La Teoria del Patan

Tamaño de fuente: - +

Prologo

(Loukas)

 

Es la peor escuela del mundo.

Nunca había tenido que cambiar de escuela. Siempre el mismo lugar, por lo tanto, lo conozco de memoria. Siempre los mismos amigos, eso te enseña quienes son verdaderos amigos y quienes solo están viendo que pueden obtener de ti. Siempre los mismos alumnos y los mismos maestros… Solo diré que para este punto, mi reputación me precede.

Sin embargo, en una nueva escuela me pierdo entre los pasillos y las aulas, pero cuando te ves como yo, las mujeres siempre son amables. El tema de los amigos lo solucionare rápido. Nuevos alumnos y nuevos maestros, significa que podría ser un nuevo yo o podría volver a forjar la misma reputación.

Tan pronto como entro al salón de clases, busco un asiento libre, pero el chico frente se gira hacia mí y me mira fijamente, somo si pudiera matarme con la mirada.

—Ese lugar ya está ocupado.

—Supongo que está ocupado por mí.

Fantástico, mi primer día y ya estoy buscándome problemas, seguramente lo de la reputación está a punto de quedar solucionado.

Entrecierra los ojos, analizándome.

Recordatorio personal, la escuela puede ser como la prisión, hay que buscarse un lugar y un nombre aquí o los demás se van a aprovechar de ti.

— ¿Quién eres? — No es una simple pregunta, está exigiendo saber quién soy.

— Loukas

Hace un gesto de desagrado.

— Eres nuevo. — No es una pregunta.

— Si.

— ¿Juegas algo?

— ¿Videojuegos, deportes o mujeres?

En mi vieja escuela, con mis antiguos amigos, tenía esa pequeña broma, un chiste local o algo así. Apuesto a que ahora, con un completo desconocido, sonó estúpido.

Después unos segundos, asiente y sonríe, como si pudiera aceptar mi broma.

— No sé, tu dime.

— Soy bueno con el baseball.

Otra sonrisa y vuelve a asentir.

Siento como si estuviera siendo evaluado.

— ¿Qué me dices de los videojuegos?

— Los juego cuando estoy enfermo.

—¿Mujeres?

— A veces yo juego con ellas, a veces ellas conmigo, pero siempre nos divertimos.

Eso es cierto. No lo digo de una manera machista o estúpida. Lo digo en el mejor de los sentidos, me gusta pasarla bien y a ellas también, eso es todo.

— Soy Todd. — Creo que ya le agrado. — Deberías quedarte conmigo, puedo enseñarte todo.

Y así, de la nada, ya podría tener resuelto el punto número dos, el tema de los amigos.



SamWONDERSTRUCK

Editado: 21.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar