La promesa

Tamaño de fuente: - +

Cápitulo 10

Estamos los dos solos en el pasillo, ya que Jackson y su madre se han adelantado y están en la habitación, mi supuestamente padre está flipando en colores, no se puede creer que yo sepa la historia y que esté enfrente de él. 
-¿Cómo es que sabes todo lo de tu hermana gemela?-me pregunta mi padre.
Yo no sé si contarle todo o no así que me quedo pensativa un momento.
-La verdad es que mama me confundió con Alice el otro día en la playa, yo estaba con Jackson y unos amigos en casa de uno de los chicos, y mi madre vio a Alice y le tuve que enseñar pruebas de que no era yo así que decidió contarme la historia.-le dije sin fijarme mucho en su expresión.
De repente aparece Jackson delante de nosotros con una expresión de que no entiende nada.
-Ya se despertó Alice- nos dice cuando vuelve en sí.
-Ahora vamos, espéranos allí que tenemos una cosa que hablar- le dice mi padre a Jackson con cara d advertencia. 
Nos quedamos callados hasta que Jackson entra en la habitación, cuando vemos que está dentro retomamos la conversación y el me insinúa que no debería estar aquí pero a mí me da igual lo que él quiera ya que no tiene derecho a decir que tengo o no tengo que hacer, debido a que no lo considero un padre.
En cuanto acabe de hablar él me miro de arriba a abajo y me dijo que lo acompañara a la habitación y que me quedará con Jackson.
Nada más entrar veo a una chiquilla un poco más delgada que yo pero de mi misma estatura y con la mitad del pelo teñido de azul sobre una cama de hospital. De repente se levanta y se fija en mí y se queda callada.
Cuando empieza a hablar con su padre no los oigo muy bien porque están un poco alejados de mí y de Jackson.
Jackson me sigue mirando extrañado, y parece que no se atreve a preguntar qué ha pasado antes en el pasillo.
-Luego si quieres te explico todo aunque tu padre no quiera.-le digo intentando ser amable.
-Si me gustaría tener una explicación por la cual mi padre y tú os habéis puesto a hablar cuando no estaba yo- me dice pensativo.
-Hola, soy Alice- me dice la chica que está en la cama de hospital. Mi padre me hace un gesto para que me acerque, no estoy muy segura de sí hacerlo o no pero de repente Jackson me coge de la mano y me acerca él, le miró con una expresión de miedo y el me sonríe, es como si quisiera que olvidara todo los miedos.
-Hola, yo soy Kate- le respondo cuando ya estoy cerca de la cama, Alice quiere levantarse pero yo le hago una señal para que no se mueva mucho.
-Papá siempre me habló de mi madre biológica y de ti, y de cuanto os quería-me dijo Alice con una sonrisa en la cara. 
Estoy sin saber que decir, a pesar de todo lo ocurrido entre mamá y mi padre, él aún le contaba las historias a Alice.
-Mamá no me contó nada hasta ayer, ya que te vio a ti en vez de a mí- le comento con una sonrisa también en la cara.
Nos despedimos porque me doy cuenta de que mañana tengo que madrugar y no quiero ir con unas ojeras a clase que me estén preguntando Jenny, Brittany y Alexis que estuve haciendo anoche para no dormir, yo no quiero que lo sepan aun ya que creo que no estoy preparada para contarles todo, aún sigo en shock con lo ocurrido en estos últimos tres días.
Estamos de camino al coche y Jackson se para y me mira a los ojos-¿Me puedes contar lo ocurrido con mi padre?-me pregunta sin saber que pensar.
Respiro hondo y empiezo con la historia, no tardo más de cinco minutos en contarla y después seguimos andando hasta el coche cuando estamos ya en el coche Jackson no sabe que decir y durante todo el camino sigue sin podérselo creer, el padre que lo crio es el padre biológico mío.
Ya hemos llegado a mi casa, veo que esta la luz encendida, creo que ya llegó mi madre. Antes de entrar miro en dirección a la casa de Jenny, la cual tiene su cuarto enfrente del mío, la veo que me mira y empieza a sonar mi móvil, miro la pantalla y veo que es Jenny la que llama le corto la llamada y le mando un WhatsApp diciendo que luego hablábamos.
Entro en casa y veo a mi madre en la cocina, aun no le voy a contar nada de lo ocurrido hoy, pero más adelante lo haré, asique decido ir directamente a mi cuarto solo dando las buenas noches. Mi madre me mira con una cara extraña pero me da igual no me apetece contarle nada hoy.
Llego a mi cuarto y veo una docena de mensajes de Jenny preguntando que a pasado, porque tarto tanto en contestar, etc...
Y empiezo poco a poco la historia omitiendo casi toda, porque no me siento preparada. Jenny creo que se da cuenta de que no le he contado todo y me dice que mañana por la mañana se lo cuente todo con pelos y señales, le digo que si para que me deje ir a dormir pero antes de meterme en la cama la puerta se abre y entra mi madre y me pregunta si quiero algo de cenar, yo le hago un gesto de negación con la cabeza y antes de eso me dice en plan broma-si sigues así sin comer te vas a quedar como los spaghettis-
Yo me empiezo a reír siempre me ha hecho gracia esa broma de mi madre.
Antes de irse me da un beso y las buenas noches, yo hago lo mismo y al salir cierra la puerta.
En cuanto no oigo nada me pongo los cascos y apago la luz, tardo un poco pero después de pensar en todo lo ocurrido me duermo.

 



Niki Heat

#5324 en Novela romántica
#1277 en Thriller
#650 en Misterio

En el texto hay: misterio, sexo, romance adolecente

Editado: 03.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar