La profecía: El secreto de Horus

Font size: - +

Capítulo 12

Marcus

 

Los días se pasaron volando, cuando menos me di cuenta el viernes había terminado y ya estaba en la casa de Luke jugando al FIFA 2017.

Habíamos quedado en ir a su casa después del colegio para “ponernos al día” porque según él, últimamente estaba distraído. Habíamos organizado una salida junto con Brooke, pero tenía que hacer unas cosas en el salón de belleza así que quedamos en juntarnos más tarde para pasar la noche juntos.

La madre de Luke entró a su habitación para dejarnos unas galletas recién preparadas y antes de irse, nos besó a ambos en la cabeza. Gesto al cual, yo ya estaba acostumbrado porque conozco a Luke desde que me mudé a Brooklyn cuando tenía tres años y desde ese entonces su madre me trata como si fuera su hijo y mi mamá hace lo mismo con Luke.

El partido terminó 2-1 y Luke festejaba su victoria por toda la habitación, como si fuera un niño de 10 años.

-Te gané porque hace mucho que no venís a casa para jugar y te falta practica – me refregó Luke y se acomodó en el puf.

- Ya te dije que me castigaron- me excusé

- No, Marcus… acá hay algo más y no me lo estás diciendo-

-No es nada, Luke. Estoy con muchos exámenes, además no puedo salir mucho de mi casa porque llegué muy tarde a casa y no avisé, pero podemos juntarnos mañana si queres-

- Te creo… pero tengo una pregunta que me está rondando por la cabeza hace varios días- me dijo mientras agarraba su celular y comenzaba a buscar algo - ¿Estas saliendo con esa preciosura? - dijo mientras me mostraba una foto del Instagram de Emma en la que estaba sonriendo de perfil y detrás de ella se veía el atardecer desde la impresionante vista de Nueva York que ofrecía el Empire State.

-No estoy saliendo con ella. Es solo mi amiga… y no le digas “Preciosura”- le contesté ante su denigrante tono.

- ¿Por qué? ¿acaso no es una preciosura? - dijo para molestarme y mostró esa típica sonrisa suya que pone cuando una chica le parece atractiva.

¿Qué? ¡No! No sé… no me fijo en eso porque es solo mi amiga. Igualmente, no le vuelvas a decir así-

-No me estas respondiendo a la pregunta… ¿Por qué no puedo decirle preciosura? -

-No me agrada el tono en el que lo decís, nada más- dije y miré hacia otro lado.

- Te gusta- soltó Luke con una sonrisa pícara en su rostro y yo le respondí con silencio

- ¡Si te gusta! – exclamó y comenzó a echar carcajadas –¡No me lo vas a negar! Estas todo el tiempo con ella… y mirá como la defendiste cuando le dije “preciosura”-

-Basta, Luke. Emma es solo mi amiga- le contesté irritado.

- Okey- dijo mientras disminuía su risa –entonces es solo tu amiga… pero te gusta- volvió a comentar solo para hacerme enfadar

- Es mi amiga, es muy hermosa y me cae bien. ¿Está bien así? -

- Okey… me conformo con eso, pero cuando sean novios, voy a tener todo el derecho del mundo a molestarte por esto- se levantó a buscar una galleta y aproveché para cambiar la charla de rumbo. Hablamos de trivialidades y nos reímos un montón hasta que llegó la hora de ir a buscar Brooke.

Decidimos colarnos en la fiesta de un chico de último año, pero hasta que la fiesta comenzara, salimos a tomar algo por ahí.

Nos sentamos en un bar inundado por el olor a cigarrillo, con tres pantallas de televisión pasando el partido de baseball y con algunas luces azules y rojas en medio de la oscuridad. Nos sentamos en la última mesa de todas y esperamos a que el mesero se acercara a nosotros.

Nos divertimos muchísimo, hablamos sobre básquet, las personas que podrían llegar a estar en la fiesta de hoy y después de un largo rato, la conversación se desvío y Brooke comenzó a contarnos sobre un chico muy lindo que la había invitado a salir. Mientras escuchaba el desastre que había sido su primera cita, mi teléfono vibró y la pantalla se iluminó con un mensaje de texto de Emma:

 

“Perdón por el cambio de planes, pero tenemos que irnos hoy. Este domingo la feria no está abierta, van a abrir mañana. Te espero en la estación Pensilvania a las 23 Hs. Si no podés venir, no hay problema… yo puedo ir sola. besos y perdón por molestarte, Emma”

 

Esperé a que Brooke hubiera terminado de contar su historia y me disculpé con ambos por tener que irme repentinamente de nuestra salida.



E.R. Danón

#1094 at Fantasy
#259 at Magic
#1098 at Otros
#123 at Adventure

Text includes: amor, brujos, elegido

Edited: 11.01.2019

Add to Library


Complain