La reina Bastarda

Tamaño de fuente: - +

Prólogo

La vida es tan corta como un suspiro...amor mío.

Aunque físicamente ya no este contigo, mi alma enamorada te seguirá a donde sea.

Vive, vive y disfruta. El tiempo para mi es corto, el tuyo sobra, y sería muy egoísta de mi parte pedir que me sigas.

Vive, amor mío... Yo esperare por ti, y cuando estés preparado para partir te tomaré de la mano y volaremos juntos. Volaremos hasta llegar al cielo, junto a Dios, y ahí, nuestras almas se unirán para siempre en este amor perpetuo.

Solo ese consuelo me deja seguir siendo fuerte y solo ese consuelo te permitirá seguir adelante una vez que te falte.

Adiós, amor mío

Siempre tuya.

P.



Jocelyn Rdz

#7352 en Otros
#500 en Novela histórica
#2812 en Relatos cortos

En el texto hay: cartas, romance, tragedias y muerte

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar