La Voluntad de la Estrella Hermética (libro 1: La sala 9)

Tamaño de fuente: - +

Episodio 1: Escena primera

 

 

 

--En el espacio Etéreo. A bordo de La nave Escaramuza. En algún lugar del Sector Heráldica--

La Escaramuza está siendo atacada. Es una nave de éter con forma de cuarto creciente, construida con chatarra procedente de otras naves desguazadas. Le persigue toda una flotilla de etereomotrices (1), estas ya de última generación, con el símbolo de la Clave de Gevaudan  en sus cascos, una aspa simétrica y vectorial, de color blanco, con circuitería en verde y un ojo romboidal en el centro.

La Escaramuza dribla los pulsos de energía que intentan destruir sus propulsores. Su casco ha recibido varios impactos y humea de manera intermitente.

En el interior los chasquidos y chirridos se acompasan con la alarma de emergencia. Dos mujeres hablan a gritos mientras intentan coordinar las maniobras de evasión.

GERTRUDE, la Capitana de La Escaramuza tiene unos 65 años, es una humana enjuta y ágil para su edad, posee un atractivo físico aún discernible en las escasas zonas del rostro que deja al descubierto. Viste de verde y blanco, los vestigios del burdo disfraz que había utilizado para infiltrarse esa mañana en el complejo de los Hijos de Gevaudan (2). El velo monacal de su disfraz le cubre estratégicamente el rostro hasta los pómulos. Vocea maniobras y coordenadas a la piloto.

SANDOZ es la piloto oficial de La Escaramuza. Mujer humana de piel tostada y cabellos castaños, de fisionomía curvilínea y contundente, poseedora de una lengua mordaz, y atrincherada en sus supuestos "cuarenta". Viste también el falso hábito, aunque ya se ha desembarazado de la parte superior, dejando ver una camiseta de tiras marrón. Es una mujer muy alta, de casi un metro noventa. Tiene un brazo mecánico de titanio y una boca capaz de avergonzar a un estibador de carga, en aquel instante hace lo que mejor se le da: interpelar a su capitana.

 

SANDOZ

(imitando, burlona, a su compañera),

Entrar y salir, Sandoz, ¡paaaan comido!

 

GERTRUDE

Sandoz querida, no es el momento, me gustaría no morir hoy.

 

SANDOZ

(maniobrando la nave desesperadamente)

A tu edad, deberías hacerte a la idea.

 

GERTRUDE

Prefiero que no sea una muerte cruenta. Las opciones son ahogarnos en el Éter, morir incineradas por la explosión del casco o que nos capturen y nos torturen.

 

SANDOZ

¡Oh, si hay menú y todo!

 

GERTRUDE

¡Yo no tengo la culpa de que no siguieras las instrucciones!

(grita alarmada)

¡Flanco izquierdo, ráfaga de pulsos! ¡Pon atención, mujer!

 

SANDOZ

(estabilizando la nave)

¿Perdona? ¡Seguí tus instrucciones!

 

GERTRUDE

¡Pusiste una bomba en la puerta de la cámara restringida! ¡Atrajiste a media hermandad!

(gritando)

¡Asciende, asciende!

 

SANDOZ

(librándose por los pelos de la muerte)

¡Ay Santa Ingrávida, patrona de los vuelos! ¡Qué cerca estuvo!

 

GERTRUDE

(tecleando en la consola de vuelo)

¡Dime la verdad! ¡Tu religión es inventada!

 

SANDOZ

(ignorando el último comentario)

Tus instrucciones fueron: Reduce al guardia y usa su dispositivo para abrir el acceso al área restringida.

 

GERTRUDE

El dispositivo de apertura. ¡No una granada de pulso!

 

SANDOZ

Era un dispositivo ¡y lo llevaba encima!



Mazemancer

#1540 en Ciencia ficción
#8222 en Otros
#1225 en Aventura

En el texto hay: ciencia ficion, space opera, aventuras superacion

Editado: 08.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar