La Realidad Es Peor Que La Ficcion

Tamaño de fuente: - +

LA NIÑA DE LA VENTANA

Ramón era un adulto de unos veinte años el cual ya sentía por primera vez la sensación de independencia, por primera vez había podido mudarse a una casa la cual le alquilaba a una mujer anciana a un precio muy barato y al pasar de los días iba a saber por qué.

Ramón paso la primer noche en su nueva casa con una felicidad la cual hacia que no pudiera dormirse por la ansiedad que tenia, pero esa felicidad se marcho en el momento que empezó a escuchar ruidos que cada vez eran más fuertes y se sentían más cerca, pero lo peor fue cuando escucho unas pisadas que se acercaban a la puerta de su cuarto, ramón que empezó a temblar de miedo y tapado en la cama se armo de valor, se levanto de la cama y se acerco a la puerta y de un tirón la abrió su sorpresa fue tan grande al ver que no había nadie en la puerta, el miedo lo volvió a invadir igual que la duda de quién andaba por su casa, la noche paso y al otro día ramón no podía dejar de pensar en que era lo que había pasado de que era lo que provocaba los ruidos.

El día siguió su curso pero cuando volvió la noche ramón se asusto pensando que lo que había pasado la noche anterior iba a volverle a pasar esa noche, pasaron las doce, la una, las dos de la mañana y ramón no podía dormir pensando en que si dormía esa cosa que la noche anterior hizo que su piel se pusiera de gallina, a las tres de la mañana logro escuchar que los ruidos y los pasos pero esa noche no consiguió el valor de levantarse y confrontar por segunda vez eso que estaba en su habitación o parado en la puerta de su habitación del lado de afuera, los ruidos duraron unos minutos que para ramón se les hicieron horas, cuando los ruidos pararon empezó a escuchar unas risas que provenían desde la ventana de su habitación y no estaba equivocado ya que cuando vio la ventana empezó a ver a una niña la cual no parecía tener más de nueve años piel blanca y el pelo de color negro y largo ramón empezó a gritar y a llorar, insulto, grito, chillo y hasta le suplico a la niña que lo deje en paz pero la niña estaba ahí en la ventana de su habitación mirándolo con unos ojos grandes como pelotas de tenis cuando vio que el sol estaba asomándose y la noche se estaba yendo la niña desapareció de tal forma que no le dio tiempo a ramón de parpadear.

Ramón no sabía que iba a pasar la otra noche el día siguió su curso y como no quería que llegara la noche llego asique ramón otra vez con la noche en su ventana se fue a dormir pero esta vez los ruidos no empezaron a las tres de la mañana como la noche anterior sino que en cuanto el reloj toco las doce de la noche empezó a escuchar ruidos y después de quince minutos los ruidos como la noche anterior se callaron y ramón hizo algo que hasta hoy en día se arrepiente de haber hecho se volvió a levantar y miro por la ventana y allí estaba de nuevo esta niña riendo y mirándolo con unos ojos grandes ramón insulto, grito y volvió a suplicar pero la niña no se marchaba, ramón enojado tomo un zapato que el usaba en su trabajo y lo arrojo contra la ventana, ese fue el peor error que pudo a ver cometido ya que al romperse la ventana del otro lado apareció la niña pero esta vez no tenia piel los ojos eran total mente negros los pelos parado como si hubiera pasado algo y las risas cambiaron por gritos y cuando ramón logro ver en que se había transformado la niña se puso a llorar en posición fetal y rogando que lo perdonara y que no le hiciera nada pero la niña se iba acercando de a poco hasta que de repente se freno a unos diez metros de ramón y en la habitación hubo un silencio muy aterrador.

Ese silencio se rompió cuando la niña ataco a ramón, este no aguanto y se desmayo en el cuarto pero pobre ramón ni él quería ver lo que vio cuando se despertó, no había sangre ni nada sino que justo arriba de la ventana había un escrito que decía –NO VOLTES ESTOY DETRÁS DE TI-

 

 



EDITORIAL AWARE

#445 en Terror
#547 en Paranormal

En el texto hay: terror, paranormal

Editado: 12.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar