La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

17

Anteriormente

Abrí los ojos y note que no estaba en el bosque, si no que estaba en una casa, me senté sobre la cama y después me pare, pero cuando me paré sentí un leve mareo, volví a sentarme, espere unos minutos y después me volví a parar.

Salí al pasillo, empecé a caminar y vi unas escaleras, la casa era hermosa, tenía un estilo moderno pero a la vez rústico; Termine de bajar las escaleras y me encontré a los chicos y a los dos muchachos que nos ayudaron, Kido y Yared.

<><><> AHORA <><><>

- Luna - Dijeron los chicos a la vez.

- Hola - Les devolví el saludo.

- ¿Cómo estás? - Preguntó uno de ellos.

- Bien gracias - Respondí.

- Pues le doy gracias a la Diosa Luna porque no te haya pasado nada. - Asentí.

- ¿Quieres desayunar? - Pregunta Yared.

- Claro. - Respondí.

Fuimos al comedor, empezamos a desayunar entre conversaciones, los chicos se la pasaban hablando junto con Yared, entonces Kido y yo decidimos salir.

- ¿Quieres salir? - Me pregunta Kido.

- Si claro.

- Está bien - Dijo con una sonrisa, luego volteo hacia los chicos.

- Chicos vamos hacia afuera.

- Ok - Dijeron todos, entonces salimos al patio trasero.

Kido en realidad me caía muy bien, en lo poco que hemos hablado se le nota que es amable, tímida en algunas ocasiones y que también tiene su carácter. En cambio Yared, él es muy simpático, con mucho carisma, caballeroso, y se le ve que está muy enamorado de Kido al igual que ella de él.

Me senté en el césped y Kido se sentó a mi lado.

- Tu técnica con la magia es fascinante. - Le digo para iniciar una conversación.

- ¡Tú no te quedas atrás! - Nos quedamos en silencio, pero no uno incomodo, si no que era bastante agradable, estar con Kido era como estar con una amiga de muchos años.

- ¿Sabes? - Voltee a verla - Antes de convertirme en guardiana, yo era solo una hechicera, desde pequeña siempre he amado el bosque, me he sentido conectada con él - Mientras me decía todo eso miraba a los árboles - Por eso siempre lo protegía, lo cuidaba, no dejaba que nadie le hiciera daño, o por lo menos mientras que yo los viera, la Diosa Luna se me presento en un sueño y me dijo que por la conexión que yo había creado con los bosques, me convertiría en su guardiana- Voltea a verme - Te cuento todo esto porque, siento que en ti puedo confiar.

- Quiero preguntarte algo. - Le digo dispuesta a preguntarle.

- Dime.

- ¿Me preguntaba si Yared y tu querrían irse a vivir conmigo?, así no estarían tan solos y también me ayudarían a buscar la manada de mi padre, Holy Moon.

- Lo hablaré con Yared.

- Ok, pero tiene que ser hoy, porque nos iremos al atardecer. - Asintió.

Después de eso ella se fue por su lado y yo fui por los chicos para ponernos a entrenar.

<><> Horas después <><>

Acababa de atardecer y los chicos terminaban de arreglar las mochilas para irnos.

Empezamos a avanzar para irnos, voltee y vi que Kido no se acercaba, entonces voltee y camine tras los chicos.

Llevábamos 5 minutos caminando y la oí.

- ¡¡Sam!! - Grito Kido y corrió hacia mí.

- ¡¡Kido!! - Grité y luego la abrace. - Pensé que se quedarían, qué bueno que vendrán.

- Lo sé. - Dijo sonriendo - Estábamos empacando algunas cosas y al concentrarme en eso se me olvido decirte que iríamos contigo.- Cuando dijo eso fue que me di cuenta de que cada uno llevaba una mochila y una maleta.

- Oye - Voltee a verla - Sé que por aquí no muy lejos, hay una manada quizás ellos sepan dónde está la manada de tú padre - Dijo Yared y asentí - Se llama Holy Moon cierto.

- Si, bueno avancemos y no perdamos el tiempo.- Le respondí.

Seguimos avanzando, ya después de caminar 5 horas, decidimos descansar ya que era tarde en la noche y recobraremos nuestro camino al amanecer.

Kido y yo dormiremos en una casa de campaña y los chicos en la otra, entre nosotras hicimos que en el interior fuese más espaciosa.

Estaba amaneciendo y me levanto, veo a mi lado y Kido no está, la busco en toda la tienda y no la encuentro.

Salgo afuera y lo que veo me sorprende, fuera de la tienda están todos:

Kido, José, Daniel, Luis, Elvis y Yared, pero hay un problema, el problema de que todos están sostenidos por los brazos por otras personas.

- Por fin despierta su majestad - Dijo uno de ellos con un tono burlón, Kido y Yared me miraban confundidos, ellos no sabían el porqué, de que ellos me llamaran su majestad.

- ¿Qué quieren? - Les pregunto.

- No es obvio - Lo dice con el mismo tono que usó anteriormente.

- Primero suéltenlos - Dije.

- Un intercambio sería justo - Dijo - Tu, por ellos.- Y hay establecí una conexión con los chicos

Conexión mental



EsmeCh18

#420 en Fantasía
#493 en Otros
#47 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar