Las sombras

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5: La otra cara de la moneda

Mi nombre es Alan, ahora tengo 26 años, o al menos eso creo.

Hace aproximadamente 8 años me ocurrió algo que me marco de por vida y es algo que me consume poco a poco, cada día de mi vida. Tenía la edad de aproximadamente 18 años, yo era un chico "normal", en ese entonces, muchos otros chicos y chicas desaparecían sin dejar rastro, entre ellos estoy yo.

Yo me interesaba mucho en libros antiguos, libros que relataban la pelea entre la luz y la obscuridad, hace 1 año que yo leía todos estos libros que extrañamente encontre en la basura, todos los libros que leí sobre esto relataban que  existían fuerzas superiores que solo algunos eran capaces de ver, "las sombras" Y "Los iluminados", estas dos fuerzas pelearon durante siglos por la tierra. Lamentablemente " Los iluminados" Murieron en batalla, pero, no sin antes dejar encerrados en las profundidades de una infinidad de cuevas a "Las sombras". Lo se, suena simplemente ridículo ¿no?, lo mismo pensé.

Poco tiempo después descubrí que, en efecto esos libros simplemente eran cuentos y aunque eso me lo esperaba, la verdad es que una historia es cierta, las sombras existen, son seres que viven con nosotros, seres que no se pensaran 2 veces en matarte, ¿cómo lo descubrí?, bueno volvamos al comienzo.

Cuando yo tenía 18 años muchos otros chicos y chicas desaparecían sin dejar rastro, entre ellos estaba yo.

Fue un 4 de mayo, era de noche y yo estaba en mi cuarto apunto de dormir, cuando de pronto escuche algo subiendo por las escaleras, en ese entonces yo vivía con mis padres y mis hermanos así que supuse que había sido alguno de ellos, que equivocado estaba, era una sombra que me llevó a un edificio que se encontraba en las profundidades de un bosque, cuando llegamos me encontré con aproximadamente 30 chic@s más, todos estábamos aterrados, no podiamos hacer nada, todo estaba obscuro, se preguntarán, ¿Qué es lo que nos hicieron?, si les soy sincero, ahora mismo no recuerdo mucho, solo recuerdo la sangre que brotaba por todos lados, yo, logre escapar pero uno de ellos me arrancó un dedo, no se como fue que lo logré pero pude escapar de esa locura. Decidí que no volvería a casa, si yo volvía ellos me encontrarían de nuevo y estoy seguro que no tendría tanta suerte como la primera vez.

Huí por mucho tiempo, fui de casa en casa, pero nadie me ayudó, termine en un callejón obscuro, ya habían pasado 10 días desde aquel suceso y yo notaba algo raro en mi cuerpo, mi piel, se caía capas y capas de piel de algunas zonas de mi cuerpo se caían así sin más, estaba confundido y más aún por que al llegar al final cuando solo quedaba hueso, se empezaba a formar una capa espesa de color negro, yo me horrorize por esto pero no tenía nada más que hace en este mundo así que pues, solo me quedé en ese callejón dejando que esa cosa espesa se adueñara de todo mi cuerpo, es un proceso bastante lento, pasaron 34 día y solo tenía de ese color negro un solo brazo. Pero, también estaban ocurriendo muchas más cosas en mi cuerpo además de eso, no podía recordar muchas cosas, mi memoria se está deteriorando poco a poco y se que algún día no quedará nada de ella.

Me estaba volviendo loco, escuchaba voces en mi cabeza, que repetían una y otra vez " Donde estas" "ven a jugar con nosotros" "Estarás muy pronto con nosotros" "Mata" "Asesina personas", yo no podía más, estuve al borde de quitarme la vida, pero algo ocurrió, apenas parpade una vez, cuando abri los ojos estaba en una habitación bastante conocida, sentí la presencia de uno de ellos y a una persona, un joven que subía por unas es...las...ca...sombras....ler...están....as..... Más cerca de lo que crees. 






 

 

 




 

↑=n  ↓=m   ←=o  →=s    









 

 

 

"Lucky"
You'll need it

 



Brian Melendres

#1038 en Paranormal
#3739 en Thriller
#1652 en Suspenso

En el texto hay: ficcion, paranormal, encerrado

Editado: 29.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar