La promesa

Tamaño de fuente: - +

Cápitulo 19

Cuando llegamos miro hacia todos los lados y lo único que veo es una casa a un par de metros y el resto hierba.
-¿Qué se supone que hacemos aquí?- le pregunto a Jackson, él solo se baja del coche y me abre la puerta para que salga. 
Cuando he salido del coche coge unas maletas y me dice que vaya yendo para la pequeña casa. Doy un par de pasos y me giro para ver si Jackson me sigue. 
-Venga no tengas miedo, esta casa te va a encantar- me dice Jackson con una sonrisa pícara.
Cuando estamos enfrente de la puerta principal Jackson saca una llave del bolsillo y abre la puerta mientras me indica con un gesto que coja una de las maletas y me dice que busque una habitación que me guste para pasar el fin de semana.
Cuando entro me encuentro con salón a un lado y con un montón de videoconsolas, algunas más antiguas que otras, y al otro lado me encuentro con una cocina súper enorme. Sigo por el pasillo hasta que encuentro una pequeña escalera, subo al piso de arriba y me encuentro con un montón de habitaciones todas con los muebles de distintos colores y con diferentes decoraciones. La parte de arriba me parece más moderna que la de abajo. También veo que hay dos puertas cerradas una a cada extremo del pasillo y voy a ver que habitación es, cuando la abro veo que hay un pequeño baño en cada una pero se diferencian en una cosa, que uno de los baños tiene bañera y el otro ducha.
-¿Ya te has decidido en que habitación vas a dormir?- me dice Jackson en mi espalda.
Yo me asusto y cuando me giro le doy un golpe flojo en el estómago y le regaño por asustarme así.
Al final me decido por una que tiene los muebles de color azul claro y una cama de matrimonio, Jackson se ríe por lo bajo y me giro para preguntarle porque se ríe, él solo sigue riéndose y cuando me vuelvo a girar para ver bien la habitación, miro hacia donde Jackson está mirando y veo escrito en la pared algo, me acerco y me doy cuenta de que pone que es la habitación de Jackson con una letra infantil.
- Te la puedes quedar este fin de semana- me dice Jackson desde el umbral de la puerta.
Me giro y asiento. De repente oigo un ruido de coches, y bajo a ver qué pasa.
Cuando me asomo por la puerta veo que es el coche de Jenny y el coche de Alexis.
Me giro en dirección a Jackson, que intenta ponerme una cara de no saber qué pasa, y le pregunto que si sabía sobre esto, el en principio dice que no pero después de fulminarle con una mirada asesina asiente.
- Yo solo quiero que te distrajeras un poco y que no estuvieras metida en casa todo el día- me dice Jackson con una cara que hace que no me pueda enfadar con él.
Del coche de Jenny veo que sale Brittany y Alice, mientras que del coche de Alexis salen Declan y Aarón
Todos cogen sus maletas de los coches y se van a elegir una habitación. 
Cuando todos ya estamos instalados nos reunimos en el salón y decidimos que haremos cada uno, quedamos que las chicas cocinaríamos y limpiaríamos el piso de abajo mientras que los chicos se ocupaban del piso de arriba. Antes de empezar a cocinar Jackson me coge del brazo y me lleva al patio de atrás para que lo vea, tiene un lago no muy grande detrás de la casa y una pista de fútbol y otra de vóley. 
- Espero que no te importe, pero te he hecho la maleta sin, que te dieras cuenta, con ayuda de Alice. La verdad es que si no quieres quedarte te llevo de nuevo a casa- dice Jackson un poco asustado por mi respuesta.
Yo la verdad es que no me quiero ir, a parte él se ha esforzado mucho para que pudieran venir todos aquí. Tan solo le doy las gracias por todo.
Antes de que tengamos tiempo de entrar vemos a todos con los bañadores puestos. Para ser otoño hace calor, así que Jackson y yo subimos rápido a cambiarnos y nos unimos al resto en el lago. 
La tarde me la paso sobre todo con las chicas jugando al vóley y nadando mientras que los chicos juegan al fútbol y se intentan hacer aguadillas, la verdad es que me estoy divirtiendo mucho y durante toda la tarde no he pensado en mi madre, Jackson tenía razón diciendo que al venir aquí me iba a ir mejor.
Las chicas nos vamos antes a cambiarnos ya que somos las que nos toca cocinar, tanto Jenny, como Brittany y como yo no sabemos mucho pero Alice y Alexis sí.
Alice y Alexis nos van diciendo lo que tenemos que hacer, han pensado en preparar pizza, lo bueno es que la masa la habían hecho el día anterior lo único que teníamos que hacer era extenderla y poner los ingredientes, mientras cortábamos el bacón Brittany le tiro un poco de harina en el pelo a Alice y al final acabamos teniendo una batalla campal de harina. 
Ya hemos acabado de poner los ingredientes y de calentar el horno lo único que nos falta es meterla.
Cuando está dentro aparecen los chicos y se unen a la batalla.
Oímos el pitido del horno que nos dice que ya está hecha la pizza, todos nos vamos con nuestro plato al salón y ponemos toallas para no manchar los sofás de harina. La pizza ha quedado genial y nosotros nos hemos parado de hablar de todo un poco menos de lo de mi madre. Se me hace extraño no haber mencionado a mi madre en toda la tarde, pero creo que ha sido lo mejor. 
Ya es casi media noche y todos estamos cansados del viaje, de la tarde y de haber estado recogiendo el estropicio de la cocina, así que decidimos que es hora de irnos a dormir.

 



Niki Heat

#1634 en Novela romántica
#223 en Thriller
#106 en Misterio

En el texto hay: misterio, sexo, romance adolecente

Editado: 03.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar