Las Luces el Sol y la Luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 72. La verdad

El universo como lo conoces no es más que una ilusión"
 


Irrumpo en el gimnasio, dónde todos los nemosorum y dóminis de esta casa se congregaban, desde dónde estoy puedo ver a Lior cubrirse con una manta, Dana, por otro lado está con un suero conectado en su brazo, sea lo que sea que le hicieron a esos dos, los descompensó bastante. 

—Ya estabas tardando—Alex me explora de arriba a abajo, y sé  que me siente, que siente la furia que está  en mi interior, como entiende a mamá.

Tan pronto como paso al gran salón tras mío llegan Helios y EBE quienes provocan prácticamente el mismo escándalo que hice yo, sólo que no llaman tanto la atención como una chica de 18 años, Astram y embarazada.

—Iniciamos la reunión si les parece—Hugo habla del otro lado del salón, y por un segundo recuerdo el beso que me robó, pero lo empujó al fondo de mi cabeza  para no darle importancia.

Hago una mueca, cuando de las gradas se baja mi hermano y viene hasta mí. Coloca una mano sobre mi hombro y la otra en mi rostro.

—Está  empezando ¿verdad?—la voz de Ander es compasiva, y eso me genera asco, pero por las mil mierdas, tiene razón, ha empezado  mi transición, y es muy pronto  se supone que tenía más  tiempo.

Tenía una ganas inmensas de vivir a lado de Helios estos días, de verdad quería casarme, aunque sea una fantasía, pero la burbuja se está rompiendo muy rápido.

—Los animarums aparecen y desaparecen—aseguró susurrando.

Las voces de los presentes se hacen murmullos, todos quieren saber que es lo que está pasando, porque aún no me siento, evitando que la reunión inicie.

Helios y Ebe vienen hasta nosotros, causando que mis tripas se devuelvan por los nervios y la verdad es que no podría de ninguna manera hablarles ahora.  Aún tengo en mi cabeza la imagen de la locura que acabo de vivir  de verdad, estoy hecha un manojo de lios y confusión.

—Ander,—miro a mi hermano—por favor, pídeles que comiencen la reunión, y nosotros vayamos a hablar a solas, necesito preguntarte cosas, a ti y a papá.

Mi hermano levanta la mano, y sé que con ese gesto está deteniendo a Helios, no es preciso que gire a mirar, lo siento destruido, y con ganas de buscar cualquier cosa para hablarme.

Ander me da un pequeño apretón en el hombro y sé que con eso me está pidiendo que me adelante al lugar donde quiero ir para estar a solas con ellos, obedezco y me retiro.

De nuevo los murmullos de los presentes se hacen fuertes, haciendo que mi sangre hierva al escuchar a Helios prácticamente gritarme.

—¡Tienes que estar presente!—Liza ya está atajando a su hermano, al igual que Andree y Ebe. Helios se ve alterado, nervioso y furioso, cosa que puedo entender, pero no acepto.

—Al contrario— resuelvo decir—Mientras menos sepa lo que hacen  mejor para ustedes.

Y con el corazón hecho añicos camino más rápido.

—La reunión fue tu idea—Hugo hace lo mismo que Helios  gritar a los cuatro vientos.

Claro que fue mi idea, la vengo pidiendo desde que Lior regresó, pido que vayan a investigar, pero como mi voz siempre es la última en oírse nunca hice más que ser espectadora, estoy harta de todos ellos, de ser la que se sienta a esperar, la que ruegan y ahora que al fin se han dado cuenta que deben hacer algo vienen con la payasada de que soy importante.

Pero no voy a detenerme a pelear con nadie ahora, realmente quiero aclarar las dudas y hablar con mi hermano y mi padre, allá  ellos con su misión, al parecer yo tengo otra.

De nuevo, me volteo  y esta vez ya no les presto atención, a nada de lo que decían o pedían, simplemente caminé, salí del gimnasio.

Una vez en el patio, al ver al árbol de lapacho que estaba echando sus últimas flores supe a dónde debía ir.

Mi padre y mi hermano estaban llegando junto a mi, y tan pronto lo hicieron soltero hilos de energía, los conecté  a mi y los llevé al lugar que estoy segura podrá  resolver mis dudas.

Ojo de mar, una  vez más, estamos aquí, en medio del bosque, los cantos de los pájaros me invadían los oídos, mi padre y mi hermano sólo miraron a todos lados, intentando entender que hacemos aquí, de tantos lugares, ¿por qué elegir donde todo comenzó? Por qué  es lo lógico.

—¿Qué hacenos aquí  hija?—Aldebaran intenta resolver el enigma, pero la verdad es que mi mente está  tan turbia que no logro entender tampoco mi actitud.

—¿Son los animarums hermana? ¿Te quieres deshacer de ellos? Eso es imposible, sólo lo hacen por ratos, cuando seas una Astram por completo te seguirán la eternidad... es su misión.

—Sé lo que me depara al ser una Astram—respondo mirando al agua, para darme cuenta que  pequeños hilos de energía se mueven, la fuente es infinita, y allí dentro hay tanta energía, para la próxima designada, quizás para la hermana de Aracy, o para alguna de mis hijas, o mi hijo.

—¿Entonces? —papá  me mira preocupado.

—¿Has escuchado que los muertos nos quieren? —ambos se miran extrañados, pues lo que estoy diciendo en una locura, a nosotros nos revelan que al morir las almas no son espíritus, que ellos no puede  hacernos nada, porque simplemente no están durmiendo y su energía es aprovechada o transformada. 

Un día están vivos, y al otro sus almas son piedras, yo sé que es una locura, pero lo que los animarums me revelaron, me dan a entender es que no sabemos toda la verdad.

—No comprendo Amit—Ander se acerca a mi, y también mira el agua, ni bien se percata de los hilos retrocede, ofreciendo a mi padre una mirada de consternación.

Aldebaran se acerca también, y con una expresión de sorpresa se tapa la cara, es evidente que los dos están viendo lo mismo que yo.

—Hoy entendi, algo inentendible—me siento al borde y coloco mis pies en el agua, provocando que mil hilos de energía salgan de mi cuerpo, causando un revuelo en el agua de nuevo.—Ese poder ya no es mío, ya no me sirve a mi, ya no soy la designada y mi cuerpo tiene energía propia, gracias a las sombras que habitan en mí. La próxima designada, o designado, debe volver aquí, para reclamar lo suyo.



Bsar90

#846 en Fantasía
#539 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: muertes, guerra, amorydesamor

Editado: 21.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar