Las Diecinueve Niñas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

CASO

Llevaba en mis manos los casos de las desaparecidas y las masacres que ocurrieron en sus familias todos  absolutamente todos muertos, asesinados como cerdos.

-Disculpe busco a Jack – pregunto aquella pelinegra de ojos azules claramente ocultando su pequeño pero abultado vientre

-El detective- pause, hace mucho lo asignaron aquí pero no sabía nada de él, tal vez esta chica tenga conexión con él y pueda brindarme información de mi futuro compañero claro si antes lograba un ascenso- Usted es su pareja-pregunte atento a cada  palabra que soltara

Ella me miro avergonzada e incómoda intentando articular alguna palabra que  la sacara de aquellas incomodas preguntas

-SAMANTA-grito a los lejos Jack quien venía molesto hacia el punto de  su agradable actitud-No tienes por qué contestar nada – amenazo lanzándome una mirada molesta y amenazante advirtiéndome así que su vida no le incumbía a nadie- Vamos a mi oficina –ordeno tomando del brazo a la gestante

-Adiós Samanta – me atreví a despedirme fingiendo simpatía en mi voz solo para provocar más a mi jefe

El ignoro mis palabras guiando a la pelinegra a su oficina cerrándola con un portazo

-Vaya lio que te echara el jefe- sonríe Micael otro detective – quien acomodaba más casos de desapariciones que Jack pudo resolver

-No se  como aguantas a ese tipo – gruñi levantando los archivos de los desaparecidos

El negó palmeando mi hombro mostrando una sonrisa autentica no  de las fingidas que suele tener siempre

-Los dos son parecidos – mostrando sus blancos dientes- me refiero a que son iguales  cuando empezaron con este trabajo

Me sentí ofendido ante el comentario que hizo Castiel   , me dirijo a la ventana pero espero no ver un brillante sol ya que Raynor es una ciudad sombría y fría.

El alcalde se la pasa diciendo que es una ciudad libre pero  para mí desde que llevo los cinco años en este departamento es libre para que cometas todos los actos que desees desde violaciones hasta asesinatos claro esto es un privilegio que gozan los de la alta sociedad .

-Rafael planeas seguir con el caso de los asesinatos en masa – interrumpió mi monologo Micael

Asentí, necesitaba  encontrar a ese asesino muchas persona s inocentes perecían sus manos y no de maneras normales todas incluían torturas desde la extracción de los testículos hasta a asfixia por bolas de canicas lo más enfermo que puedo realizar fue la extracción de un útero que mantenía a un feto de tres meses

-Tienes que tener cuidado – pausando- mucho s de los detectives no quieren saber de ese caso por la brutalidad de los actos y como el alcalde no ejerce presión respecto a ese caso todos lo ignoran

-Es claro porque las mayoría de las víctimas son personas que son irrelevantes según el en su partido político por la reelección – conteste mostrando el malestar que me producía hablar sobre Fred Sainers el flamante alcalde de villa corrupción quien en su beneficio demoro casi cinco años la construcción de las pistas porque quería ir a la reelección  prometiendo terminar así la obra en su siguiente mandato

-El caso técnicamente esta en casos sin importancia pero espero que lo puedas resolver, recuerda que yo soy de la clase pobre y nadie asegura si le llega a pasar algo a mi hija o esposa – suspirando- recuerda que la justicia para los pobres no existen

Maldito estado estúpido, desde que ese alcalde entro no hay más  que asesinatos en cada esquina y violaciones cada vez que una mujer cruza el umbral de su casa sin la protección de un hombre.

Revise cada caso y me llevo a otro que tenía por nombre LAS DIECINUEVE NIÑAS  abrí mirando los expedientes todas las niñas raptadas  coincidían en el color de cabello y ojos azules esa era la única pista.

El asesino regreso luego de una década buscando a las niñas para matarlas y terminar así con su trabajo inconcluso llevando un bonos extra de asesinar a su familia

Suspire pesadamente aun no tenía muy ordenado las pistas pero proseguí por la lectura del desenlace del caso solo diez niñas fueron rescatadas de esas diez cinco fueron asesinadas recientemente junto a sus respectivas parejas o familia con cualquier persona que tuviera relación con ellas

Marco el teléfono de una de ellas ya que el registro me permite rastrear el número y dirección.

-Soy el detective Rafael Meithren  deseo hablar con usted sobre el secuestró  que sufrió hace diez años- hable sin dar la oportunidad de contestar –me escucha

-Si lo escucho – sonó una voz molesta- déjeme decirle que no deseo hablar sobre

Escuchando el pitido signo de que me colgó la llamada, acaricie mis cienes en un intento de relajar pero sentía que en cualquier parte de esta ciudad el asesina estaría cometiendo otro crimen y nadie hacia nada para detenerlo

Marque a las otras víctimas quienes gustosas decidieron colaborar para su protección pero quien se  negaba a cooperar era Andrea Wintosky  tendría que realizar una visita personal a su casa, tal vez lograba persuadirla y así tendría todas las piezas, solo era necesaria armar el rompecabezas.



Minerva

#1080 en Detective
#583 en Novela negra

En el texto hay: asesinatos, amor doloroso, terror psicológico

Editado: 06.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar