Lagrimas Del Corazon

Tamaño de fuente: - +

2

Erick

El despertador sonó temprano, no quería levantarme, pero hoy comenzaba mi madre a trabajar en un internado de mujeres, tal vez eso era lo único bueno. Las mujeres en él internado.

Me levante muy temprano falta un hora para que mi madre tenga que irse, pero yo voy a preparar mi cuerpo, como cada mañana.

Mire la hora 4:00 am , si corro un rato, seguiré con mi buena forma, así que me puse una sudadera y una camisa sin mangas.

Daré una vueltas a él colegio, así conoceré cada instalación del lugar. Tome mi celular y encontré un mensaje de Kristian.

Hola, wey dijiste que hoy nos veríamos, así que te espero a las seis en la entrada para recibir a las chicas.

Faltan dos horas para eso, claramente podre correr un rato antes de todo, esto.

Coloque una buena canción, en mi celular para despejar mi mente y mientras corro.

***

Luego de correr una hora, ya debía regresar con mi madre, ella debía levantarse para recibir instrucciones y yo conocería a Mario, del hijo de la rectora.

Estaba completamente sudado, caían chorros de mi pelo, estaba muy pegado y mi ropa también.

Deje él despertador al lado de la oreja de mi madre, para que se levante mientras yo me baño.

Me metí en la bañera de mi habitación, estaba lejos de la de mi madre, y no tenia de que preocuparme ya que ella no se daría de cuenta si salgo o entro, por la posición de mi habitación.

Él agua fría caía, por todo mi cuerpo. Me ayudará a relajarme algo, hoy conoceré a muchas chicas, nuevas.

Mientras me echaba jabón escuche él despertador de mi madre, claramente todavía estaba a tiempo para quedar muy guapo para las chicas, seré la envidia de los chicos. querrán ser como yo.

Cuando por fin me decidí salir del baño, busque en mi ropa algo para conquistar y que mejor que unos jeans y una camisa de botones 3/4 azul oscuro.

Me peine súper bien, busque mis tenis negros y me hecho perfume para quedar de infarto.

Cuando revise mi teléfono, tenia un mensaje de Kristian.

Hay wey, si contestaras los mensajes seria mejor, nos vemos en 20 minutos en la entrada las chicas no se demoran y Mario menos.

Claramente, este hombre le gusta ver llegar a las mujeres con sus hermosas ropas, decidí responderle.

Calma bro, ya estoy listo solo miro si mi tía se levante y como algo para ir a ver nenas.

Si alguien viera mi manera de escribí dirá que es falsa, pero yo hablo diferente con cada mujer, nunca les dio amor, eso es una ilusión para ellas claramente eso nunca.

Cuando me mire pro décima vez al espejo me propuse salír para encontrarme a mi tía sirviendo él desayuno

-hola, hijo te vez guapo.- yo le di un beso en la mejilla.

-gracias madre.- mire lo que preparo, huevos y tocino.

-siéntate, y me cuentas para donde vas.-no dejaría de ser curiosa nunca.

-voy a encontrarme con los chicos en la entrada en 10 minutos.-dije y mi madre me miro a los ojos.

-por favor, ten cuidado no cometa ninguna locura hijo, pero divierte té, claramente yo debo ir a reunirme en él gym, del edificio para esperar a las chicas.-mi madre comió rápido y salio de la habitación, yo solo toque él desayuno y también salí.

Creo que perderme de este sitio no seria, fácil ya conozco todo él lugar, se donde se guardan los carros, lo bueno de este lugar es su desinterés en la seguridad y que nos deja hacer lo que queramos con quien queramos.

Cuando por fin llegue a la puerta hay estaba, Kristian y otro hombre, mucho menor que él, pero claramente no pasaba nos 22.

Me acerque hasta donde ellos y no tardaron en notarme, a los alrededores habían varias chicas llegando.

-Erick amigo, te presento a Mario Méndez un gran amigo.- el otro hombre me tiende la mano y yo la recibo.

-un placer, Erick moreno.-dije serio, no era ninguna mujer.

-lo mismo digo.-dijo él En él mismo tono.

-chicos, por favor que seriedad, miren acá vienen chicas.-muchas mujeres empezaron a entrar en autos, cuando se bajaban podíamos ver su belleza, para mi todas eran nuevas, pero para ellos algunas ya eran usadas.

-mira, catrina con la que yo me acosté primero y luego tu.-dijo él hombre conocido como Mario.

-no me acuerdes, pero mire quien viene haya, Keith.- no sabia de quien hablaban, mire un carro que acababa de llegar y de él se bajo una hermosa mujer, alta de pelo negro, ojos verdes buen cuerpo.

-esa chica, toda un celebrito.-cuando escuche eso, toda esperanza se fue, es una nerd o que.

Espere que la chica estuviera mas cerca para mirarla mejor.

-Keith hola cariño como estas.-es bastante seria, ella dirigió su mirada hacia mi y me detallo muy bien, pero yo no me quede atrás es muy hermosa.

-Mario veo que están de casería.-soltó ella dirigiéndose de nuevo a Mario, él soltó una carcajada por su respuesta.

-no crees que es lógico.-ella puso los ojos me blanco.

-bueno, Keith aprovechando que estas acá quiero que seas la primera en conocer a Erick moreno él sobrino de la coordinadora.-me vuelve a mirar, pero esta vez solo a los ojos.-Erick te presento a Keith Miller la chica nerd de la escuela.



Angie Zambrano

Editado: 19.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar