Las 3 Guitarras

Tamaño de fuente: - +

17 De Vuelta a las Competencias.

Eran los preparativos para la gran competencia del mes de marzo, y ahora comencé a trabajar en equipo como amigos finalmente Leila y yo, con el tiempo Bruno y un chico que también estaba en el equipo azul, me empezaron a considerar un gran amigo; aunque la verdad casi el 80% del equipo no me parecían buenos sujetos, no tenía enemigos, pero no me gustaba su forma de pensar y competir, a tal grado de que llegaron a hacer trampa en muchas ocasiones. A excepción de Leila, Bruno y unos pocos amigos más, no convivía mucho con mi equipo de este año.

Recuerdo que durante las siguientes semanas continúe visitando a Dora, pero cada vez estábamos más en materia de amigos solamente. Esto no me hacía sentir muy feliz, ¿pero que podía hacer?, no podía obligar a Dora a algo que ella no quería, y es algo que nunca hare con nadie.

Bruno finalmente me presto una de sus guitarras, y yo le había pedido en especial una guitarra modelo les paul color roja que dijo que si quería me la vendía, cosa que no podía hacer, porque no tenía dinero para pagarla, pero aun así el acepto prestármela unas semanas.

Melody estaba en el equipo amarillo y en consecuencia toda su familia la apoyaba, creo que eso es lo que todo el mundo haría, todo por la familia.

Platicaba en muchas ocasiones con Leila mientras estábamos en el equipo, pues al haber pasado tanto tiempo sin hablarnos, teníamos que volver a conocernos, aún seguía tan contento de que pudiésemos volver a ser amigos.

Una tarde me había llegado la terrible noticia de que mi abuela había fallecido, fue un gran golpe para mí, me sentí muy triste aquel día, había visto a Dora ese día anteriormente, pero no le comenté nada, ya que no quería que solo la buscaba para contarle mis problemas y tristezas, por lo que cuando estaba con ella intentaba reír y estar como si nada, aunque todo eso era fingido. Hable con mi madre esa tarde por teléfono quien me dijo que ella y mis hermanos ya estaban ahí en su difunto; Jasón también fue a verme darme la noticia porque él pensaba que yo aún no sabía, pero le dije que ya estaba enterado de todo, él y su novia me dieron el pésame ya que Jasón sabía que la quería mucho, le dije que estaría bien, se despidió y me dijo que estaríamos en contacto. Entonces mientras me encontraba haciendo deporte tocaron a la puerta del seminario y la portera me dijo que era Melody, fui al recibidor y tal fue mi sorpresa al ver a Melody y a Dora, Dora me pregunto porque no le había dicho nada de mi abuela, yo le explique que no quería que pensara que solo la buscaba para contarle mis tristezas, Melody y ella me dieron el pésame; mientras Dora me abrazaba me susurro al oído “recuerda… juntos en las buenas y en las malas”. Cuando se fueron agradecí que hubiera tanta gente que al final de verdad le importaba como me sintiera, aunque yo nunca he buscado que los demás sepan cómo me siento.

Había llegado el día de la inauguración del gran evento y sabía que Dora estaría ahí esa noche, así que pensé en que talvez podría estar con ella. Antes de que fueran los concursos de canto, primero se realizaría un desfile por todo el pueblo, todos los equipos tenían que llevar la mayor cantidad de gente para poder ganar puntos. Cuando termino el recorrido estuve un rato con mi equipo, pero al ver a Dora en un rincón con su madre y su hermana Camila, quise acercarme a donde estaban, habían ido a apoyar a Melody, salude a Camila y a su madre por educación y después salude a Dora, me quede un buen rato ahí con ella platicando aunque en esa ocasión, otra vez sentí algo diferente, parecía que a Dora no le importase que yo estuviese ahí, no lo sé talvez yo estaba molestando otra vez cuando ella quizás solo había ido a divertirse y a apoyar a su hermana y no a que yo le quitara él tiempo. En algún momento regrese con mi equipo, pero cada que yo tenía la oportunidad, buscaba estar con Dora, a qué diablos tenía que ir con Dora me pregunto, de igual forma casi no estábamos hablando de nada. Hubo momentos en los que las cosas cambiaban y Dora me hacía bromas yo se las devolvía y así, comenzamos a reír y a gritar cualquier cosa entre todo el escándalo de aquella noche, en un momento dado me dio un leve dolor de cabeza que hizo que me sintiera un poco débil, Dora pregunto qué era lo que yo tenía, le conteste que nada, que se me pasaría con el rato.

Al final de la noche todo terminaría con una foto grupal a la que todo el mundo se dirigió para poder aparecer en ella, entonces tome a Dora del brazo y le dije:

¡Van a tomar una foto!... vamos!...

No Alex… ve tú, yo aquí me quedare…

Anda vamos… ¿porque no quieres ir?!

Yo no tengo nada que hacer en esa foto, anda ve… te la vas a perder…

Si tu no vas entonces yo no pienso ir…



Ismael Maximino

#9072 en Novela romántica
#5763 en Otros
#2145 en Relatos cortos

En el texto hay: amor adolecente

Editado: 28.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar