La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

19

Anteriormente.

¿Por qué le rindo culto si es mi abuelo?

Porque aunque sea mi abuelo sigue siendo el creador, el Dios que en un principio, y quizás en un futuro nos salvó a cada uno de nosotros.

La vida no siempre será color de rosa, pero tampoco vivirás siempre una vida en las tinieblas, como dice un dicho, Al final del camino, siempre habrá una luz en la oscuridad.

<><><> AHORA <><><>

Al llegar a la casa de campaña, nos recostamos y decidimos acostarnos ya que mañana sería un día largo, porque avanzaremos hasta encontrar a la manada de mi padre.

Lo curioso de las manadas, es que las plazas siempre eran un lugar abierto donde todos los cachorros de la manada pueden salir a jugar, las manadas son como una ciudad tienen de todo, centro comercial, cine, absolutamente todo.

><><> Al siguiente día <><><

Al amanecer, todos ya estábamos despiertos, después de desayunar no pusimos a recoger todo, íbamos caminando, miraba a mí alrededor y todo se me hacía conocido, mire hacia el frente y vi que a no más de 1 Kilómetro se veía una ciudad.

- Chicos - Me detuve y los llame.

- ¿Qué pasa? - Dijo José y todos se paran a la par.

- Ahí esta - Dije señalando hacia la manada.

- ¿Quieres que vayamos ahora? - Me pregunto Kido.

- Si - Dije mientras retomamos de nuevo el camino.

- Está bien - Dijeron todos a la vez y me siguieron.

Continuamos avanzando y 1 hora después, ya habíamos cruzado el límite de la manada y estábamos en la entrada.

- ¿Quiénes son ustedes? - Preguntó un guardia.

- Somos de la manada Golden Wolf - Dijo Luis.

- ¿Qué quieren? - Preguntó el otro guardia que estaba a su lado.

- Queremos saber el nombre de esta manada.

- Holy Moon, ¿Por qué? - Preguntó el primero

- Queremos hablar con su alfa - Esta vez hable yo con un tono de voz firme.

- ¿Él los está esperando? - Pregunto.

- No - Respondimos todos a la vez.

- No pueden pasar - Dijeron mientras empezaban a cerrar la puerta.

Los empujé y entré corriendo a la plaza de la manada, mientras lo hacíamos, empezaron a sonar unas alarmas y aparecieron lobos y guerreros a nuestro alrededor.

Todos estaban dispuestos a atacarnos, empezaron a avanzar y entonces cree un campo protector a nuestro alrededor, precisamente en el momento en el que ellos casi nos atacaban.

Veíamos como lo golpeaban e intentaron romperlo, pero lo que ellos no sabían era que mientras yo estuviese viva, nunca caería a menos de que yo lo decidiera.

- ¡¡Basta!! - Dijo el que al parecer era el Alfa, ya que dejaron de golpearlo.

De entre ellos apareció un señor mayor, a su lado venía una señora que aparentemente era su esposa, ya que venían tomados de la mano, cuando al final estuvieron frente a mí, me tambalee, Yared corrió hacia mí y me sostuvo.

///Recuerdo///

Aparecía en esta misma manada, es como si estuviese en una visión, pero es un recuerdo, me di cuenta que era un recuerdo mío.

Veía como una niña de al menos dos años corría mientras que su padre la correteaba y su madre estaba sentada en una silla viéndolos jugar, al fijarme bien, los adultos eran Papá y mamá, lo que significaba que esa pequeña era yo, de la casa salían una pareja mayor y se acercaban a Papá y lo abrazaban, ellos eran la pareja que se pusieron frente a nosotros, pero aquí se ven un poco más jóvenes.

Hijo ¿Cómo estás? - Preguntó el señor mayor.

Bien papá, ¿Y ustedes? - Dijo el que al parecer era mi padre.

Ellos siguieron hablando mientras todo se empezaba a poner borroso y yo volvía a la realidad.

///Fin del recuerdo///

- ¡¡Sam!! - Grita Kido junto con los chicos.

- ¿Estás bien? - Dijo Yared, mientras me ayudaba a ponerme firme en el piso.

- Si - Le conteste.

Al terminar de ponerme bien, camine hacia donde estaban los señores del recuerdo y me puse frente a ellos y quite el campo.

- Abuelo, abuela - Dije en un susurro sorprendida.

- Por Dios - Dijo la abuela mientras empezaba a sollozar, se tapó la boca con su mano.

- Mi niña - Dijo el abuelo y al mismo tiempo acariciaba mi mejilla, ambos se acercaron a mí y me abrazaron, les respondí el abrazo.

- Jamás pensamos que volveríamos a verte - Dijo la abuela, el abuelo se separó de nosotros y volteo hacia los guerreros y demás personas de la manada que están presente, los cuales nos miraban expectantes.

- Ella - Dijo mientras me señalaba - Es mi nieta - Todos empezaron a murmurar - Tal vez se estén preguntando ¿No se supone que ella estaba perdida?, si, durante todo este tiempo, ella estaba perdida, desde ese día, en el cual, nuestra manada fue atacada y perdimos a su Alfa, perdimos, a mi hijo - Dijo lo último en un tenue susurro, en su voz se notaba un toque de dolor.- Pero hoy, ella está aquí, por fin pudo regresar a este, al que es su hogar. - Volvió hacia donde me encontraba parado y dijo. - Les presento a Samantha D'Arcangeli Rice, su Alfa. - Luego de que el abuelo terminara de decir eso, todos se inclinaron ante mí, sonreí, al darme cuenta de que todos me aceptaban como lo que era, su alfa, así será, los cuidare a todos con mi vida si es necesario.



EsmeCh18

#426 en Fantasía
#509 en Otros
#46 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar