La Reina De Los Lobos

Tamaño de fuente: - +

22

Anteriormente

Lo amo, lo amo con todo mi corazón al igual que ha a mis niños, sé que ha Aaron y ha Edward se los demuestro, pero me haré una promesa, trataré con todas mis fuerzas demostrarle a Tyler que lo amo aunque me sea difícil.

Lo intentare.

<><><> AHORA <><><>

Después de que Tyler y yo saliéramos de la oficina volvimos a la sala donde estaban los niños, Yared y Kido.

- Tyler ellos son Yared y Kido - Dije mientras señalaba a cada uno.

- Un gusto - Dijo mientras los saludaba a ambos.

- A ellos los conocimos en el bosque cuando estuvimos en una - Me callé de inmediato porque no quería que Tyler se enterara de los constantes ataques que tuvimos en el viaje, si se llega a enterar que me paso eso, jamás querrá que vaya sola a algún lugar.

- ¿Que? - Dijo.

- No nada, es que me acordé que tengo que hablar con mamá. - Asintió, lo bueno es que soy buena mentirosa si no, me hubiese pillado.

<><> A la mañana siguiente <><>

Estoy en la cocina con los niños ayudándolos con la tarea de la escuela.

- Buenos días mis amores - Dice Tyler al entrar a la cocina.

- Buenos días cariño. - Le respondí mientras le daba un beso.

- Buenos días - Dicen Kido y Yared al entrar a la cocina.

- Buenos. - Le respondemos.

Pasó el desayuno y Yared y Tyler se llevan genial, se tratan como si fuesen amigos de toda la vida.

Al pasar el desayuno, subí a mi cuarto, hice mis necesidades, me cambie, baje a la sala y luego lleve a los niños al colegio.

Luego de llevarlos, llegue a la casa y decidí ir a dar un paseo en el bosque.

Desde pequeña siempre me ha gustado el bosque, me sentía y siento en paz en el, cuando mamá me contó la verdad supe el porqué de sentirme así, me siento así, porque al tener la habilidades de Hadas, Elfos y demás criaturas también adopto algo de lo que hacen en su vida como su lenguaje o el sentirme cómoda con la naturaleza, otra cosa que me pasa con los animales es que por alguna extraña razón los entiendo, no es que me hablen con palabras normales común de un humano o ser mágico, no, es como si nos comunicáramos telepática-mente, pero en realidad no, con los gestos que hacen entiendo todo, en cambio ellos a mí, si yo no les hablaba, con solo mirarlos, ellos sabían lo que quería decirles.

Voy mirando mí alrededor cuando escucho un rugido, no me sorprendo porque en este bosque hay todo tipo de animal.

Camino más adelante y veo a un león tumbado, me le acerco pero me ruge para que me aleje, vuelvo otra vez a acercarme a él, pero lentamente, para que se dé cuenta de que lo único que quiero hacer, es ayudarlo, me acerco totalmente y tiene una rama enterrada en su costado, al concentrarme en escuchar sus latidos, me doy cuenta que están muy débiles, lo único que significa es que:

Está muriendo.

Se me forma un nudo en la boca del estómago, se preguntaran;

¿Porque si es solo un simple animal?

Pasa que los animales para mí son algo sagrado, soy incapaz de hacerle daño a un animal a menos que sea algo de vida o muerte, cosa que espero nunca tener que hacer.

Con mis poderes telepáticos, lo alce para acomodarlo y tenerlo en una mejor posición para sacarle la rama.

Lo acaricio y lo miro, diciéndole con la mirada que le va a doler.

La saco de una estocada y al hacerlo, él ruge, quiere levantarse pero lo inmovilizo con mis poderes para que no se mueva y poder curarlo; Le saque la rama de un tirón, porque si se la sacaba poco a poco le dolería más.

Hago aparecer una botiquín de emergencia, saco una jeringa y la anestesia, para que así no sufra, anteriormente no se la puse ya que si lo hacía, tenía el riesgo de que muriera, al hacer efecto la anestesia, lo empecé a curar, termine y lo levante la mano, haciendo que al mismo tiempo, el león flotara en el aire para llevarlo a la casa de la manada.

Llego al patio trasero de la casa y entonces llamo a Tyler.

Conexión mental

Tyler - Lo llamo con la voz exaltada.

- ¿Sam?, ¿Qué pasa? - Dijo preocupado.

No me pasa nada, solo quiero que salgas al patio para preguntarte algo - Le respondí.

- Te veo allá - Dijo y cerró la conexión

Fin de la conexión mental.

Lo veo salir de la casa a paso rápido, en cuanto me ve se tranquiliza pero cuando ve al león a mi lado frunce el ceño.

- ¿Qué haces con ese león Sam? - Pregunta.

- Quiero pedirte un favor. - Omití su pregunta

- ¿Qué favor? - Dice.

- ¿Podrías dejar que lo tenga aquí en el patio, por lo menos hasta que nos mudemos? - Pregunte.

Lo pensó durante cinco minutos y después dijo.



EsmeCh18

#431 en Fantasía
#517 en Otros
#48 en Aventura

En el texto hay: amorjuvenil, parejas, sufrimiento

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar