Las Luces el Sol y la Luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10. Sobre las estrellas

Las verdades que matan, las verdades que hieren, son verdades al fin.

Me incline sobre el lavabo, de nuevo mojo mi cara con agua fría, y miro mis ojos hinchados y con ojeras, desde que llevaron a Zafiro, no he podido conciliar el sueño.

Lo peor ha sido que hemos recibido ataques constantes de los perfugas, sin bajas aún, gracias a Dios, pero eso me tiene por los pelos, los sellos de mis aliados no son tan fuertes como los míos, pero van mejorando de apoco, sólo ruego que lo hagan más rápido para de esa manera se conviertan en una crisis menos para mi.

Zafiro, Zafiro, Zafiro, es lo único que está en mi cabeza, cuatro semanas sin saber nada de los nemosorum, desaparecieron por completo.

Lo último que supe es lo que Tamirá pido leer en un nemosorum que vimos desde lejos, Hugo fue juzgado por las primeras sombras de Lior, y condenado a tener un tercer sello, y a ser un simple estratega, perdió su estatus de líder, y lo peor es que no sabemos si está vivo.

Tal como dijo Zafiro, no hable con Tamirá unos cuantos días, porque no podía aceptar que me haya, manipulado de esa manera.

Lo único que le pedí, cuando volvimos a hablar, fue que no volviera a ocultarme nada, lo juró, y me trajo un café colombiano que su madre preparó especialmente para mi, así que le pude perdonar.

Gizah a estado en una profunda depresión, si bien Ander no ha dejado sola a mi hermana y ha sido un gran apoyo para ella, las cosas están oscuras por aquí, sin ella todo es más difícil, por que su acompañamiento en misiones a Andree nos daba ventaja, pues es una excelente rastreadora de qubits.

Hoy, luego de una reunión general, envíe a Liza, Fran y Fer en busca de las debilidades de los perfugas, ahora debemos ser nosotros los que contraataquemos. Y diseñé un excelente plan para encontrar a los perdidos, perfugas y la orden de las Rosas, por alguna extraña razón necesito saber más de ellos y de esa manera conocer más de la llave.

Salgo del baño y me arrojo sobre la cama, intentando encender el hilo que me une a Yeru, pero ha sido imposible.

También intenté meterla en alguna bifurcación, pero nada, no la encuentro, y eso me tortura más.

Miro al techo, y recuerdo la última noche que estuvimos juntos. ¡Demonios! Cómo quiero repetirlo, la quiero volver a tener para mi, besarla, tocarla, hacerla mía, es tanto ese deseo que me frustra saber que está con Lior.

¿Y si ella decidió volver con él? al fin al cabo nosotros no éramos nada. Pero dijo que me quería, esa noche me lo dijo entre caricias y besos. Ruego, en verdad ruego que Lior no la haya tocado tan siquiera.

No lo soportaría, no podría soportar que ellos oficializaran algo, sería un golpe fuerte para mi, mi ego y mi amor.

Cuando me dispongo a intentar dormir, y alejar a Yeru de mi mente la puerta de mi habitación es golpeada. Así que arrojo un poco de energía para abrirla y veo a Gizah, con una almohada en los brazos, parada ante la puerta.

—No he hecho esto desde los 8 años—Dice sollozando, y me siento rápidamente en mi cama.

—¿Qué pasa Gi?—Hace bastante que no llamaba así a mi hermana.

—¿Puedo dormir contigo?—Su pregunta sale entrecortada cuando la invito a pasar.

Mi hermana cierra la puerta y se acuesta a mi lado, abrazando la almohada que traía. Se tapa con la sábana y comienza a acomodarse, para quedarse como yo en un principio, mirando al techo.

—¿Qué pasa?—Vuelvo a preguntar preocupado.

—Cierro los ojos y ahí está—confiesa, no hace falta que diga más.

—Gizah...

—No quiero en verdad no quiero un bucle, quiero poder superarlo, sanar mi herida, pero cada día es más difícil. No hay noche en que no recuerde que le dije que no lo amaba más, y se fue creyendo eso...

—Gizah...—intento decir algo cuando acaricio su cabeza, ella comienza a sollozar, y quisiera tener el poder de detener su sufrimiento, pero no puedo.

— Cuando Zafiro murió, tampoco podía dormir, recordaba su cuerpo en el piso... pero con Iam... a él...

—A él lo viste morir—Completé las palabras.

Gizah se seca las lágrimas y juega con su almohada, y la verdad que tiene razón, debe ser muy diferente la sensación, yo, no estoy conectando emocionalmenteva Iam, y su muerte fue un golpe para mi, asíque no puedo comparar con lo que ahora siente mi hermana.

—Pero... quiero que hablemos de otra cosa—dice secándose los ojos—Quiero despejar mi mente, estos días he estado encerrada en la habitación, y no he tenido la oportunidad de preguntar sobre esos rumores de pasillos.

Pongo mis ojos en blanco, por que ya ser a donde va esto, no, no me preguntará sobre las misiones, sobre lo que ha pasado en nuestra pequeña comunidad, o sobre cómo mi hermana supera su rompimiento con Fer.

Si, la noticia fue impactante para todos, pero bueno, supongo que mi hermana se cansó, o él se cansó, todos echaban ese rumor por los pasillos, pero el que más sonaba y por el que fui reprendido por Berenice una mañana en su habitación, es que Zafiro y yo, pasamos la noche juntos.



Bsar90

#858 en Fantasía
#546 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: muertes, guerra, amorydesamor

Editado: 21.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar