La ruleta

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 14. "El comienzo"

Todo es posible en esta vida. Esa frase aplica para lo bueno y lo malo, creí que nunca tendría nada con Alex, que solo eran sueños y alucinaciones que me hacia con Dalia en la oficina, pero resulto ser mucho más que eso. Creímos que nuestros dos amigos estaban muertos, y resulta que no es así, están vivos y contando nuestra historia.

 

Si, es cierto de que Sofia nunca ha vuelto a ser la misma y, que quizas se lleve un buen tiempo encerrada en un psiquiatrico, aparte, de que perdio toda su herencia, el carro, el dinero que tanta paz le generaba, pero ¡Esta viva! ¿No es lo que cuenta? Esteban nos sigue hablando, pero a veces se pone sentimental y tacaño, supuestamente porque no quiere tener nada que le recuerde aquel suceso, sin embargo habla de que nos admira y siempre nos tendra en su corazon, pf, ¿a quien le importa eso? Lo que importa es la amistad. Las cenizas de Catalina tuvieron un final feliz tres metros bajo tierra; al igual que mi Alex y yo. Es suficiente con que en el trabajo nos miren raro. La unica fiel es Dalia. Aún asi todos estamos felices con nuestras vidas, porque "Para adelante, para atras, ni para tomar impulso".

 

Nunca te detengas solo porque has pasado una mala racha, la vida da giros como una ruleta, después de una caída, hay una mano amiga con miles de oportunidades. ¿Qué esperas para hablarle a esa persona que tanto acosas? No dejes que su dichoso encuentro sea en pésimas condiciones, te estoy sirviendo de ejemplo, ve a jugar la partida que dejaste a medias, exprésate, las opiniones son subjetivas, los recuerdos son reales.

 

Esta travesía fue solo la puerta para una linda relación, una amistad, y una experiencia. Nuestra vida apenas comienzan.



Minerva Cepeda M.

Editado: 15.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar