Las feas también podemos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

Espero que disfruten este capítulo tanto como yo he disfrutado escribiendo esta historia. Les pido su apoyo regalandome un me gusta si aun no le han dado para que mejore un poco su posicion y mas personas puedan leerla ya que no he tenido suficiente tiempo para promocionarla.  

— Discúlpame por no llamarte la semana pasada amiga. — Me dijo Sofy mientras comíamos en el restaurante del hotel — Estuve bastante ocupada pero a parte de eso no quería ser yo la que te dijera lo de mi cuñada, o ex cuñada, perdón, no se como referirme a ella.

— No te preocupes Sofy, sabes, a pesar de todo lo me siento tranquila. Creo que me sirvieron tus consejos de la vez pasada.

— Me da gusto nena, la verdad si te veias bastante estresada.

— Si, ya sé. Te debo una.

— No, para nada. Yo debo darte las gracias por llevar a Jhoan el día que fuimos a cenar a la playa. Creo que vamos bien. — Ya me imaginaba que mi amiga se estaba enamorando de Jhoan y lo que me duele más es que yo tuve la culpa, pero yo que iba a saber, se suponía que lo invité para que se distrajera un rato y para presentarle a Naty, la idea era que saliera con ella, no con Sofy. Pero ya nada puedo hacer más que seguir con mi vida dejándolos seguir con la suya y apoyandolos aunque no pueda evitar sentir un poco de celos.

— Me da gusto amiga, se ven bien juntos. — No estaba siendo hipocrita. Si me daba gusto por ellos, ya era un poco tarde para que pasara algo entre Jhoan y al menos me daba gusto que fuera a estar con una mujer como ella. Sentia un poco de remordimiento por haberlo besado cinco dias antes, en mi defensa mi relación con Leo y la de él con Sofy aun no estaban bien definidas. Aun asi sé que ya habia sentimientos de por medio y de ahí en adelante tenia que ser más cuidadosa con mis emociones para que no surgieran problemas entre nosotros. 

— Verdad que si? Mañana tendremos algo así como una cita. De verdad no te molesta que salgamos?

— Por qué me preguntas eso?

— Porque antes pensaba que había algo entre ustedes. 

— No Sofy, Jhoan siempre ha sido como un hermano.— Que más podia decir? No seria capaz de desilucionar a mi amiga — no voy a negarte que si es un poco raro que salgan porque ahora tendré que buscar a alguien más para contarle mis problemas cuando ustedes estén juntos. — Soltó una pequeña carcajada.

— Lo bueno que tienes a mi hermano, seremos algo así como cuñadas dobles. 

— Si algo asi, es una situación interesante. — Dije.

— Si, me agrada la idea.

Una vez que terminamos de almorzar, Sofy regresó al hospital y yo me encerre en la oficina. Después de un rato llegó Audry y Jhoan para hablar sobre el hotel Angora. 

— Entonces ya cerraste el trato? — Me preguntó Jhoan.

— Si, ya tengo las escrituras y a partir de el lunes comienza a trabajar la constructora. Hay algún problema?

— No, tu eres la que decide esas cosas. — Me dijo un poco serio. — Pero debiste habernos dicho que seria mas dinero de lo que acordamos la ultima vez.

— Lo decidí en el momento, estaba ahí otro cliente que ofrecia más por un trabajo urgente y tuve que elevar un poco la oferta para que no nos aplazaran la remodelación. Deberías estar contento porque el Hotel ya es nuestro y pronto estará funcionando.

— Si estoy contento pero ahora con mas razón habrá que hecharlo a andar para recuperar la inversión.

— No fue tanta la diferencia de precio Jhoan, pero si te incomoda te devuelvo la parte extra que te correspondía.

— No se trata del dinero. 

— Entonces cuál es el problema?

— Nada olvidenlo. — No tenia idea de lo que estaba pasando o porqué estabamos discutiendo, se suponía que teniamos un motivo para estar contentos. — Ahora cuál es el plan?

— Pues si les molesta la decisión que tomé, ustedes decidan lo que haremos ahora.

— No generalices, yo no he dicho nada — dijo Audry.

— No pero al parecer Jhoan no está conforme. 

— Te digo que olviden lo que dije, estaba alterado. Nadamas sugiero que nos pongamos de acuerdo para las proximas decisiones.

— Por eso digo que lo decidan ustedes para que después no piensen que no los tomo en cuenta.

— Porqué sigues hablando en plural? Yo no he dicho nada. — Exclamó Audry algo desesperada. — Qué les pasa? Deberiamos estar celebrando.

— No sé, Jhoan fue el que se molestó. — reproche.

— Que ya olviden lo que dije. No quería iniciar una discusión.

— Me pareció lo contrario — le dije y admito que eso ya estuvo de más.

— Ya dejen de discutir, parecen niños. — Exclamó mi hermana.

— Bueno, ya, tambien lo siento. — Dije mirando a Jhoan que ya estaba mas tranquilo, noté sus ojos un poco ojerosos y se hizo un pequeño silencio. 

— Disculpenme. Anoche Valeria se puso mal y la llevamos al hospital, casi no he dormido, tal vez por eso me altere.

— Qué le paso? Ya está mejor? — pregunté.



Liza Quetzaly

#2021 en Novela romántica
#958 en Otros
#220 en Humor

En el texto hay: autoestima, romance y humor, sexo y amor

Editado: 12.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar