La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

14

Anteriormente

- ¡¡No!! Tía Ann quiero estar con mi mamá - Dijo Edward mientras lloraba y se aferraba al cuello de Chris.

- Quiero estar con ella tío Chris, quiero estar con mi mami - Dijo Aaron llorando y escondió su cabeza en mi cuello.

- Niños todo estará bien, su madre necesita descansar. - Les dije a ambos.

<><><> AHORA <><><>

Narra Anna.

Pasaron unos minutos y los niños se durmieron en nuestros regazos.

- No sé cómo siendo tan pequeños pueden ser tan maduros. - Me dijo Chris

- No lo son, solo se comportan así, míralos - Los miró a ambos - Solo son unos niños.

- Solo llevo unos meses de conocer a Sam, pero sí puedo decir que es una excelente madre y que lucha por todos los que ama. - Le dije

- Ella es especial, no tengo tanto tiempo como tú conociéndola pero la entiendo - Lo mire sin saber de qué hablaba - Ella daría su vida por todos, al igual que yo la daría por ti, yo te amo y sé lo que se siente perder a alguien, por eso me arriesgaría al igual que ella, porque Te Amo.

- Yo también te amo cariño - Y nos dimos un beso, sentí que todos los problemas en ese momento se desvanecen, que solo éramos él y yo ahí juntos el uno para el otro, sentí en ese momento que de verdad era mi TuaCantante.

Narra Sam

No dejan de llegarme imágenes a la cabeza, no sabía porque no paraban.

- Sam, si no te tranquilizas tendrán que sedarte - Me dijo Ty.

- Solo...Dame un....Minuto. - Dije mientras cerraba los ojos.

- ¿Doctor puede darle un minuto? - Preguntó Tyler.

- Si Alfa. - Dijo el doctor.

Me concentré en que las imágenes me dejaran de llegar, el dolor se iba calmando, y las imágenes dejaban de llegar.

- Ya estoy mejor - Mientras abría los ojos.

- Luna, yo soy el doctor Luis Manuel - Dijo mientras se acercaba a revisarme.

- Hola Doctor - Dije.

El doctor me reviso los signos vitales, pero cuando iba a revisar mis heridas.

- Qué raro....Sus heridas están sanas - Dijo mientras me seguía revisando - Sé que tienen que sanar rápido, pero lo suyo se curó médica-mente, al instante.

- Uno de mis poderes es el de la curación- Volteo a verme asombrado - Cuando mi cuerpo está herido, sea interna o externamente este se activa y me cura pero las heridas internas durarán más para curarse.

- Aun así no sé cuál es la causa de que se haya desmayado, sé que gasto mucha energía, pero aun así se mantendría consciente.

- La causa de mis desmayo y pérdida de energía, es debido a que ayer, no solo tuve una sino dos visiones, eso me agotó debido a que estas eran mis primeras visiones en el plano real.- El doctor se fue.

- Estaba muy preocupado por ti - Dijo Tyler mientras acariciaba mis mejillas.

- Lo sé, lamento haberte preocupado - Le digo.

- Te amo Sam, si algo te hubiera pasado, no sabría qué hacer. - Dijo con voz triste.

Le acaricié la mejilla, lo atraje hacia mí y lo bese, no un beso apasionado, sino uno en el que le transmitía todo el amor que sentía hacia él.

- Yo también te amo. - Dije mirándolo directamente a los ojos.

- ¿Quieres que traiga a los niños? - Me pregunta.

- Si por favor, quiero verlos - Le respondí.

- Voy por ellos - Dijo mientras salía.

Cuando Tyler salió para buscar a los niños me puse a pensar, tengo que buscar a la manada de mi padre y tomar mi cargo para que así, mis hijos puedan estar más seguros; Los niños entraron, cuando me vieron corrieron hacia mí.

- ¡¡Mami!! - Grito Aaron mientras llegaba a mí y me abrazaba.

- Mamá - Susurró Edward, lo volteé a ver se quedó parado mirándome.

- ¿No piensas abrazar a tu madre? - Le dije con media sonrisa en la cara.

Corrió hasta mí y se aferró a mi cuerpo, lloro como una magdalena al igual que Aaron.

- Ya, ya no lloren - Dije hipando - Estoy bien bebés no me pasó nada.

- Te quiero mucho mamá - Dijo Edward mientras lloraba en mi pecho.

- Y yo te amo corazón - Le dije mientras lo abrazaba más fuerte.

Los niños se durmieron sobre mí, no querían separarse, pues decían que si no, los dejaría, entonces les dije que yo jamás le haría eso, que para probárselos si querían podían dormir junto a mí y así lo hicieron.

<><><><><><>

Había pasado una semana en la que me habían trasladado a mi casa y me curé completamente, como había predicho todos me trataban como, Su majestad, Su alteza o Mi Reina; Durante toda la semana todos los habitantes de la ciudad me fueron a visitar a la casa.

Lo había decidido, hoy iba a hacer una junta con todos en el centro de la ciudad, en donde hay un teatro, en este cabe toda la ciudad; Iba con Anna por el pasillo del teatro, la reunión con todos va a empezar en unos 20 minutos



EsmeCh18

#679 en Fantasía
#805 en Otros
#89 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar