La Venganza en las Sombras

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 27

Isabel

Mis amigas se van a sus habitaciones y yo me quedo en el comedor con la botella de vino vacía, abro el bote de basura y tiro la botella, apago las luces y voy a la sala de estar ahí en el fondo estaba el bar y saco una botella de Wiski y un vaso, bajo la intensidad de la luz de la sala me siento en uno de los sillones y me puse a pensar en cómo sería mi vida si mi padre no hubiera hecho ese mal manejo en su empresa, claro, mi vida sería muy distinta; me acabo mi trago pero me sirvo otro, uno tras otro y recordé como me había escapado de mi casa o mejor dicho de la casa de mi padre.

Flashback

Llego a la casa con el dinero que me había dado Mariano para que mi padre hiciera uso de él, era como decir las ganancias que tenía mi padre. Él nada más me daba el 40% de lo que le daba a Mariano. Mi padre ya me había informado cuánto dinero le iba a dar Mariano en esta entrega, cada vez que sabía le daba la cantidad en un papelito a Richi para que empezara a falsificarlos y tenerlos listos para el día de la entrega que era cada semana mi padre ni cuenta se daba, a Richi lo conocí en este mundo del narcotráfico, pero cuando lo conocí sabía que yo no quería estar ahí, nos volvimos cercanos con el tiempo y cada vez más en confianza lo cual a mí me gustaba, Richi siempre me ha visto como la hermana que perdió en un accidente de auto en donde iba sus padres y su hermana pero lamentablemente ninguno sobrevivió, me partía el corazón en dos desde entonces él siempre me ha apoyado en todo.

Cuando llegué a casa y estacioné mi auto, saqué la maleta con el supuesto dinero que me entregó Mariano entonces entro a la casa y voy directamente al despacho de mi padre.

- Hija que bien que ya regrésate -me dice mi padre feliz

- Si padre y no tuvimos ningún problema con la entrega además Mariano te mando esto -le doy la maleta a mi padre

- Que bien que Mariano me esté colaborando muy productivamente -me dice mi padre con una cara contento como si fuera eso una fiesta

- Padre dime una cosa hasta cuando vas a seguir con esto -le digo tratando de sacar mis conclusiones para decidir si irme o no

- Hija en este mundo del narco hay dos caminos... -me dice mi padre pero esa frase ya la tenia de memoria tanto así que lo interrumpí y terminé yo misma la frase

- Si padre lo sé la muerte o la cárcel -le digo

- Exacto, ves hija de que si sabes a las consecuencias de esto así que ya sabes de que tú no te vas a salvar -me dice mi padre sabiendo perfectamente que esas palabras me acorralaban

- Padre, pero yo quiero estudiar la universidad -le digo tratando para que cediera un poco por lo menos

- Eso es para personas perdedoras hija en esto no te va a faltar nada -me dice mi padre sin saber el dolor que me causaba en saber que no me apoyaba

- Pero padre... -le insisto

- Pero nada hija tu no vas a ir a la universidad y punto -me dice mi padre enojado

- Esta bien padre lo que tú digas, pero eso si te digo, nunca te voy a perdonar por lo que me estás haciendo, mi vida me la destruiste -le decía a mi padre, pero ya tenía el mango de mi arma en las manos

Y salí corriendo del despacho sin esperar que me diera el 40% de lo que me tocaba, al fin de acabo de todos los trabajos que he hecho con mi padre tengo más de 100 mil millones de dólares para poder huir, llego a mi habitación corriendo y cierro la puerta con llave. Cuando entra a mi celular un mensaje de Sophie codificado de los puntos en donde tenían las cámaras de seguridad y la ubicación del auto que mi padre me había comprado, pero ya tenía listo otro auto para salir del país con los pasaportes y todo lo demás también iba en el mensaje el punto de encuentro que tenía con Sophie y Ricardo.

Llegando en la madrugada ya mis padres estaban durmiendo incluso mi hermana, me partía el alma por dejarla pero ella jamás lo entendería así que mejor es de que me valla sola y lejos, salgo de las sabanas y jalo la maleta que estaba en mi closet y un lazo, abro mi ventana para salir al balcón, amarro el lazo a la cama, me pongo en los hombros la maleta y me subo al balcón agarro el lazo y una arnés y bajo con el mayor silencio que puedo cuando toqué el suelo salí disparada al auto nuevo que mi padre había comprado tire mi maleta al auto lo arranque y tome velocidad hacia el punto de encuentro para ese entonces los guardias estaban disparándole al auto.

Llegue a una casa abandonada y de esa casa salió Sophie y Ricardo de ahí

- Pensé que no lo lograrías -me dijo Sophie dándome un abrazo

- Pero lo logré y por cierto donde están mis amigas? -les pregunto

- Están adentro asustadas porque fue como un secuestro lo que hicimos -me contesto Ricardo

- COMO SE TE OCURRE HACER ALGO ASI??? -les digo a las dos pero enojada ellas son como mis hermanas

- Tranquila y ven conmigo -me dice Ricardo tratándome de tranquilizar

Cuando entramos las tenían sueltas pero encerradas en un cuarto y cuando me vieron entrar en esa habitación me abrazaron

-Amiga tu también secuestrada? -me dice Hanndy

- Tranquilas ellos son mis amigos -le digo

- COMO? -me dice Rocío alterada

- Si, pero necesito contarles algo y preguntarles si quieren venir conmigo -les digo para justificarme lo que estoy haciendo



Mar_Corazón

#3983 en Joven Adulto
#2931 en Thriller
#1294 en Suspenso

En el texto hay: narcotrafico, venganza y sufrimiento, amor

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar