La vida rebelde de Jacob.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2.

Abro los ojos ante un molesto sonido, veo a mi lado y extiendo mi mano hacia la estúpida alarma, la apago y voy directamente hacia el baño. Me ducho y luego me pongo mi ropa para luego bajar hasta el comedor para desayunar y antes de salir por la puerta unas palabras me detienen en seco.

Buena suerte hijo, te amo- dice mi madre al verme listo de camino al infierno.

Contesto con un simple gracias, tomo mis llaves y salgo en seguida de la casa. 
Mientras me dirijo hacia la universidad, recuerdos de los amigos me persiguen, trato de distraerme con un poco de música, lo consigo con dificultad. 
Después de media hora de recorrido llego hasta la puerta de la universidad, respiro profundo y busco directamente mi salón de clases.

Me siento casi cerca de la puerta, saco mi libreta de apuntes y mis bolígrafos. Cuando menos siento veo como un señor bien  arreglado entra al salón y me imagino que ha de ser el docente encargado de la materia, me quito mis audífonos y presto atención al señor.

Buenos días jóvenes mi nombre es James Sullivan, seré su maestro de anatomía, espero el 100% de su esfuerzo para con ni materia- nos dice el con mucha paciencia.

El día de hoy hablaremos de la región craneal- nos menciona sacando un inmenso libro rojo.

El empieza la clase y yo anoto cada cosa que siento importante.

---

El día pasa tan lento- digo para mi mismo.

Decido ir a caminar por el campus, a "explorar". Empiezo mi recorrido por un pasillo lleno de hermosos murales, y termina llegando hasta una espaciosa biblioteca, luego llegó a una gran estructura que parece un teatro, después veo un gran campo con protectores inflables y banderas ondeando en cada lado del campo, mi mente trae rápidamente la respuesta hacia mi; un campo de paintball, creó que después de todo esta universidad no es tan mala.

Mis pensamientos son interrumpidos por la alarma de mi reloj de mano, me indicaba que era hora de regresar a mi ultima clase.

---

Terminan las clases y salgo rápido del salón para dirigirme a mi casa, pero algo interrumpe mi camino...

Hey, hey, tu espera- corre una rubia hacia mi dirección- uff al fin me escuchaste, dejaste tu libreta en tu escritorio.

Gracias- le digo un poco cortante

Lindsay- me dice de repente

¿Lindsay?- le digo yo con un toque de ingenuidad

Mi nombre Lindsay Stevenson ¿y tu? ¿Como te llamas?- me dice la rubia con una sonrisa en su cara

Jacob- le digo con un tono de pocos amigos

"Vaya que chica más fastidiosa"- digo a mi subconsciente, ahora lo que menos quería era hacer vida social.

Mucho gusto Jacob, bueno ya me voy nos vemos mañana en la clase del Señor Woods.

Veo como la rubia sigue su camino hacia su auto. Empiezo mi trayecto hacia mi casa, para llegar cuanto antes a mi cuarto, ya había sido demasiada vida social.

---

Llego a mi casa y veo mucha decoración rosa por toda la sala, veo un pastel de avellanas en la mesa y a mis padres preparando los últimos detalles del cumpleaños de mi hermana.

Rayos lo olvide por completo- me digo a mi mismo- bueno otro cumpleaños sin un regalo de parte mía no le afectará.

Cuando estoy a punto de subir mi padre me dice:

Hey Jacob ¿por que no nos ayudas un poco?- me dice mientras acomoda unos globos en la pared.

Tengo un ensayo que hacer- les digo a mis padres para que me dejen subir.

Vamos Jacob ayudanos un poco,  y de paso nos cuentas como te fue en la universidad- me dice mi madre con una leve emoción en su voz.

Me decido en ayudarlos de mala gana, dejo mi mochila en la escaleras y tomo los globos más próximos a mi, los colocó en la pared cerca de la puerta.

¿Como te fue hoy hijo?- me dice mi madre buscando los platos y unos tenedores para ponerlos en la mesa?

Pues normal, llegue, me senté,  escuche las clases y me fui- digo con un poco de indiferencia

Vamos hijo- me dice ella con tanta paciencia- debes de haber disfrutado algo

Lo único "genial" que hice fue observar todo el campus- le digo a ella tomando los últimos globos

¿Te gusto cierto?- me dice ella pasándole a mi padre una cartel que dice: "Feliz Cumpleaños Charlotte"

Es genial pero prefiero más mi cuarto- miento a mi madre para no admitir mi derrota

Vamos Jacob no te cierres tanto- me dice ella con una linda sonrisa en su rostro

---
Poco a poco la sala se llena de chicos y chicas pubertas, esperando a la mocosa de mi hermana. Al oír pasos en la puerta todos excepto yo se esconden detrás de algo, veo con mi hermana cruza por el umbral de la puerta y todos al unísono gritan:

¡Sorpresa!

Yo solo miro con una cara de pocos amigos a cada uno de los jóvenes esperando la hora del pastel para irme a mi cuarto.

Llega el momento que esperaba, tono mi plato con pastel y me escabulló hasta mi cuarto, al entrar llevo un pedazo de pastel a mi boca y tomo mi laptop.

Me pongo a terminar mi ensayo y cuando lo finalizó lo veo con afirmación y lo pongo en mi mesa de noche. Cuando el sueño llega hacia mi, dejo mis lentes en esa misma mesa y me dirijo a ponerme mi pijama y antes de dormir, un recuerdo de esa rubia viene a mi cabeza. Me siento tonto al recordarla y antes de quedarme totalmente dormido digo:



Ivan Alvarez

#7794 en Otros
#860 en Acción
#1155 en Aventura

En el texto hay: enemistad, pandillas, drogas

Editado: 31.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar