La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

13

Anteriormente


- No, no me pasa nada cariño - Le digo con dificultad.

Los dos estaban llorando junto a mí mientras que yo perdía las fuerzas y Tyler se acercaba a mí.

- Cariño estarás bien - Dijo mientras me tomaba en brazos - Todo estará bien. - En se momento me desmaye.

<><><> AHORA <><><>


Narra Tyler

Después de que Sam se desmayara en mis brazos, corrí todo lo rápido que pude para llegar a la manada, cuando llegue todos me volteaban a ver, mientras que yo solo pensaba en que mi mate estuviera bien.

Entre corriendo al hospital de la manada.

- ¿Dónde está el doctor? - Grité desesperado.

Él llegó corriendo hacia mi cuando oyó que lo llamaba.

- ¿Que necesita Alfa? - Me dice viendo a Sam en mis brazos.

- Ella es su Luna. - Cuando supo quién era Sam, comenzó a llamar a todos.

- ¡¡Una camilla!! Necesito que la estabilicen - Gritó, mientras que yo la depositaba sobre la camilla, empecé a caminar con ellos, no quería separarme de ella.

- Alfa lo siento, pero no puede entrar - Dijo.

- Pero debo de estar con ella - Dije mientras trataba de pasar.

- Lo siento, pero lo único que hará es interrumpir en nuestro trabajo. - Cuando dijo eso asentí y los deje pasar.

Volví a la recepción y me senté en las sillas que habían hay, apoyé mis manos en las rodillas y con estas, me agarre la cabeza, por suerte antes de salir corriendo con Sam en brazos, les dije a dos guerreros que trajeran a los niños.

- Alto no - Levante la cabeza y vi que los niños venían corriendo hacia mí.

- ¿Dónde está mamá? - Se pararon frente a mí y Edward me lo preguntó.

- Los siento Alfa, se nos escaparon, querían ver a su madre.- Me dijo uno de los guerreros, asentí.

- El médico no ha dicho nada, qué tal si se sientan junto a mí a esperar que el médico nos diga que tiene su mami. - Ellos asintieron con los ojos llorosos, volteé a ver a Aaron y le pregunté.

- ¿Quieres que te cargue? - Mirándolo con una media sonrisa en la cara.

- Sí papi - Susurró un poco tímido. Lo cargue y él me abrazó del cuello. Ya estaba acostumbrado a que los niños me llamaran papá o papi, como le dije a Sam una vez, le dije que los amaría como si fueran míos y así paso los amo como a mi propia vida, al igual que amo a Sam.

- Pueden irse - Les dije a los guerreros.

Me senté en el sillón con Aaron en brazos y con Edward a mi lado, pasaron tres horas desde que llegué y la traje. Los niños se habían dormido sobre mí, no querían irse, porque solo querían saber cómo estaba su madre.

Tiempo después, me avisaron que unos vampiros estaban intentando entrar a mi territorio, pero antes de ir a ver lleve a los niños a la habitación donde instalaron a Sam y los dejé acostados en el sofá.

Salí y vi que era Anna y otro vampiro al que no conocía, todos estaban tensos porque ellos no sabían si querían atacarnos, entonces Anna hablo.

- Tyler quiero saber cómo está Sam - Asentí y me quedé viendo al otro vampiro y cuando Anna lo noto dijo - Él es Christopher mi novio.

- ¿No causará ningún conflicto? - Dije desconfiado.

- No, te lo aseguro, no hará nada - Dijo.

Cuando terminamos de hablar los llevé al hospital, fui a la habitación con los niños a esperar que Sam despertara pero Anna y Christopher se quedaron en la recepción.

Narra Sam

Abrí mis ojos y mire a mi alrededor, me di cuenta de que no estaba en mi habitación, sino que estaba en un cuarto de hospital, a mi lado estaba Tyler durmiendo, mientras que los niños estaban acostados en el sofá, cuando intente moverme gemí por el dolor inmenso que recorrió mi cuerpo; Tyler despertó.

- Despertaste - Susurro - Te sientes bien o tengo que llamar al doctor - Dijo preocupado al ver como tenía una expresión de dolor en mi cara.

- No, solo me, duele un poco - Dije entrecortadamente, me dio un pequeño beso. - ¿Porque estoy aquí?

- ¿No te acuerdas de nada? - Preguntó asombrado.

- No, aun no me acuerdo. - Dije en un susurro - ¿Puedes decírmelo?

- Estábamos todos en la cafetería y esperábamos - Después de que él dijo eso, dejé de escucharlo.

Los recuerdos me golpearon como una ola, todos los flashbacks llegaron a mi cabeza, al todo llegar tan rápido, me dio un gran dolor en la cabeza tanto que grité.

- ¡¡Ahh!! - Grité

- ¿Cariño qué te pasa? - Y los niños se despertaron - Voy por el doctor - Él salió corriendo mientras yo me retorcía en la cama, pasaron los minutos; Los niños se levantaron espantados y voltearon a verme.

En ese momento llegan Tyler y Anna a la habitación junto con el doctor que viene con varias enfermeras.



EsmeCh18

#6642 en Fantasía
#8731 en Otros
#1298 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar