Las Luces el Sol y la Luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 29. Dejemonos de Tonterías

En las noches aún pienso que nuestras vidas pudieron ser diferentes si en aquel momento hablábamos con sinceridad. 
 


Ella está en esa habitación, sola, Bruno vigila la entrada, y yo estoy aquí, en la cocina pensando en ella, eso es irónico, triste y doloroso. ¿Cómo es que paramos en está situación?

Tomando otra taza de café, me siento tan estúpido, simplemente porque me estoy dejando llevar por la ira, por ella, odio que pueda dominar mis sentimientos de una forma tan banal, con simplemente ser caprichosa, y esa era la razón por la que quería alejarme de ella en un principio, me tiene como un títere sin que se entere, puede hacerme y deshacer en un minuto, como si yo fuera un triste fósforo que sólo sirve para quemar la cabeza una vez, para luego arrojarlo a la basura.

Pero aún así, me encanta, esa chica me encanta, y no sé cómo es posible, cualquier otro ya estaría solucionando esto, cortando el problema de raíz, alzando la mana, diciendo que haga lo que quiera, pero yo no puedo. Podría morir por ella, y ahora, tengo más motivos para hacerlo.

Bajo mi taza sobre la mesa, para tomarme la cabeza con ambas manos, estoy totalmente frustrado, enojado, diría yo. Pero conmigo, no he podido salir de este gran pozo, todo es ella, ella y ella mi cabeza debería estar en Sofía, Uriel, Ada, quienes ahora están en una importante misión con Saskia buscando indicios de una apertura entre nuestro universo y el de los otros designados, yo tendría que estar liderando esa expedición, pero una vez más estoy encerrado aquí con Zafiro.

Derrepente, el sonido de unos pasos me sobre salta, al ver que es Nuria, ya me preparo para recibir una mala noticia, que es lo único que trae su presencia siempre, así que me paro de golpe, y ella lleva sus manos tras su espalda.

-Sólo vengo de visita-Dice al ver ni rostro de preocupación-Y saber... ¿Cómo está? ¿Está bien?

Vuelvo a sentarme y suelto la respiración para afirmar, en eso, la niña de rulos se sienta a mi lado y me ofrece una sonrisa extraña.

-Sabes... ustedes siempre fueron mi pareja favorita, a pesar que hubo un tiempo que aposté por Hugo, no lo voy a negar...

Solté una risa y volví a tomar el café, en lo que ella también ríe.

-¿A pesar de ser un nemosorum?-pregunto un poco molesto por que en algún momento prefirió a Hugo, definitivamente, son celos.

-Era amor, Hugo amaba a Zafiro... y Zafiro se veía feliz con él, hasta que se dio cuenta que te quería a ti...

-Creo que nuestro amor siempre fue problemático, y nada sano, para ninguno de los dos...

-La verdad... sí, pero el problema no es el amor, eres tú, es ella, que se encierran en ideas tontas. Dorot ya sabe que ella espera un hijo tuyo, bueno, el cree que son 3, no tiene idea que son 4.

»Todos los Naims, iluminados e inmortales hablan de ello, el mundo de la nada está agotado de terror, por un lado, de alegría por el otro.

Miro a Nuria, y pongo ambas manos sobre mi taza, cuando abro mis piernas por completo para acomodarme, la herida que me causó el grafeno aún era grande, y no terminaba de cicatrizar.

-Nuria... Cuéntame de tu mundo, quiero entender, quiero saber ¿Cómo nació la nada? ¿Porque existe Dorot?

-¿Y cómo podemos derrotarlo antes de que el lo haga con nosotros?-La voz de Zafiro sonaba a dolor, sin embargo, ella seguía caminando hasta nosotros, a duras penas, pero allí estaba, hermosa, hasta en la penumbra.

-¿ No deberías estar descansando?-Pregunta la chica cruzando de brazos, pero sabemos que Zafiro no se irá ahora, así que cuando ella intenta estirar una silla, me levanto tan rápido como puedo para ayudarla, pero ella me detiene en el acto.

-Lo puedo hacer... perfectamente, sola, gracias por la intención.

Me muerdo la lengua y estiro mi silla para tomar asiento, Zafiro hace lo mismo y Nuria dibuja una especie de círculo en el aire con energía.

Dentro del círculo, se proyectó la imagen de dos hombres parados sobre la tierra árida, no tardamos en comprender que se trataban de los mismos apostadores, Dios y el Diablo, el rostro de sorpresa de los dos fue tan evidente para Nuria que tuvo que hablar.

-Ellos, visitaron cada universo, y lo encriptaron, poniendo las condiciones que nosotros conocemos, apostando por quien ganaba, si el bien o el mal.

»Las tablillas salieron de sus bocas, y condiciones pusieron sobre cada persona en la tierra, tanto el bien como el mal, tenía una intención, abrir la bóveda y ver quien tenía más almas, el vencedor, dejaría a sus soldados elegir que hacer con el universo, y al finalizar el conteo, una gran guerra se debe realizar, hasta ahora, en muchos universos el mal ha ganado.

»Pero, bajo todo ese plan perfecto, se olvidaron de los huecos, como sabrán, los universos están divididos en telas, separados uno de los otros, y entre esos huecos pasan los hilos de energía que unen a cada universo.

»Ni Ángeles ni demonios pueden entrar a los universos, incluso e aquellos que ya tienen las puertas abiertas... no hasta que aquí se abra. Pero, si pueden ir a los huecos, y de tanto en tanto viajar por los hilos y volver a salir.

»A esos huecos entre universos llamamos la nada, es un pedazo de mundos de diferentes verdades... pero pronto, los apostadores se dieron cuenta de las travesuras de sus lacayos, y se les condenó a armar una tierra intermedia, donde el tiempo no corra jamás, se los alejó de los hilos, y quedaron a cargo de la tierra nueva que crearon, sólo había Ángeles y demonios, que ni siquiera podían hablarse, hasta que Naims comenzaron a caer.

»Otro error, no calculado, los hijos de Naims, Ángeles y demonios nacieron, y con ellos, el desorden, cada inmortal o iluminado al nacer, roba un objeto de algún universo, y de él, puede entrar y salir, a ese objeto, que traen en mano al momento de resurgir de sus madres se le confiere un poder divino, oscuro si es inmortal , o luminoso, si es un iluminado, con él, pueden protegerse, ocultarse, matar, detener el tiempo, clonarse, ser mutilados y resurgir, en fin, cada uno puede hacer cosas maravillosas.



Bsar90

#6217 en Fantasía
#2748 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: muertes, guerra, amorydesamor

Editado: 21.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar