Las Diecinueve Niñas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

CONFIANZA

Mis pasos hacían eco en aquel maloliente callejón , sintiendo la leve brisa en mi rostro , no me daría por vencido muy fácil de una u otra forma jugaría el juego del asesino para poder saber quién era.

-Espera- una voz resonó, girándome lentamente

-Que quieres –grazne molesto

Ella me miro desaprobatoriamente, extendiéndome un papel en blanco

-Selene no te dejara el camino fácil después de todo – pausando –Yo te ayudare para protegerla

-Es tu familia –pregunte tomando el papel

-No tenemos lazos de sangre pero la considero como la hija que nunca podre tener- respondió Tara mostrando una sonrisa arrogante

Dándose la vuelta caminando con la clase que distinguían a las damas de la alta sociedad si no fuera por la confirmación que me dio de ser sexoservidora juraría que era la hija de uno de los magnates de la ciudad. Revise el papel leyendo lo que parecían horarios de clase.

-La señorita no diré nada toma clases – sonreí mirando el papel- Suena interesante

Me aproxime a mi auto, necesitaba revisar el último caso y sabría a quién atacaría, después de todo no creo que vaya aun por Andrea o Selene como le dé la gana de llamarse.

Marque a Micael quien era el encargado de revisar reportes de presuntas amenazas alrededor o dentro de la ciudad-

-Dime que quieres que haga por ti Rafael – hablo al parecer sorbiendo algún tipo de bebida por el ruido que hacia al sorber

-No puedo llamar a mi amigo para saber cómo le va- pregunte con burla

-Vamos amigo sé que no llamarías para saber si me encuentro bien o no –contesto divertido

-Tiene razón –conteste- Busca sobre el último caso de asesinatos con respecto a mi caso la dirección del lugar y las personas asesinadas

-Deberías llamarle a Castiel él te dará la información –contesto- pero como sé que no confías mucho en él lo hare yo pero será la última vez que te ayude Brown mer podría echar un reporte por dejar mi puesto

-No te preocupes Brown debe estar protegiendo a una de las hijas del Alcalde – hable con fastidio – Somos su guardia privada

-Pase todo con respecto a ese caso a tu móvil te llegara la información dentro de poco- pausando-No hagas nada estúpido aun te queremos con vida

-Como perro de caza- inquirí molesto

-No como nuestro amigo- hablo levantando un poco la voz- Hasta luego Meithren

Prendí el auto destino a A.V Meison Grey la calle se llamaba así en honor al antiguo alcalde, estacione mi auto aproximándome a la entrada de la casa sintiendo el olor fétido a putrefacción a pesar de haber retirado los cuerpos.

Camine hacia la cocina donde las mancha s de sangre se hacían presentes en la pared y lavaplatos con rasgaduras al aparecer de una arma punzocortante que no se pudo encontrar en la escena a realizar el levantamiento de los cadáveres.

Observe dos de las muchas fotos que habían tomado a los cadáveres la posición era en de un hombre aferrado a la mujer ,está echada cubierta de una fina tela amarilla como si dos amantes descansaron y el hombre intentara besar a la mujer .

-Muy artístico –hable en voz alta caminando donde la escena de crimen se dio

Mucha sangre y cortes en la pared , las victimas lucharon después de una larga batalla cayeron derrotados , esto hace suponer que el asesino es hombre , me lo imaginaba por el modo que opera es fácil saber que se trataba de un varón la manera y brutalidad de los hechos hace saber que una mujer no podría tener la fuerza para enfrentarse a dos personas además de que un chico que reparte periódicos vio a un hombre que actuaba extraño con un gorro entrar en la casa de los fallecidos, hace suponer que trabaja solo.Los testículos del hombre habían sido cortados eso explica la sangre salpicada y la mujer tenía los labios vaginales cosido con hilo dorado al parecer un juego psicópata que quiso realizar no puedo confirmar si estuvieron consientes en toda la tortura pero por lo que imagino , el disfruto asesinándolos .

En la pared escrito con sangre aún se hallaba la letra del asesino con el nombre de Gustav Klimt vaya dato que los policías pasaron por alto.

Tome fotos a la inscripción de la pared investigarían de quien era el nombre que se encontraba marcado en la pared.

Mordí internamente mis mejillas intentando las ganas enormes de destrozar todo, donde estábamos cuando ellos pedían auxilio, esperen, ellos no gritaron según los vecinos no escucharon ningún pedido de ayuda solo platos rotos pero eso era todo como era posible eso si vi la clara muestra de forcejeo en la casa.



Minerva

#1086 en Detective
#586 en Novela negra

En el texto hay: asesinatos, amor doloroso, terror psicológico

Editado: 06.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar