Las Diecinueve Niñas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

Pista 

Pedí la autorización para revisar el resto de las escena del crimen faltantes pero Brown con su característico y muy amigable tono me respondió

-ENFOCA TU TIEMPO EN UN CASO QUE SEA TRASEDENTAL –grito molesto negándome la posibilidad de investigar más afondo las escenas del crimen de los otros casos faltantes

Me dirigí molesto hacia mi escritorio estaba claro que no contaba con el total apoyo de mis colegas esto no impediría detener al asesino.

-Escucho los gruñidos de Brown –hablo Castiel acercándose hacia mi extendiéndome una soda

-No me gustan – rechazando la bebida burbujeante

-Rafael investigue el nombre que me pediste- extendiéndome un par de hojas-Te lo diré resumido es uno de los pintores más representativos de Austria destaco mucho en una época donde el despertar del arte moderno estaba en apogeo

-Espera – analice cada palabra que soltaba mirando el resto de las hojas hallando lo que buscaba

Saque las fotos del cuerpo y le mostré la escena del crimen

-Dime que no es toda una obra de arte – hable comprando las dos imágenes, una digna pintura de un pintor reconocido y una escena grotesca en un cómico intento de representación versión realidad

-Parece que intentaba copear al pintor- hablo Micael intentando suprimir las ganas de vomitar que le venía encima

-No se cómo llegaste a entrar en la policía –mirando como corría al baño

Escuchando sonidos de arcadas seguidos de maldiciones y al final la bomba del baño señalando que había terminado de regurgitar todo lo que comió durante el día

-Es muy grotesco – aproximándose hacia mi dispuesto a quitarme aquellas fotos –No debe verlas el superior, sabes en que problemas me meterías

-No la vera – asegure guardándolas en mi chaqueta

Él se alejó de mi dirigiéndose a su oficina , dejándome divagar entre lo que debía hacer y lo que debía cumplir

La voz carraspeante de Jack interfirió mis ideas , mostrando mi clara molestia por su interrupción

-Que quieres –inquirí tratando de ocultar todo respecto al caso de los asesinatos y las niñas

-Es en vano – contesto- te escuche hablar sobre el caso con Micael , no son muy cuidadoso y hablan demasiado fuerte para intentar guardar un secreto

-No te entrometas –amenace mostrando la molestia que me consumía -Es mi caso

-Da igual si es o no tu caso- hablo acercándose –Tu sabes muy bien que yo no soy el enemigo –explico- Sabes porque me trasladaron a esta ciudad- pregunto mostrando una risa cínica-Yo descubrí a un asesino serial, fui reconocido y como tu alcalde no estaba pasando un buen momento decidió pedir a mis superiores que me mandaran aquí, manteniendo así el bajo perfil que necesitaba, técnicamente me utilizo como una cortina de humo

-Eso que tiene que ver conmigo – mostrando una expresión seria

-Descubre quien esta detrás de ese caso y podrás saber que oculta esta ciudad, incluso a mí se me niega algunos privilegios que debería tener manteniendo así a sus perros con la soga ajustada al cuello-caminando hacia la puerta de salida antes tomando su chaqueta

-No necesitas decírmelo –masculle golpeando con molestia mi escritorio –Estúpido engreído

Masajee mis cienes intentando mantener la calma que deseaba tener ahora, solo habla como si supiera todo lo que debo pasar

Estudie cada testimonio que cada chica me dio, dándome a conocer que durante su cautiverio no podían ver el rostro del asesino ya que poseía un pasamontañas ,por el relato de una de ellas él tenía la voz de un anciano , si pasaron diez años el anciano no podría haber hecho los actuales asesinatos solo tenía ayuda de alguien más joven y fuerte estaría en lo cierto o estaba confundiendo más el caso .

-Maldición- grite molesto tenía todo pero ahora nada

-Deberías contestar- hablo Micael gritando del otro lado- el sonido de tu teléfono es muy molesto

Tome mi móvil esperando la voz de quien me solicitaba

-Soy Tara –se escuchaba su voz nerviosa – creo que la siguiente asesinada será Selene

-Como esta tan segura de eso –cuestione

-Alguien entro en mi departamento y dejo todo revuelto se llevó algunas cosas –respondió con la voz agrietada

-Tal vez sea un ladrón-siendo interrumpido por ella

-CON UN CARAJO –grito – HAY UNA MALDITA NOTA EN LA PARED ECHA CON LA SANGRE DE LAS MASCOTAS DE SELENE Y SI ELLAS LAS VE NO SE QUE PUEDA SUCEDER –mostrando que la histeria se apodera de ella

Eso si no era un acto de un ladrón cualquiera , tal vez ya estaba en busca de su siguiente presa .



Minerva

Editado: 06.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar