace unos meses, casi un año las peleas con Roses se hicieron sumamente "fuertes" si defino eso en que ninguna golpeaba a la otra o tomabamos armas para destruirnos, talvez el hecho de no simpatizar y tratarnos mal fue el motivo suficiente para hacer enojar a mi padre, la decision tomada...o nos calmabamos o el mataria a una de las dos. 

A pesar de la amenaza de muerte Roses y yo no teniamos muy buena comunicacion  podria decirse que ella era solo una mas dentro de la casa. Entrenaba acompañada de Roguel siempre y padre despues nos entrenaba. Recuerdo que en una tarde de entrenamiento el solo tomo a Roguel, se me hacia raro y era obio que estaba empezando a...pues apelar a Roses y que me dejaria en la calle.

Se que esto no se los conte, pero volvi a saber de Shakdibell gracias a Moncher el me mandaba cartas y yo sabia bien donde encontrarlos. Las orillas del bosque de Agua y Tierra en Holanda y Chad(respectivamente) ahi estaba el hogar de Shakdibell y ahi era donde ellos se veian, disfrutaban de la compañia de ambos en total secreto; creo que todo era normal y perfecto...creo.

--Nohemi, he decidio que...bueno...te vayas de la casa--esto lo decia padre en su despacho mirando la ventana

--¿encerio? ¡¿encerio?! Padre como puedes pedirme que me vaya soy tu hija--decia esto ofendida y sorprendida era sumamente injusto

--y Roses es mi esposa y creo que esta ocasion debo darle la palabra--decia esto mirandome de reojo--te iras a mi guardia al norte de japon, ahi estaras segura y tendras lo que necesites

--no puedo creerlo, ¿es un broma?--decia ofendida--prefieres a esa mujer antes que a tu hija...creo que entendi la posicion de Kei--soy interrumpida mientras me dirigia a la puerta por el grito de padre 

--¡Nohemi!, cierra esa puerta y ven aqui--dijo serio gritandome y viendome, cerre la puerta y le devolvi la mirada molesta y furiosa que tenia al principio

--¿que, ya te estas arrepintiendo?--dije esto he hiso señas de que me sentara frente la mesa, suspire profundo y me sente mirandolo molesta

--te dare una tarea...para que en tu exilio de la familia, tengas con que divertirte--dijo esto molesto pero dandome una leve sonrisa mientras extendia una carpeta realmente gruesa

Al abrir la  dichosa carpeta de ella salieron muchas fotos de gente, tenia personas con magnificas habilidades y poderes sorprendente asi como sus vidas actualmente. Tal parece padre habia intentado hacer un grupo de gente que hiciera lucha en su nombre, no pude evitar leer cada nombre y persona que en ella venia asi como leia y recogia las fotos una sonrisa se dibujo en ambos

--¿tienes algo especial en mente?--dije sonriendo y dejando la carpeta cerrada enfrete de ambos

--he de confesarte que los imperios han rechazado a tus hermanos y a mi en un puesto mas alto que el de consejero--decia esto mientras se levantaba y se ponia detras de mi--como la heredera de los cotisa...tu deber es hacerlos entender quien manda--tomo mis hombros con fuerza y por el reflejo del vidrio note una sonrisa--mientras estes lejos quiero que reunas a esas personas y...--lo interrumpo

--¿Quieres provoca un golpe imperial, Padre?--dije sonriendo mirandolo de reojo

--tienes tu mente preparada para todo--dijo sonriendo--en la guardia del norte encontraras lo que necesitas no solo para sobrevivir sola, si no tambien para crear ese golpe que necesitamos--voltio la silla donde estaba y me le quedando a los ojos seria--te nombre como mi hija y me has demostrado que lo eres...pero ahora esta es tu prueba final si me fallas--su cuchilla fria roso mi cuello--dentre que matarte...y no quiero eso.

Sonrei decidia y me levante, solo para decirle que contrara con ello. Asi como salia de la casa patriarcal con la carpeta de personas empaque mis cosas y me despedi de Roguel a quien le dije que vendria pronto. El camino a la guardia norte era un poco largo por lo que hacia paradas en una de esas paradas encontre a la primera persona de mi lista, habia logrado convencerla aun qur dudaba de ello. Asi fue todo el camino a la guardia en total ivan conmigo 50 personas ademas del topo, todos ellos con poderes fasinantes, recuerdo que muchos nos veian y nos juzgaban y señalaban por como eramos algunos temian que los mataria el apellido de los cotisa aun era sinonimo de miedo.

--ya llegamos--les dije seria mientras abria la guardia y sonreia

Dentro de ella habian muchas habitaciones estaba bien equipada, eran de dos niveles en la parte alta en el centro se lograba divisar una hermosa placa de oro con el apellido de Cotisa, madre me habia contado que en una guardia fue donde Nojuel habia matado a su familia y temi que fuera esa, pero no esta parecia una casa...una muy bien equipada casa.

--nos matara ahora, ¿verdad? --pregunto un chico que tenia una apariencia purpura...al parecer su poder esa bio-dinamitas metalicas la cuales estando inactivas en su cuerpo lo hacian verse purpura. 

--claro que no, ustedes estan aqui porque, bueno estoy creando un grupo capaz de...atacar a los Guerreros--dije esto ultimo seria y mirandolos a todos

--¿atacar?, ¿esta tratando de decirnos que debemos matar a los protectores del imperio?--decia una chica molesta

--claro que no, sean obios si los mata un dios su escencia y su alma se quedaran en el inframundo...mas sin embargo si los mata un Guerrero estos son asesinados por los dioses--decia sonriendo mientras subia acompañada del Topo las escaleras--tomen un descanso...hablaremos de esto mañana--dije seria haciendo una seña con la mano, una vez entrada en la habitacion era un despacho hermoso y amplio, detras de mi senti al topo y lo mire de reojo

--jamas pense que mi padre tuviera a su disposicion tan bello lugar--dije mientras caminaba al mueble de jauco, miraba las paredes y las pinturas todo era perfecto un gran mapa de la zona y los imperios divisaba asi como geolocalizaciones de mas guardias como esta



Diana M. P. Ferman

#1220 en Ciencia ficción
#4422 en Fantasía
#913 en Magia

En el texto hay: misterio y romance, aventura y magia

Editado: 26.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar