La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

08

Anteriormente

Entonces me encargué de que Aaron y Edward estuvieran en el mismo colegio, lo que me gustaba de ese colegio es que podrán aprender varios idiomas; Yo se hablar muchos idiomas porque cuando era niña mis padres o los que creí mis padres me apuntaron para estudiar idiomas desde que tenía la edad de Aaron, ya que los cambiar-formas nos desarrollamos rápido, es más fácil aprender de pequeños.

<><><> AHORA <><><>

Me levanté a las 5:30 Am para prepararles el desayuno a los niños, baje, les prepare la lonchera y nuestro desayuno, cuando termine, ya eran las 6:20 de la mañana. Subí y primero fui al cuarto de Edward y le dije que se prepara para ir al colegio, después fui al cuarto de Aaron, lo levante, lo bañe y lo arregle, cuando bajamos al comedor Edward ya estaba abajo.

- ¿Cómo amaneciste bebé? - Le pregunte.

- Bien gracias - Respondió.

- Que bueno. - Dije besando su mejilla - A desayunar.

Terminamos de desayunar, subí hice mis necesidades, me solté el pelo con un poco de ondas y me cambié.

- Como no podré traerlos a casa, les cree estos collares, les diré cómo funcionan, los cubrirán con una mano, desearan estar aquí y aparecerán en la casa, también sirven para poder localizarlos, siempre los llevaran con ustedes, pero asegúrense de que nadie los vea, solo lo usarán cuando terminen sus clase y tengan que venir a casa, si por alguna razón pasa algo y tienen que salir de ahí lo usan y desean estar conmigo ¿Si? - Les explique todo.

- Está bien - Dijo Aaron, mientras Edward asiente.

Había decidido crear a dos espectros para que protegieran a mis hijos, para esto utilice magia blanca.

En mi mente solo me imagine a dos personas invisibles a la vista de los demás, solo los podía ver yo, y dependiendo de la situación, mis hijos los podrían ver, ellos solo aparecerán si yo lo quiero.

Los tomé de las manos, los espectros venían detrás de nosotros pero los niños no los veían, los lleve al pueblo y los dejé donde estaba la parada del autobús escolar.

- Adiós Sam - Me beso la mejilla.

- Adiós pequeño - Besé su frente.

- Adiós Samy - Dijo dándome un abrazo.

- Adiós cariño - Lo abrace y bese su frente - Se me cuidan los dos ¿Si?

- Si, hasta luego - Dijeron ambos.

Volví y entré de vuelta a casa, veo el reloj y ya eran las 7:10, arregle mi mochila, fui al garaje y tome mi preciada moto Ducati 1299 Panigale s negra, antes de ponerme el casco, me puse el teléfono-audífono, el viaje al instituto duraba al menos unos 15 minutos pero en mi moto solo se duraban unos 5 minutos.

Estaba por llegar, cuando los contacte para saber cómo estaban los niños.

/// Inicio de la conexión ////

- ¿Ya llegaron los niños al colegio? - Les pregunto

- Llegaron a salvo señorita D'Arcangeli - Responde uno.

- Gracias, se los encargo, y por su bien espero que no les pase nada. - dije con el tono de voz más alto e intimidante.

- Como ordene señorita - Dicen al mismo tiempo.

/// Fin de la conexión ///

Cuando llegue todos los ojos se posaron en mí, pude ver que aquí asisten todo tipo de criaturas mágicas, todos me quedaban viendo, eso es una de las cosas que me incomodan.

Estacione mi moto, me quite el casco y me puse los lentes de sol, mire a mi alrededor, los hombres me miraban con ojos soñadores y lujuriosos, lo que parecía ser el grupo de las zorritas me veían con envidia; Baje de la moto y entre por al instituto.

Fui a la oficina del director y busque mi horario, me tocaba matemáticas en el aula A3; Ya habían tocado el timbre, después de 10 minutos pude encontrar el aula y toque la puerta.

- ¿Sí, qué desea? - Quien abrió la puerta era un hombre de unos 50 años con los ojos negros y el pelo blanco debido a las canas, era un elfo; En ese momento sin darme cuenta libere mi aura. - Su majestad - Dice sorprendido y arrodillándose con rapidez ante mí.

- ¡¡No!! - Susurré/Grité ayudándolo a pararse - No me tiene que reverenciar - Dije al mismo tiempo que bajaba mi aura a un omega como lo tenía anteriormente.

- Claro que sí, usted es mi Reina y le debo respeto - Dijo.

- Pues no - dije con un tono más serio - Para mostrarle respeto a alguien no tienes que ponerte a sus pies.



EsmeCh18

#414 en Fantasía
#491 en Otros
#47 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar