La promesa

Tamaño de fuente: - +

Cápitulo 8

Entro en el salón y veo a mi madre, seria, sentada en uno de los sofás y me indica con un gesto de cabeza que me siente parece seria.
-Dime la verdad de donde estuviste ayer, porque te vi y no estabas con Jenny, sino con unos chicos fumando.- me dice mirándome a ver como reacciono.
-Eso no es verdad, mamá. Yo estaba con Jackson, Declan, Aaron, Brittany, Alexis y Jenny. En casa de Declan jugando a la Wii, sino me crees es tu problema y encima tengo fotos que lo demuestran- le digo a mi madre muy enfadada porque no me cree. Entonces saco el móvil y le empiezo a enseñar algunas fotos que nos sacamos antes de que la fiesta empezara.
-Lo siento pensé que eras tú - me dice mi madre más calmadamente. Entonces se pone a pensar y murmura algo por lo bajo que no llego a entender. Mi madre se levanta y se va fuera del salón, pero antes de salir del salón me dice que espere sentada, oigo como busca algo entre algunas de las cajas que no vaciamos. Cuando encuentra lo que quería vuelve al salón y se sienta a mi lado, parece que tiene una foto en la mano pero antes de enseñarla me empieza a contar una historia.
/flashback/
Hace muchos años tu padre y yo nos conocimos éramos muy felices, nos habíamos casado y yo estaba embarazada de dos meses pero tu padre no lo sabía porque quería darle una sorpresa para nuestro aniversario, pero entonces a tu padre le mandaron a trabajar muy lejos, se lo dije la noche anterior a que se fuera él no sabía cómo reaccionar ya que no se lo podía creer, estaba dando saltos de alegría y al día siguiente no quería irse ya que no quería dejarme sola. Pasaron 6 meses desde que se fue tu padre a trabajar y siempre me había mandado cartas hasta que llego el día de su regreso. Cuando volvió a casa yo estaba casi a punto de dar a luz y el parecía cambiado, estaba como distante pero aun así siguió conmigo hasta que nacisteis, dos preciosas niñas, nada más veros se nos alegró la cara, no podíamos creernos que habíamos tenido gemelas. Después de varios días de que nacierais tu padre y yo discutimos por como debíamos de cuidaros pero no queríamos que vosotras os vierais afectadas así que cuando cumplisteis los cuatro años tu padre decidió llevarse a tu hermana Alice con él para así tener el también a una de sus hijas y cuidarla a su modo, hicimos un trato por el cual no revelaríamos la verdad a no ser que ocurriese algún suceso importante como que al cambiar yo de ciudad por el trabajo o que al tener un accidente uno de los dos se viera obligado a decir la verdad y también a cuidar de la otra hermana.
/fin flashback/
Cuando termina la historia me enseña la foto en la cual se ven a dos niñas pequeñas y a sus padres me fijo bien y me doy cuenta de que somos Alice y yo y también son mi madre y el imbécil de mi padre, como suelo llamarle.
-¿Por qué me lo cuentas? ¿Es por eso por lo que decías que estaba mintiendo?- le pregunto muy seguidamente a mi madre, mientras ella piensa en que decirme.
Yo sigo impactada por el gran secreto que tenía mi madre escondido, también estoy cabreada con ella por no haberme contado la verdad.
Me largo del salón con la foto y me voy a mi cuarto.
Llevo casi media hora mirando la foto me parece increíble lo que acaba de pasar en tan solo un par de minutos he descubierto que tengo una hermana gemela y que encima está viviendo en la misma ciudad que yo.
Estoy medio dormida cuando oigo como alguien llama a la ventana.
-Silencio, que mi madre duerme-le digo mientras le abro la puerta a Jackson, quien ha venido a verme ya que le comenté todo lo ocurrido y después de lo que hizo por mi cuando me violaron, me gusta que haya venido a consolarme. Antes de que acabe de entrar en la habitación cojo y cierro el pestillo de la puerta, sé que mi madre en un rato se ira a trabajar pero aun así me quiero asegurar de que no entra para despedirse.
-¿Y qué tal te encuentras?, ¿Qué es lo que me querías contar?-me pregunta Jackson muy intrigado.
Al final Jackson y yo acabamos hablando tranquilamente de todo lo ocurrido tanto la semana pasada como hoy hay tantas cosas que no entiendo en ese momento oigo que la puerta de la calle se cierra y veo por la ventana como mi madre se va, es decir , tengo la casa para mi sola.
Veo que Jackson lleva un rato mirándome con una cara de no saber qué hacer, creo que piensa que no le veo cosa que está equivocado ya que en una de esas le pillo mirándome, en ese instante se acerca más a mí y coloca suavemente sus labios sobre los míos para darme un beso rápido y luego se separa como pidiendo permiso esta vez soy yo la que me lanzo a sus labios pero no para un beso rápido sino para un beso lento y apasionado, después me coge en brazos y me lleva hasta la cama donde me hecha muy suavemente, Jackson empieza a quitarse la camiseta, yo no estoy muy segura de sí debería o no hacerlo ya que no sabría si yo tendría miedo de que Jackson hiciera lo mismo que el señor en la playa , Jackson ve que estoy nerviosa y creo que se ha dado cuenta de lo ocurrido, entonces me empieza a subir la camiseta que tenía puesta y a la vez me va besando como si fuera una pequeña flor, hasta dejarme tan solo en braga y sujetador y el quedarse en calzoncillos.
-Kate ,¿Quieres que siga?, sino no pasa nada-me dice Jackson antes de continuar. Yo no sé qué decirle.

 



Niki Heat

#1638 en Novela romántica
#222 en Thriller
#106 en Misterio

En el texto hay: misterio, sexo, romance adolecente

Editado: 03.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar