La Teoria del Patan

Tamaño de fuente: - +

Quisiera ser ella.

Cuando entro en la cafetería, Sophia esta sentada con otras chicas, sin Todd, pero aún más importante, sin Loukas. Cuando ella me ve sonríe y levanta una mano para saludarme, inmediatamente camino hasta ella. Tiene su bolso justo a un lado de ella, pero lo retira para que yo pueda sentarme.

— Quisiera ser ella. — Dice una de las chicas.

No estoy segura de que esta hablando, hasta que sigo su mirada y veo a Loukas recargado en una pared, pero no esta solo. Mar esta junto frente a él, parecen estar coqueteando.

— Ni siquiera es tan bonita. — Agrega alguien más.

No puedo seguir la conversación, toda mi concentración se dirige solo a ellos dos. Loukas está sonriendo bastante, pero no parece muy interesado en lo que ella dice.

Cuando veo que se separan, prácticamente corro hacia él.

— ¿Qué estas haciendo? — Pregunta mientras me paro frente a él, evitando que camine hacia sus amigos.

Hay una sonrisa en su rostro y creo que esta burlando de mí, pero ya es tarde para cambiar de opinión.

— ¿Qué estoy haciendo? Tenemos que hacer un proyecto de química. — Le recuerdo. — Me has evitado durante dos semanas.

— Pensé que eso era lo que querías. De hecho, estoy seguro de que es lo que me pediste que hiciera. Dejarte en paz, ¿recuerdas?

— Bueno, es que eso era antes. Ahora…

— Deberías averiguar lo que quieres. — Me interrumpe. — Un día me pides que me aleje de ti, al siguiente estas persiguiéndome.

—  Yo no estoy persiguiéndote

La forma en que hace que las cosas suenen me empieza a poner ansiosa.

— Claro que sí, es lo que estás haciendo justo ahora.

— Solo porque tu no dejas de esconderte de mí.

— Apuesto a que no te gusta estar de ese lado del juego.

Por su expresión, puedo adivinar que está reprimiendo su risa.

— No voy a hacer todo el trabajo yo sola. Eso es todo, no me interesa nada mas de ti.

— Si lo harás.

— ¿Disculpa?

— Es que solo soy un pequeño niño presumido, eso es lo que hacemos. Así que puedes ir y hacer el trabajo tu sola o puedes no hacerlo y reprobar.

— También tu vas a reprobar.

— No. — Tiene tanta confianza en si mismo. — Mi muy rico padre hará alguna donación para que yo obtenga la mejor calificación. El proyecto es tu problema.

Idiota.

— Entonces, ¿Por qué me elegiste como compañera?

Encoge sus hombros, como diciendo “No lo sé”. Entonces se marcha, dejándome molesta y confundida.

 

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Capitulo completamente dedicado a Mikaela Wolff Muchas gracias por tus comentarios, sugerencias y apoyo.



SamWONDERSTRUCK

Editado: 21.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar