La Vida Cabal

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1 ✔

LUISA

Suena mi despertador, maldito sea el día en que nací me levanto de la cama y me dispongo para ir al instituto, me baño con agua muy caliente, me gusta que mi piel se torne a color rojo por la temperatura. Salgo de la ducha en 10 minutos y me visto, me pongo un pantalón negro con un top y encima una camisa verde, tenis y un saco con capucha gris. Recibo un mensaje y miro es Lucas (mi novio) tiene un auto que su padre le obsequio y a pesar de que no vivimos en el norte de la ciudad tenemos nuestros lujos.

'Paso a recogerte en 10 minutos'

'Está bien —respondo'

Bajo las escaleras con mi mochila, abro la nevera y tomo un yogurt, me lo como con cereal es mi comida favorita, aparece Laura (mi mamá) me observa y lo único que hace es calentar un poco de café y sale de la cocina sin saludar, nuestra relación antes era muy buena hasta que sucedió eso.

Dejo de pensar en Laura, desayuno y a penas termino suena el claxon del auto de Lucas, boto el recipiente a la basura como reciclable y salgo de la casa guardando mis audífonos y celular en el bolso, subo a su auto y beso sus labios.

- ¡¿Cómo está? la chica más sexy de este mundo! —dice Lucas y lo único que hago es sonreír

- Bien con frío y tú, ¿qué tal? —respondo mientras dejo la mochila en la parte de atrás del auto

- Bien con ganas de hacerte mía —dice de una forma muy cruda

- ¡Ay dios!, Vamos mejor al instituto —digo y arranca el auto

- Qué tal todo en casa —pregunta y me pongo incómoda. No me gusta comentar mucho mi situación, pero al final él estuvo conmigo en momentos difíciles

- Nada nuevo —respondo me mira como si estuviera diciendo mentiras— bueno papá llegó otra vez borracho, mamá recibió uno que otro golpe, luego mi papá salió que se iba a acostar con una prostituta dejando a mi mamá sola llorando —suspiro— luego mamá volvió a consumir coca y yo me fume un poco de marihuana

- Odio cuando haces eso —dice mientras gira a la derecha

- Pero mira quien lo dice, el novio que le vende la droga a su novia —suelto la carcajada y Lucas me fulmina con la mirada, el vende droga porque le genera un ingreso demás. Yo alzo mis hombros y vuelvo a hablar— además estaba sola no corro peligro —me toco mi mentón— solo estoy en peligro cuando lo hago contigo —me llega a la mente todo lo que hemos hecho drogados

- Disculpa —se toca su pecho todo indignado

- Obvio si, yo sería una chica virgen sin una gota de alcohol o de...— me interrumpe

- Mejor cambiemos de tema

- Bueno y ¿qué tal todo con tu negocio? —preguntó mientras retiro la cutícula de mis uñas

- Bien, ¡llegamos! —levantó la mirada me besa y sale del auto. Recojo mi mochila y camino a mi casillero guardó en esta mis libros mi colegio es muy grande ya que es público, sus patios, el auditorio y todo lo que lo conforma. Reviso mi horario y me dirijo a la aula de clase, según mi horario dice que tengo matemáticas y yo amo esa materia.

Desvío mi mirada al grupo de chicas populares de mi colegio todo el mundo las conoce por su inteligencia, también porque sus padres se mantienen dentro del colegio asistiendo a las reuniones de consejo a padres, me fastidia verlas son tan hipócritas entre sí, se hablan mal a sus espaldas y solo lo hacen por tener fama son capaces de todo y no solo eso son muy predecibles y a cualquiera aburre sus actitudes.

Todos chicos a mi alrededor tienen un volante, me acerco a una chica cuyo cabello es castaño claro con pecas en la cara y que se encuentra absolutamente sola, le digo:

- ¿Qué es eso? —no me responde giro mis ojos y se lo rapó fui amable con ella, leo rápidamente y es una invitación del festival de verano que va a haber en la ciudad es entrada libre, me suena la idea— toma, gracias —le sonrío y sigo caminando ella se queda estática no sé porque me tiene miedo.

- De nada —la escucho responder. Llego a mi salón y empieza la clase todo iba muy bien hasta que llamaron al profesor para una reunión con urgencia, luego de eso tenemos dos clases libres aún no termina la reunión; Lucas está con su grupo de amigos y yo sola la verdad no me gusta estar acompañada, prendo mi cigarrillo y le doy una calada a este, fumo por gusto y porque es el único que entiende mis penas. Lucas me ve y ni se inmuta en saludarme o preguntarme cómo estoy o decirme que no fume en el instituto, la verdad nuestra relación va de mal en peor al menos me recoge vamos a fiestas públicas, más no compartimos tiempo como antes, hasta sospecho que me engaña con una tal Lucía y a quien le miento me duele un poco, pero estoy con él porque me vende droga o eso creó.

Pasa la jornada escolar y me compro una hamburguesa llamó a Lucas para que venga al parque y asistamos al festival me dice que llega tan pronto almuerce, me siento en una banca para terminar de comer mi hamburguesa junto a una Coca-Cola (mi refresco favorito), comienza a hacer frío y me produce ganas de orinar me levanto para buscar un baño ya que el baño del parque debe estar sucio y me rehúso a entrar a estos.



Un sueño imposible

Editado: 10.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar