La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

06

Anteriormente

Me volvieron a abrazar, con mucha fuerza besando toda mi cara.

- Para nosotros también - Dice Char.

- Adiós - Dijeron ambos al mismo tiempo.

- Los amo a ambos, nunca lo olviden - Les digo.

- Y nosotros a ti - Dice Mei.

<><><> AHORA <><><>

Después de eso tomé la mochila, cruce el límite de la manada y me fui corriendo con mi súper velocidad, se hizo de noche y pare a descansar, ya que estaba lo suficientemente lejos para no preocuparme por los lobos de mi antigua manada, cree una fogata, puse la mochila a un lado, me convertí en loba y me puse a dormir.

Así pasaron los días corría, comía y en las noches entrenaba con mamá casi todos mis poderes los tenía dominados.

Mientras dormía, escuche una rama crujir, me puse alerta y me levante en posición de ataque, cuando voltee, habían dos niños frente a mí, me veían son sus ojos inyectados en miedo, percibí que ellos eran lobos, el más grande era de unos 5 o 6 años de tez pálida, ojos azules y el cabello igual al mío, junto con su hermano que era como de 3 o 4 años. Me des transformé y les pregunte.

- ¿Que hacen solos en este bosque niños? - Les dije mirándolos con ternura y cariño; En ese momento me dejaron de ver con miedo.

- Nuestros padres murieron hace un año, desde entonces hemos vagado por el bosque solos - Dijo entrecortadamente el mayor llorando, mientras tenía abrazado a su hermano con mucha fuerza.

- Oh, vengan aquí.- Dije abriendo mis brazos, ellos me miran indecisos, avanzan lentamente hacia mí, al estar frente a mí, las abrazo y ellos lloran con fuerza sobre mi pecho.

- No lloren yo los cuidaré ahora serán estarán conmigo- Les dije.

Por alguna extraña razón sentía una conexión con esos niños, sentía como si fueran de mi propia sangre, como si fueran mis hijos.

Inicio de la conexión mental

- La razón de eso es que sus lobos se conectaron con nosotras y crearon un lazo, por eso es que sentimos esto y ahora sabemos que ellos dos son nuestros cachorros.

- ¿Pero cómo? - Pregunto.

- Sus almas se crearon un espacio en nuestro corazón - Responde.

- Ya entiendo, por eso siento que daría mi vida por ellos - Digo.

Fin de la conexión mental

Me separe de ellos, les acaricie el cabello y les limpie las lágrimas con mi blusa.

- ¿Cómo se llaman? - Les pregunté.

- Yo me llamo Aaron y tengo 5 años - Dijo con una sonrisa tan tierna.

- Y yo me llamo Edward y tengo 6 años - Contestó con una sonrisa

- Ok, yo soy Samantha pero también me pueden decir Sam ¿Si? - Les dije.

- Si - Contestaron ambos

- ¿Tienen hambre niños? - Pregunto a ambos.

- Si - Responden, me pongo a buscar que comer.

- Lo siento, si no tienes nada que darnos no tienes que - Lo interrumpo.

- No importa cariño, tengo con que darles - Dije mirándolos tiernamente, tengo que entenderlos, no confían en nadie, desde hace tiempo que no tienen una figura paterna o materna, espero y en un futuro me vea a mi como una figura materna y que se sientan seguros conmigo.

- ¿Enserio? - Dijo Aaron.

- Si - Le sonreí mientras le revolvía el cabello - Pues, ¿Qué quisieran comer?

- ¿Puedes hacernos un sándwich? - Preguntó el pequeño.

- Claro que si pequeño - Le dije apretando sus mejillas.

Después de que les diera los sándwiches a los niños, nos mantuvimos charlando de diferentes cosas, no me imagine que Edward y Aaron se oirían como unos adultos hablando, aunque no fue mucho lo que hablaron, pero creo que las circunstancias que han vivido, los llevaron a maduran a la edad de tan solo, 5 y 6 años, vi que Aaron tenía sueño al igual que Edward.

- ¿Tienes sueño cariño? - Le dije a Aaron acariciándole su mejilla.

- Sí - Responde.

- ¿Y tú? - Dije volteando a ver a Edward.

- Si - Respondió.

- Pues vamos - Les dije tomando a Aaron en brazos y a Edward de la mano.



EsmeCh18

#679 en Fantasía
#805 en Otros
#89 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar