La Venganza de las Sombras ⚫ En Curso

Tamaño de fuente: - +

⚫19

SOPHIA.

- Amor. – Sentí como Caleb se acercó a mi rostro dándome un lindo beso en la mejilla, me di la vuelta y me arrope más con las sabanas. – Amor, despierta.

- Un rato más por favor.

- Recuerda que las chicas vienen a buscarte dentro de un rato.

Me di la vuelta de nuevo observándolo con una sonrisa. El me la devolvió y se acercó besándome.

- Buenos días. – Dijo al separarse de mí.

- Buenos días Cielo.

- A levantarse. – Se levantó de la cama y me tendió la mano la cual tome y me ayudo a levantarme de un salto haciendo que riera. – He preparado el desayuno para ti.

- Eso suena perfecto.

Luego de eso bajamos a desayunar junto a Cat y comenzamos a charlar sobre el día de mañana, mi boda. Todo estaba listo, habíamos reservado un lindo y elegante lugar y hoy comenzarían a decorarlo, sin embargo hoy las chicas y yo nos relajaremos en un bar lujoso de la ciudad.

Estaba un poco nerviosa, me preocupaba que Conoor y sus amigos nos atacaran, No quería que ninguno de ellos aparecieran en un día tan importante como mi boda.

Caleb me había repetido miles de veces que había cuadrado muy bien la seguridad con la manada, además de que Rosaly y Eric habían ofrecido algunos de sus guerreros para poder ayudarnos, además de que los ángeles estaban también para respaldarnos, eso me daba un poco de tranquilidad.

- Las chicas llegaron. – Dijo Caleb en mi odio a lo que asentí. – Espero que te la pases súper bien.

- Igual a ti amor, sé que no te veré hasta muy tarde. No se vuelvan locos con la despedida de soltero.

- No te prometo nada. – Dijo burlesco después de darme un último beso.

Me dirigí a la salida donde las chicas me esperaban y subí al auto de Rosaly diciéndonos a El Spa. En el camino charlábamos de lo que haríamos esta noche y cantábamos canciones variadas de la radio.

Llegamos al lugar y entramos enseguida, tras confirmar nuestra cita nos hicieron caminar a la primera parte del día: Hacernos las uñas de las manos y los pies. Según Rosaly esto me relajaría para mañana y en cierto modo estaba funcionando.

- Nos van a quedar hermosa. – Dijo Laura con emoción.

- Esto es muy relajante, no mucho tengo la oportunidad para arreglarme. El trabajo no me lo permite por lo que a veces lo hago yo misma.

- Pues hoy vas a disfrutarlo. – Dijo Rosaly sonriéndole. – Debes cuidar a Sophia por lo que si ella está aquí, tú también.

- Pero Max...- Rosaly la interrumpió.

- Max está protegiendo a Caleb, también es parte de su trabajo. Además, hoy será día de chicas.

- Vale. – Ella suspiro.

- Debes admitir que es relajante. – Me dijo esta vez Cat.

- Lo es. – Dije viendo el resultado de las uñas de mi manos.

- Y espera el Jacuzi, te va a encantar.

- ¡Y los masajes! – Exclamo Laura a lo que todas reímos.

Luego de que las uñas estuvieron listas nos dirigimos a otra habitación. Cuando entre en el lugar de inmediato un rico aroma que me relajo al instante. Nos pidieron quitarnos ropa dejando nuestra ropa interior y nos acostamos en unas camillas. Unas chicas se acercaron y comenzaron a hacernos masajes.

- Esto es asombroso. – Dijo Laura haciéndonos reir.

- Estas súper tensa. – Dijo la chica que hacia mis masajes.

- Mañana se casa y esta súper nerviosa, por ello la traemos acá.

- Es normal que estés así, es un día especial para ti.

- Todo saldrá bien. – Comento Isabel. – Tendré que venir a estos lugares mas seguidos.

Luego de que los masajes terminaron nos dirigimos a un lindo jacuzzi, estaba rodeada de velas aromáticas y pétalos de Rosa. Había una botella de champan con algunas copas y fresas acompañadas de chocolate.

- Espero que les guste chicas, allí están las toallas para cuando quieran Salir de allí.

- Gracias. – La chica se fue de la habitación y todas nos metimos en el Jacuzzi.

- Dios, esto es vida. – Dijo Isabel.

Me relaje al sentir el agua caliente y no pude evitar pensar en que quizás esto se volvería un habito de fin de semana.

- Chicas ¿También piensa que Max es muy guapo? – Pregunto Laura, todas asentimos.

- Obviamente nuestros hombres son mejores pero no podemos negar que también es muy guapo. – Dijo Rosaly y volvimos a asentir.

- ¿Tu qué piensas Cat? – Pregunte en cuanto la vi un poco distraída.

- Es lindo, con el sentí una conexión, no me malinterpreten amo a Derek, pero con el sentí una conexión de hermandad.

- Bueno, tu lo sentiste asi.

- Si bueno.

Bebimos un poco de Champan y disfrutamos de relajarnos en nuestro momento de chicas. Decidimos salir en cuanto acordamos ir a un Club nuevo de la ciudad para divertirnos.

Cat, Isabel y yo entramos a la casa la cual estaba vacía, seguro Caleb seguía con los chicos. Decidí por colocarme un vestido ajustado a mi cuerpo de color Salmon que me quedaba un poco más arriba de las rodillas, con un escote sencillo pero sexy, unas botas de color beige claro y un pequeño bolso tipo sobre de mano de color blanco.



CrazyForever29

Editado: 26.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar