La voz de un ángel

Tamaño de fuente: - +

8. ¿Cazafantasma?

 

Narra Samantha

 

Tenía que haber tomado el consejo de Iván cuando me dijo que ignorara la llamada de Liam, de esa manera hubiese evitado estar encerrada en un ascensor junto aquel que decía ser mi ángel y que a su vez provocaba en mí una extraña sensación de querer salir huyendo de su lado pero que al mismo tiempo hacia que deseara lo que él tenía. Sin embargo, no sabía que era. Esa sensación provocaba que me sintiera incomoda. 
¿Qué tenía él que hacia que lo deseara tanto? No era atracción física, pero no iba a negar que era un joven atractivo. Era algo más que una simple atracción, algo más allá que un deseo carnal, algo que no sabía como explicar. 

—¿No vas a responderme? —preguntó sentado en el suelo con su codo apoyado a su rodilla. 

—Estamos atrapado en un ascensor y tú solo piensas en que no te he respondido. ¿Crees que eso es normal? —pregunté nerviosa y a la vez furiosa por quedarme encerrada en el ascensor del centro comercial del pueblo. No me gustaban los ascensores por el miedo de quedarme encerrada, hasta que finalmente me quedé atrapada en uno. Intentaba que no se me notara pero los nervios se reflejaban en el movimiento de mis piernas que no paraban de moverse de un lado a otro. Quería salir rápido porque no podía sacar la idea de podía morir. 

—Intento hacer que pienses en otra cosa. Se ve que estás muy nerviosa. Pero, tranquila que no vamos a quedarnos toda la vida en este lugar. 

Dejé de mover mis pies. Al final lo descubrió. Solté un suspiro. 

—¡Cuánto tardan! —grité acariciando mi rostro con las palmas de mis manos. 

—Venga, dame una respuesta. ¿Me vas a contratar si o no? No es tan difícil.

—Creí que solo te ibas a quedar hasta el verano. 

—Eso depende. 

—¿De qué?

Prefirió guardar silencio y yo no insistí. Aunque moría de curiosidad por hacerlo, pero le di una respuesta a su pregunta.

—Está bien. Podría contratarte unas horas 

Me miró con una sonrisa, luego me dio las gracias. 
Ya había pasado media hora desde nuestro encierro. Mis nervios aumentaron haciendo que empezara a sudar y a decir muchas incoherencias. Liam se acercó hasta mí para controlarme. 

 —No vamos a morir aquí. 

—¿Cómo lo sabes?  ¿Y si el aire se nos acaba?

—Eso no va a pasar. Hay rendijas de aireación —respondió lanzando unas miradas a esas rendijas, yo seguí su mirada.

—Por lo menos intenta abrir las puertas para ver si podemos salir por nuestros propios medios.

—No creo que eso sea apropiado. Podría hacer que la situación empeore. Es mejor esperar a que vengan los especialistas. 

Lo miré fijamente pero pensar en la idea de que el ascensor se desplome me llenó de terror. 

—¿Y si se desploma? Puede ser que muramos en el acto —dije con horror.

Él me tomó de las manos. 

—Algunos ascensores tienen un freno automático para evitar eso que dices.

—¿Hay alguna respuesta que no sepas?

—Posiblemente.

Arrebaté mis manos de las suyas, pero él intentó calmarme preguntándome cosas de mi vida y mi respuestas siempre mencionaban a Iván.

—Cada vez que hablas de Iván es como si él aún estuviera vivo —comentó con curiosidad. Inmediatamente me puse nerviosa. 

—Aún lo está en mi corazón —respondí nerviosa—. No me he acostumbrado a su muerte. 

Guardamos silencio durando unos breves segundos. En ese momento las luces empezaron a pestañear haciendo que pensara que era Iván o que la situación iba de mal en peor. Luego escuchamos las voces de aquellos especialistas que habían venido a sacarnos. 

—¡Por fin! —exclamé con gran alivio.

—Ya pronto saldremos.

Asentí con una sonrisa. 

—¿Crees en los fantasmas? —pregunté con curiosidad. Me gustaría saber lo que la gente pensaba, porque no podía creer que estaba loca o que la muerte de Iván me daba por verlo. No podía creer que se trataban de imaginaciones mías y de vez en cuando esa duda invadía mi mente. Tenia que ser  real. Igual tenía miedo por su respuesta ya que Alexa me había mirado con mucha pena. Me gustaría contárselo pero ¿cómo iba hacerlo si pensaba que estaba loca?



Mady

#28 en Paranormal
#284 en Fantasía
#210 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: demonios, amistad, angeles

Editado: 18.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar