Lemniscata

Tamaño de fuente: - +

EL ABOMINABLE HOMBRE DE LAS NIEVES NO ES PARA NADA FRÍO; SINO TIERNO Y DULCE.

-He invitado a alguien más-Me dice bajando la cabeza.

-¿A quién Lena? ¿A quién has invitado?- Consigo decir. Una voz suave que proviene de mis espaldas y que me hace girarme, me da la respuesta.

-Hola Aria. Te he echado de menos-Me dice regalándome una tímida sonrisa.

Se trataba de Jake. Al menos Lena había sido lo suficientemente lista para no haber invitado a Kevin. Todavía no estaba preparada para hablar con Kevin de nuevo, es más ni siquiera había sido capaz de hablar con Tina, la cual no tenía la culpa de nada.

-Hola Jake-Le respondí, mirándole a los ojos comprobando que tenía bajo estos unas grandes ojeras.- Yo también te he echado de menos-Le digo al tiempo que me lanzo sobre él y le doy un abrazo. Parece que lo he pillado por sorpresa porque tarda en responder, pero cuando consigue reaccionar me devuelve el abrazo. Siento una de sus manos sobre mi pelo acariciándolo de manera lenta.

-Me alegra que hayas salido, que hayas dado este paso de quedar con Lena. Te dije que eras fuerte pequeña.-Me susurra al oído.

-Siento haberme alejado de ti Jake. No te lo merecías. Has sido un gran amigo, un amigo de verdad que se ha preocupado por mí. Mis padres me comentaron que solías llamar a menudo para preguntar por mí. No desististe a pesar de que siempre rechazaba las llamadas.

-No podía hacerlo, tenía la esperanza de que al final nos volviéramos a ver como amigos y no sólo como compañeros de clase.-Deshacemos nuestro abrazo cuando oímos a Lena decir que rumbo vamos a tomar.

-Podemos caminar hacia la playa-Digo.

Estábamos de camino a la playa cuándo el móvil de Lena empezó a sonar. Al colgar este soltó un pequeño mierda.

-¿Qué ha pasado?-Pregunto preocupada.

-Me vais a matar pero había quedado con Pamela. Se me había olvidado por completo.

-En serio Lena ¿Cómo has podido olvidar algo así?

-Pues no lo sé, puede que con la emoción de verte de nuevo. Voy a decirle que quedamos otro día.

-De eso nada. Vas a salir con Pamela como tenías planeado y esta noche quedamos en mi casa y vemos una película juntas como antes.-Veo como Lena se dirige a mí con los brazos abiertos dispuesta a abrazarme. Nos sumimos en un abrazo antes de que se despida de nosotros.

Después de que Lena se fuese, quedamos Jake y yo solos.

-¿Nos vamos?-Le pregunto a Jake.

-Si. Una pregunta antes ¿Eres partidaria de las motos?

-¿A qué viene esa pregunta?

-Es de mala educación hacer una pregunta después de otra pequeña.

-Nunca me he subido en una, pero me gustaría hacerlo algún día.

-Deseo concedido. Ven conmigo.- Me dice agarrándome de la mano y dirigiéndome hacia una moto de la marca Honda. Observo como agarra un casco y me lo cede ayudándome a ponerlo. A continuación se coloca el otro.

-¿Desde cuándo tienes una moto?

-Desde los 16. Decidí sacar el carnet para poder moverme de manera independiente.-Dice subiéndose a la moto.

-Jake el abominable hombre de las nieves independiente-Comento al mismo tiempo que me subo a la moto con la ayuda de Jake.

La moto arranca y la pequeña sacudida que hace me echa hacia atrás, por lo que de manera instintiva me agarro a Jake.

-Será mejor que te agarres bien pequeña-Me dice, riéndose. Al decir esto me agarro bien con las manos a la cintura de Jake, al tiempo que la moto empieza a andar.- ¿Te parece bien si cambiamos de destino?

-Sí, no hay problema. ¿A dónde me llevas?

-Es una pequeña sorpresa.

Veo el paisaje pasar por mis ojos, al mismo tiempo que observo a Jake conducir la moto. Se le ve feliz, como un niño con un juguete nuevo. Acabamos saliendo de nuestra ciudad para adentrarnos en la autovía. Voy contemplando los carteles con la esperanza de obtener una respuesta de nuestro destino. En los carteles se puede observar "Ciudad Eternity", "Golden city" y " Storm city", por lo que me imagino que nuestro destino es una de esas ciudades. Jake se desvía por una pequeña carretera, que hace que mis hipótesis se deshagan. Nos vamos adentrando en un bosque de pinos, robles, castaños, nogales. A medida que nos vamos adentrando empiezo a oír un ruido similar al del agua. Jake aparca en un pequeño escampado, en donde se encuentran más coches y motos. Juntos nos bajamos de la moto. Siento como un pequeño paño me tapa los ojos, impidiéndome ver lo que hay a mi alrededor.

-No te preocupes. No voy a permitir que tropieces-Me dice Jake al oído, al tiempo que me agarra de la mano y empieza a guiarme.

Al poco tiempo oigo el ruido de la gente hablar y del agua al caer. Me llega el olor de algo dulce. Jake me quita la venda de los ojos dejándome ver de nuevo.

-Bienvenida al Parque Natural de la Juventud de Ciudad Eternity.-Contemplo todo admirada. El paisaje que tengo ante mis ojos es surrealista. Es de esos entornos que si no lo ves jamás creerías que existen. El paisaje está conformado por varios lagos de diferente altitud comunicados por varias cataratas y cascadas. La vegetación principal son las hayas junto con pinos y abetos. Los caminos y las rutas de senderismo rodean y atraviesan las aguas, mientras que un barco eléctrico conecta los lagos superiores con los inferiores. En el último, el lago de la Juventud, se encuentra Eternity, una cascada de 86 metros de altura.



argear93

#12445 en Novela romántica
#8154 en Otros

En el texto hay: romance juvenil, drama, secretos

Editado: 07.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar