La reina Bastarda

Tamaño de fuente: - +

XXVIII

24 de Diciembre de 1576

Mi rey de Kazcálas, mi rey Arturo.

Lamento ser yo quien os informe del infortunio que ha sufrido la reina Padme junto con la familia que le acompaña dentro del castillo, a sabiendas de que se encuentra aún en un estado crítico de enfermedad, pero no puedo callarme la verdad de los hechos que acontecieron recién.

La despiadada y abusiva hermana de la reina Padme, Carmen, arraso con la guardia real y tomo el trono. Os cuento.

La reina Padme se encontraba dentro del palacio al igual que el resto de los invitados, celebrando navidad, cuando horribles noticias por parte de un mensajero llegaron. La reina me pidió que el mensaje quedara entre las cuatro paredes privadas en las que lo había recibido, el mensaje era que su hermana, Lady Carmen, había manipulado nuevamente a los ingenuos seguidores de Dios con palabras rebuscadas, haciendo ver a la reina Padme como una emisora de satán, y como esta fecha es tan importante el impacto de su labia fue rápido y preciso. Insistí a la reina que se ocultara pero se negó a hacerlo y antes de que pudiera hacer cualquier otra cosa los "rebeldes" entraron al salón después de vencer a los pocos guardias que había dentro del castillo.

Lady Carmen, ahora autonombrada Reina Carmen, y su inútil marido exigieron lealtad después de soltar su ponzoña y sentarse en el trono mientras la reina Padme era llevada a los calabozos junto con su familia.

Yo, por mi parte, he huido para no inclinarme ante semejantes bestias e informaros de esto lo más pronto posible.

Tu fiel súbdito y amigo, Lord Cecil, embajador real de kazcálas.



Jocelyn Rdz

#8698 en Otros
#574 en Novela histórica
#3372 en Relatos cortos

En el texto hay: cartas, romance, tragedias y muerte

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar