La sucesora

Tamaño de fuente: - +

Batallas

Lucero tenía que estar viajando constantemente, ya que los vampiros estaban esparcidos pero no debía la suficiente sangre y el poder se debilitaba y ella se volvía más débil, el día de su tragedia, ella  estaba en una cabaña, era bastante acogedora con un gran ataúd de cristal, la sala era pequeña con muebles que no ocupaba mucho espacio y una pequeña mesa en la mitad, en la cual había un florero con tulipanes, eran las flores favoritas de Lucero, Lucero descansaba en un sillón en un rincón de la sala estaba demasiado cansada pues el poder la tenía agotada, esa noche una gran multitud se dirigía la cabaña donde se encontraba Lucero, dispuestos a acabar con su vida una vez cerca de la puerta la derrumbaron, Lucero se levantó de golpe.

— ¿Qué creen que están haciendo?

Un hombre sale de la multitud, alto pelo negro, de piel blanca vestido totalmente negro y dice.

— Lucero, te llegó la hora pagarás por haber asesinado a tantos de nosotros, lo que has hecho es imperdonable.

— Acaso quieres que acabe con tu vida Esteban, sabes que no puedes conmigo.

— Sí, tienes razón Lucero, Yo sólo no, pero un ejército viene conmigo, además no has bebido sangre suficiente para mantener tu poder al máximo, estás acabada.

— Sí, puede que sea a sí y que no he tomado sangre, pero aún puedo con ustedes y si muero me llevare a muchas conmigo.

La batalla comenzó la velocidad es impresionante sólo se lograron ver sombras, la aldea ardía en llamas, casas enteras serán derribadas y muchos perecieron en la batalla, Lucero tenía fuerzas suficientes para acabar con muchos pero ya estaba agotada no podía con todos ellos.



Rh robledo

#4344 en Fantasía
#1948 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: aventura vampiros

Editado: 25.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar