La promesa

Tamaño de fuente: - +

Cápitulo 25

Estamos Jackson y yo en una de las habitaciones de la casa de nuestra abuela, sentados uno al lado de otro. 
Antes de que pueda quejarme o decir algo Jackson me coge de las manos y me dice - Sé que todo lo que te he hecho y he dicho te han herido, lo siento mucho por no poder controlarme contigo por no poder protegerte de otras personas como yo, por querer que siempre seas mía y que nadie más te pueda tocar. Sé que soy el chico más gilipollas del universo pero eso no quiere decir que no te quiera, que no te cuide aunque me toque acabar recibiendo una paliza y por eso quiero que te quedes siempre a mi lado y seas mi novia- 
Todo lo que me ha dicho Jackson me ha conmovido pero me parece que es mucho lo de que sea su novia, ya que es el primer chico que me ha gustado desde que le conocí. 
- La verdad es que siento muchas cosas por ti pero dudo que esté preparada para ser tu novia, no tengo apenas experiencia y me duele no poder estar contigo, pero sé que si estoy contigo podría acabar muy mal- le digo casi llorando.
- Tanto tú como yo no estamos preparados para ser novios pero si lo intentamos podríamos conseguirlo y te juro que no te volveré a herir ni dejare que te hagan daño, solo quiero que me prometas que en un futuro pase lo que pase serás feliz, tanto como si estoy yo, como si no estoy yo porque no ha cuajado la relación, solo quiero que lo prometas- dice Jackson temblando.
Me quedo boquiabierta cuando oigo lo de que quiere que sea feliz aunque no estemos juntos como pareja. No se me ocurre nada más que ponerme a llorar, Jackson me quita las lágrimas con la mano y poco a poco se acerca a mí y me abraza. 
Oigo como alguien llama a la puerta y me seco las lágrimas lo más rápido que puedo y me recompongo. Jackson va a abrir la puerta y a la persona que nos encontramos es a Alice. Se sorprende al vernos juntos después de la pelea del fin de semana.
- ¿Estáis los dos bien?- nos pregunta Alice un poco incómoda.
Salgo con ella al pasillo y cuando paso donde Jackson le digo que sí quiero ser su novia, y me voy con Alice al comedor de nuevo. El maquillaje no se me ha corrido, así que nadie más que Alice sabe que he llorado, y Alice solo lo sabe porque se lo he contado todo lo ocurrido en la habitación.
Amy y mi padre están con Amanda y Darril discutiendo temas de política. Y cuando nos acercamos cambian de tema a alguno que nos gusta a nosotras.
Ya son casi las once y mañana tenemos clase, asique Amanda y Darril se despiden de nosotros.
Antes de que me suba al coche, Darril me da una carpeta llena de papeles y me indica que cuando tenga tiempo que los mire.
Cuando llegamos a casa Jackson me acompaña a mi cuarto y se queda mirándome mientras me quito los zapatos, que me estaban matando. Luego le pido ayuda para mover algunas cajas a la otra esquina de la habitación. 
Cuando acabamos Jackson se va a su cuarto a ponerse el pijama y yo hago lo mismo. No me he acabado de poner el pijama cuando veo a Jackson que viene y se mete en mi cama. La verdad es que no me sorprende.
En cuanto acabo de ponerme el pijama le cojo y le intento mover, mientras él se ríe a carcajada, pero pesa demasiado así que me quedo de pie con los brazos cruzados.
- Venga metete que no va a pasar nada, además ya hemos dormido juntos más veces y ahora que has aceptado ser mi novia podríamos dormir así siempre- dice Jackson con una sonrisa pícara.
Al final acabo metiéndome en la cama porque si no mañana no me despierto para ir a clase. Antes de meterme pongo la alarma del móvil y el móvil a cargar.
Estamos metidos los dos en la cama, Jackson se acerca cada vez más a mí y me abraza por la espalda y me masajea suavemente mis pechos. Y no puedo resistirme, así que me giro y me abalanzo a besarle, un beso rápido y me vuelvo a la posición anterior.
Jackson me tumba con la espalda en la cama y él se sube encima y nos seguimos besando apasionadamente. Me empieza a quitar la camiseta del pijama y la tira al suelo y sigue masajeando mis pechos mientras yo le quito la suya. Poco a poco va bajando sus manos hasta mi cintura y cuando llega agarra el pantalón y las bragas y los baja de golpe. Pasa su mano por mi miembro y de repente mete sus dedos dentro y los empieza a mover suavemente, a la vez que yo gimo, cuando estoy a punto de correrme, saca los dedos y me los mete en la boca para que los chupe. Se baja los pantalones y los calzoncillos lo más rápido que puede y me hace que se lo chupe, poco a poco se va haciendo más grande en mi boca hasta que al final noto como se corre dentro de ella. Saca su miembro y se pone encima mía, busca un condón y me indica que se lo ponga yo con la boca, lo hago y cuando está ya puesto me vuelve a tumbar en la cama. Empieza a meter poco a poco su miembro en el mío mientras lo va moviendo, no para de besarme y jugar con mis pechos. De repente noto que se para la saca lentamente y la mete rápido eso hace que gime mucho más alto que las otras veces, espero que no me hayan oído, pienso y creo que Jackson sabe lo que estoy pensando y me tranquiliza mientras sigue con las embestidas. Estoy a mi límite y Jackson empieza a mover muy rápido su miembro dentro y fuera, hasta que tanto el como yo llegamos a un orgasmo. Jackson se queda tumbado en mí y acaba durmiéndose al igual que yo, debido al cansancio.

 



Niki Heat

#2499 en Novela romántica
#428 en Thriller
#211 en Misterio

En el texto hay: misterio, sexo, romance adolecente

Editado: 03.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar