La Venganza de las Sombras ⚫ En Curso

Tamaño de fuente: - +

⚫34

SOPHIA.

Mire preocupada a Ethan que trataba de mantener la consciencia, mientras yo trataba de hacer hechizos sin tener algún resultado. No sabía qué hacer y en estos momentos desee más que nunca el tener a Amelia conmigo.

- Llévenlo al sofá. – Dije y los chicos ayudaron a colocarlo en el Sofá.

- Se ven horrendas. – Dijo Rosaly mientras observaba las heridas asqueada. Ella se alejó junto con Cameron mientras yo trataba de pensar en que podía hacer.

- Ustedes deben de conocer más esto ¿No? – Dijo Eric a los ángeles.

- Nosotros no tenemos la capacidad para poder ayudar con esto. – Dijo Isabel desesperada mientras colocaba una toalla en una de las heridas de Ethan.

Ethan empezó toser soltando por la boca un extraño líquido negro y empezó a perder la conciencia.

- No Ethan. – Tome su mano apretándola asustada.

La puerta fue de nuevo abierta por lo que todos se colocaron en posición de ataque. Una chica entre corriendo a la sala mientras buscaba algo con la mirada, llevaba una capa de color blanco cubriéndola, su cabello era de color gris con algunas mechas de color negro, su piel era blanca como el papel además de que era de baja estatura.

Al verme empezó a acercarse a mí pero los chicos se detuvieron.

- Déjenme pasar. – Dijo con seriedad.

- ¿Quién eres?

- No tengo tiempo para esto. – Ella comenzó a caminar de nuevo.

- No chicos. – Exclamo Isabel pero no hicieron caso.

Justo cuando los chicos iban a atacarla hizo un movimiento de manos haciendo que ellos quedaran paralizados, excepto por Isabel y yo. Me levante de un salto para proteger a los chicos cuando Isabel me detuvo.

- Ella es buena, deja que se acerque. – Asentí dudosa.

Ella se acercó a Ethan y empezó a decir cosas en latín mientras movía sus manos. Pasaba las manos por las heridas de este haciendo que sanaran de a poco.

- Eres una bruja. – Afirme cuando esta termino y Ethan estaba curado.

La chica lo miro unos segundos con una leve sonrisa antes de darle un beso en la frente lo cual me sorprendió.

- Lamento todo el espectáculo causado. – Dijo mientras volteaba a mirarnos.

- ¿Quién eres tu? – Pregunte mientras ella sonreía.

- Mi nombre es Nataly, vengo del clan de los brujos. – Dijo con tranquilidad, la cual en cierto modo no me dejaba del todo tranquila.

Isabel me tomo de la mano dando un leve apretón haciéndome sentir tranquila. La mire agradeciéndole.

- ¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Por qué?

- Primero dejare que se muevan y luego explicare todo.

Asentí y de nuevo hizo un movimiento con su mano haciendo que todos pudieran volver a moverse. Ellos iban a atacar por lo que me coloque frente a ellos al igual que Isabel.

- ¡Chicos! Tranquilos. Ella es buena, salvo a Ethan.

Los chicos me miraron unos segundos y se tranquilizaron pero sin dejar su posición de ataque.

- Ella es Nataly, es del clan de Los brujos.

- ¿Cómo sabemos que estas de nuestro lado? – Pregunto Caleb mientras la miraba con seriedad.

- Muchos de los brujos se han revelado, sin embargo no todos somos malos. – Dijo con seriedad. – Serian amables de decirme sus nombres.

- Ellos son Mike, Caleb, Eric, Rosaly, Cat, Derek,Isabel y Max. Los niños son Thiago, Alice y Cameron. – Dije sonriendo al nombrar a mis bebes.

- Es un gusto conocerlos. – Dijo con una leve sonrisa educada.

- No puedo decir lo mismo – Dijo Rosaly con Cameron en brazos.

- Sé que empezamos con...el pie izquierdo. – Dijo Nataly, me disculpo por ello.

- Nos vamos Sophia, Tenemos cosas que hacer. – Dijo Rosaly ignorándola. – Nos veremos luego chicos. – Ella salió del lugar.

- Lamento eso. – Dijo Eric antes de despedirse e irse.

- Bueno, Sophia es un placer conocerte, Amelia me hablo mucho de ti. – Mi sonrisa desapareció y sentí como Caleb me abrazaba de la cintura.

- ¿Conociste a Amelia? – Pregunte mientras ella asentía.

- Su muerte fue una sorpresa para nosotros, ella era una gran amiga. Me hablo muchísimo de la "hija" que había adoptado, estaba tan orgullosa y feliz de poder tener a alguien con ella, yo estuve a punto de darle un cachorro pero ella no era fanática. – Reí al recordar cómo le ofrecí lo mismo. – Lo lamento tanto, sé que era importante para ti. – Ella limpio mis lágrimas y me sonrió. – Ella no querría verte así de triste. Y lamento si el día de su entierro no pude darte mi pésame y presentarme, tuve que viajar.

- No te preocupes. – Dije mientras negaba restándole importancia.

- Bueno, basta de momentos tristes. – Dijo mientras se acerca a Ethan.

- ¿Cómo llegaste a nosotros justo en este momento? – Pregunto Cat por primera vez mientras Alice dormía en sus brazos.

- Cuando estaba en mi hogar un extraño dolor comenzó en mi cuerpo y supe que algo estaba mal. Instantáneamente mi cerebro me demando ir a una dirección en específica, cuando llegue me di cuenta de que mi compañero estaba herido, sentí su aura llegar hasta aquí.



CrazyForever29

Editado: 26.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar