Las Luces el Sol y la Luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12. La vida, la muerte

Entre la oscuridad se debate, el tiempo que nos queda por vivir. 

Amit estaba de nuevo en el baño, apoyando su cabeza sobre la tina, no ha parado de vomitar. camino hasta donde está ella y le paso un té de manzanilla, fui a preparárselo cuando vi que será otra noche de malestares.

 Ella toma el té y se sienta apoyando su espalda al borde de la tina, lo bebe y luego me mira como esperando a que tuviera una mágica solución a sus problemas. 

  — ¿Esto va a parar alguna vez?—pregunta apretándose la cabeza con la mano que tiene libre.

 —Te comento que recién vas por la 6ta semana.—informo suspirando—Pero un día parará, te lo aseguro. Hablando de eso, mañana debemos ir a consultar, ¿No lo olvidas?

  — ¿Cómo olvidarlo cuando tienes un reloj biológico que si no cumples los tiempos te come el alma?, no, no lo he olvidado. Pero me da mala espina esto de ir por la ciudad. 

— Tienes suerte de que no se note absolutamente nada, Amit, y que parezca para los espías que sólo vamos de excursión a la ciudad, ¿Sabes lo que pasaría si alguien se entera? Pero bueno, he pensado que de aquí a un tiempo deberíamos volver a la Toscana, lejos de todos, ya sabes, sin dejar rastro alguno.  

 —  Entiendo el punto, y lo acepto, es mejor irnos de aquí, por más que mi sello funciones, me cansa un montón ocultarme de Dorot, de Helios y para colmo de los perdidos que nos han estado siguiendo el rastro, te juro que quiero que esto acaba de una buena vez... y sí, ya sé que voy por la 6ta semana recién. 

Río, por que a pesar de todo esta situación me parece lo más normal que podré tener en mi vida, si bien, es difícil de negar que me gustaría que lo que ella espera fuera mío, debo afrontar la realidad, a fin de cuentas la quiero, y debo cuidarla, como sea, de la forma que pueda. 

Ella se levanta con un poco de dificultad, últimamente, no sólo ha tenido estos malestares, sino que también ha tenido visiones borrosas. Y reconozco esa expresión, está apunto de tener una. 

  — ¡Maldita sea!— Dice mientras mira por todos lados— ¿Sabias que van por Dara?— pregunta enojada, yo afirmo con la cabeza y demuestro mi desaprobación, en verdad yo no quería que eso pasara, y mucho menos dar una responsabilidad a Hugo. 

Pero por mucho que lo niegue, Ader tenía Razón, Hugo tenía la precisa en cuanto a las intenciones de Dorot, así que lo mejor que podíamos hacer era darle  toda la fe del mundo al plan de Alex. 

  — Odio esto—  reclama cuando va camino a la cama—  Estar conectado a los nemosorum es agobiante, de repente los veo en medio de...

— Del sexo salvaje y desenfrenado— Digo riendome— Pero sí, no ha de ser agradable,—la tapo con la sabana cuando se recuesta—  Pero Amit, es parte del costo de estar ocultos, ahora, nadie los encuentra, ni Helios sabe de tí, aunque debo admitir que fue dificil borrar esas bucles de tu cabeza. 

  — El tipo se habrá pasado la noche dejandome esos bucles en la cabeza.

— Supongo que tenía el presentimiento que no ibas a estar mucho tiempo con él. 

— Quizás...

— Oye, intenta dormir, ¿Sí? yo iré junto a Alexandra, para ver como va el pla, debo saber si usaremos a todas esas personas que contaminaron sus almas. 

— Tenemos un gran ejercito— Dice cerrando los ojos, cuando le saco la taza de sus manos antes de que se recueste por completo—   Quizás podamos derrotar a Dorot sin alianzas...

No hay nada que desee más en este mundo que eso, de verdad me gustaría no tener que aliarme a Helios, y seguir manteniendo a Helios lejos de mi Zafiro. Le doy un beso en la frente, al verla rendirse, y ruego que pueda dormir. Por que si las cosas salen como Alex me dijo, tendré que llevarla a la batalla, y hacer de cuenta que todo está normal, que no hay nada en su interior, y eso se ve muy difícil si ella no descansa. 

Salgo de la habitación y llaveo la puerta, al salir de la barrera el sonido del sello ser atravesado por mi cuerpo se hace presente, es como su rozaras dos trozos de hielo, y se siente como tal. Aparezco en medio de la que fue casa de Zafiro, claro, se supone que ella no querría volver a este lugar luego de todo lo que vivió, por eso se nos ocurrió ocultarla aquí. 

Cierro mis puños y realizo el salto para aparecer en medio del nuevo refugio de los nemosorum, son las 3:35 de la mañana, y hasta dónde se, Alex debe estar preparando a Hugo para la misión, y como nuevo lider me toca estar en esa reunión. 

Bajo la taza sobre la mesa de la sala, cuando me cruzo con Dana, quien parece recién levantada, ella agacha la mirada al verme, pues la verdad yo no le he dirigido la palabra desde lo que pasó con Zafiro, ella sabe que mi ira es gigantesca. Pero la verdad es que ya la perdoné, a ella. 

Dana nunca me cayó mal, muy por el contrario, a pesar de ser la hermana de Hugo, y la hija de personas tan despreciables, ella en verdad me parecía genial, hasta alguna que otra ocasión tuve fantasías con ella. 



Bsar90

#6233 en Fantasía
#2767 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: muertes, guerra, amorydesamor

Editado: 21.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar