La promesa

Tamaño de fuente: - +

Cápitulo 22

Me despierto con un dolor de cabeza horrible y veo que alguien me ha metido en la cama, no me acuerdo mucho de lo que ocurrió ayer, solo sé que Jackson y Declan estaban discutiendo sobre lo que ocurrió ayer por la mañana. Me giro y veo en la mesilla un vaso de agua con una pastilla y una nota en la que pone que me tome la pastilla con el agua.
Hago lo que pone la nota y me levanto a ver quién está despierto. Bajo las escaleras y no me lo creo, de todas las personas que me podría haber encontrado me tocó Jackson. 
No estoy de humor para hablar con él pero aún así no tengo más remedio porque me coge de la muñeca y me saca al patio.
-¿ Qué quieres Jackson? No te basta con haberle dicho a Declan que solo querías follarme, y eso porque él me follo. Es decir solo piensas en ti eres de lo peor que he conocido y eso que pensé que podía confiar en ti- le digo muy indignada, sigo sin poder creer que solo fuera bueno para aprovecharse.
- No quería decir eso Kate, solo es que estaba muy borracho, yo si te quiero pero no solo para hacerte el amor sino para cuidarte y protegerte- me dice intentando aparecer arrepentido.
Yo no le creo y estoy harta de que me mientan, primero mi madre y luego Jackson, creo que voy a dejar de creer en la gente.
- Si eso no era lo que querías decir no haberlo dicho porque el daño ya está hecho, y no es suficiente con que mi madre este muerta también me tienes que hacer sufrir haciéndome creer que podríamos tener una relación aun siendo hermanastro, pero la verdad ya está clara y lo mejor será que no volvamos a tener más contacto de un hola- le digo muy seria y me largo para dentro lo más rápido que puedo.
No tengo hambre así que me subo a mi cuarto. Cuando nos vayamos de esta casa me iré en el coche de Jenny.
Esta semana tendré que volver al colegio para no perder más clases y así poder pasar de curso.
Estoy tumbada en la cama, ya no me duele tanto la cabeza, oigo como alguien llama a mi puerta no sé si abrir o no, pero los golpes son más insistentes y sino le dejo pasar creo que va a tirar la puerta.
Abro y me encuentro con la mirada de Jackson, me fijo bien y tiene los ojos hinchados, como si hubiera estado llorando. Ha pasado más de una hora antes de que se apareciera en mi cuarto.
Esta muy raro no sé si tenerle miedo o no.
- Por favor no tengas miedo de mí, no te voy a hacer nada, te lo juro. Solo quiero hablar, quiero que me des una oportunidad- dice Jackson casi en un susurro.
Le dejo pasar pero dejo la puerta abierta por si acaso necesito que alguien me ayude.
- Venga di que quieres- le digo intentando resistirme sin ponerme a llorar porque mis sentimientos están contrariados.
Él me explica todo y yo sigo pensándome lo de darle una segunda oportunidad lo único que le puedo decir es que por el momento seamos amigos.
Por lo que parece está más tranquilo que cuando llego pero nada más que bajo veo que Jenny le está echando una buena bronca a Declan por lo que hizo ayer por la mañana.
Jenny me mira a ver como estoy en cuanto acaba con Declan. Tanto Jackson como Declan se largan al patio y yo me alegro de que no hayan pasado a las manos anoche. 
Le digo a Jenny que ayer pensé que los dos se iban a acabar pegando y cuando hoy los vi que no tenían ninguna herida me alegre por dentro. - La verdad es que no quería estropear la velada ayer, lo siento Kate- dice Jenny muy arrepentida. 
Yo la consuelo y le digo que no ha sido culpa suya al final el resto del día pasa tranquilo, entre que recogemos y limpiamos la casa para que no nos echen la bronca por no recoger. Los chicos se ocuparon de todas las habitaciones de arriba mientras que las chicas nos dividimos el salón y la cocina. Antes de irnos de la casa Declan me llama al patio trasero y yo le sigo sin mucha confianza. En cuanto llegamos empieza a hablar.
- Quería pedirte perdón por cómo me comporté ayer, la verdad es que desde que te vi me gustaste y ayer te vi así vestida que no pude aguantar, la verdad es que no espero que me perdones solo quiero que lo sepas- me dice Declan muy serio.
Yo le digo que no quiero que vuelva a ocurrir nada de lo ocurrido ayer y que solo quiero olvidarme de todo y seguir con mi vida.
Al final vuelvo en el coche de Jackson, antes de ir a su casa primero le digo que pasemos por mi antigua casa , ya que no es muy tarde 
En mi antigua casa recojo todas mis cosas y ordeno otras de mi madre que me quiero llevar a casa de mi padre, Alice me ayuda a meterlas en el coche de Jackson.
Cuando llegamos a casa de Jackson le doy las gracias por todo y nada más que entramos por la puerta, Amy y mi padre nos preguntan qué tal hemos pasado el fin de semana, tanto Alice como Jackson contestan que muy bien, en cambio yo digo que me ha servido para replantearme que necesito seguir con mi vida. Amy se alegra al oír mi respuesta y yo también sonrió. Creo que este fin de semana es el que más he reído desde lo que ocurrió con mi madre y la verdad es que sé que mi madre quería que yo fuera feliz, aun que teníamos nuestras peleas siempre se preocupó por mí y me ocultó la verdad para protegerme de que acabara por un mal camino y a decir verdad la estoy muy agradecida.
Me despido de todos y me subo a mi cuarto con mi maleta.

 



Niki Heat

#2469 en Novela romántica
#402 en Thriller
#205 en Misterio

En el texto hay: misterio, sexo, romance adolecente

Editado: 03.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar