La princesa de la oscuridad

Tamaño de fuente: - +

4

            -¿Me amaras también?- El le sonrió

            -Siempre te amaré Rosy, desde aquella noche que fuiste mía te había marcado para siempre, para que me pertenecieras solo a mi- Ella entre lágrimas lo besó

            -Sácame de aquí muerte. Seré tu princesa- Susurró Rosy con ternura a su oído

          -Regálame tu alma Rosario y saldremos de aquí- dijo cortándose la mano, la sangre que salía de él era  negra.

          -Es tuya- Dijo Rosy y le tendió la mano para que la cortara a ella también. Ambos bebieron de la sangre del otro y entonces estaba hecho, ambos se pertenecían.

         -En el infierno no existen bodas, pero esto es lo más cercano a eso, ahora nuestras almas están unidas y no podemos separarnos el uno del otro- Ella lo abrazó fuertemente y desaparecieron.

Al llegar al infierno él le confesó que por su culpa ella había tenido esas alucinaciones solo por su amor, por arrebatarle la vida y recuperarla solo a ella. Ya no podía hacer nada, estaban unidos y su sangre hacia que ambos se amaran con locura. Cuidarán cada uno del otro como si fueran uno mismo.

            Al día siguiente su madre se adentro junto con muchos policías buscando a su hija. Cuál fue su sorpresa que encontró el cuerpo de su hija degollada junto con las cabezas de sus seres queridos. En la autopsia encontraron que el corazón de Rosario estaba quemado y que parte de él no estaba.

            El funeral fue muy triste, su madre lloraba. Lanzaron globos blancos de helio al cielo y la tumba de Rosario estaba llena de flores blancas. Pero ella ya no se encontraba en esta tierra. Estaba con el ángel de la muerte dominando el infierno como su princesa.

 



Vi Olivette

#3382 en Thriller
#1919 en Misterio
#8303 en Otros
#3218 en Relatos cortos

En el texto hay: desesperacion, asesinatos, dolor y sufrimiento

Editado: 28.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar