Letra & Música

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 13. Acercamientos.

JungKook estaba acostado en el sofá de la sala escuchando la voz de Anya cantando "Fake Love" por medio de los altavoces, hipnotizado con el dulce sonido de la voz de la chica.

Cerró los ojos para disfrutar más de la música. En ese momento se dio cuenta de que no podía dejar de pensar en ella, que día y noche estaba en su mente, pero eso no le molestaba, eso solo demostraba que sentía por ella algo más que atracción.

Unos golpes en la puerta llamaron su atención, cambio la canción y se levantó para poder ver quien tocaba. Rascó su nuca de manera perezosa y abrió la puerta, sorprendiéndose al ver a Anya al otro lado.

–¿Anya? ¿Qué haces aquí? –preguntó confundido. No recordaba que ella llegaría tan temprano.

–¿Estas solo? –preguntó ella entrando y dejando sus cosas en el recibidor.

–Si, los demás salieron un momento. ¿Qué sucede? ¿Todo está bien?

–Si, yo solo... –ella suspiro y se giró ante él –creo que tú serás al primero que le diré.

–¿Qué cosa? –preguntó preocupado sintiendo los brazos de la chica en su cuello y como se alzaba de puntas para recargar su cabeza de su hombro.

–¡Gracias! ¡Muchísimas gracias, JungKook! –dijo ella emocionada sin dejar de abrazarlo.

JungKook se sentía en shock, Anya nunca les dio un abrazo por iniciativa propia en todo el tiempo en que habían convivido. Enredó sus manos en la cintura de la chica para sostenerla, pero se tropezó con sus pies e hizo que ambos cayeran al sofá, dejándola a ella encima.

–¿De qué estás hablando? –preguntó él aun conmocionado.

–¡Del regalo que le dieron a Esteban! ¡Pensé que solo sería la playera pero, el video, ese hermoso video diciéndole todo tipo de cosas bonitas! ¡Dios! ¡Sigo temblando de la emoción! –dijo ella alzándose un poco.

›› ¡Hubieras visto sus ojos! ¡Su mirada brillaba al verlos decirles eso! ¡Casi lloró con él, en serio que fue jodidamente hermoso, espectacular y grandioso!

–Oh, hablas de eso –dijo él aliviado –, queríamos hacer algo especial para él, es un ARMY y merece todo nuestro amor y respeto.

–Tú mereces todo el amor, cariño y aprecio del mundo – dijo ella colocando sus manos en sus mejillas y viéndolo a los ojos fijamente con una sonrisa –. Tú y los demás merecen todo el amor, todo el cariño, toda la admiración... merecen todo lo bueno JungKook...

››No sabes cuan agradecida, bendecida y honrada estoy de ser parte de su vida, de darme la oportunidad de conocerlos como son... Agradezco mucho eso –dijo ella antes de darle un beso en la mejilla, sorprendiendo al chico.

Muchas veces imaginó el contacto de sus labios en su piel, pero la realidad estaba superando a la imaginación. El contacto de sus suaves y cálidos labios en su mejilla lo hizo temblar, deseando que ese contacto jamás terminará.

Ni siquiera cuando la chica se alejó dejo de sentir ese cálido contacto, seguía latente en cada poro de su piel, sonrojándolo un poco y nublando su mente, no sabia que decir en ese momento.

››JungKook, ¿estás bien? Estas algo sonrojado... –dijo Anya algo preocupada.

–Es que... tú... tú nunca... tú nunca me habías besado... –dijo él de manera tímida, haciendo reaccionar a la chica.

–¡Oh mierda! ¡Lo siento! ¡Olvide mis modales! ¡Lo siento, estaba tan emocionada! –se disculpó ella intentando levantarse, pero JungKook la tomó más fuerte de la cintura, haciendo que sus rostros quedarán más cerca.

–¿Qué se supone que estás haciendo?

–¿Te doy tu espacio? –preguntó ella dudosa. JungKook rio y junto sus frentes.

–No recuerdo haber pedido eso... yo estoy bastante cómodo así–dijo haciéndola jadear.

No quitó la mirada de esos ojos marrones que lo observaban de manera curiosa, intrigante y recelosa, quería que ella notará todo el cariño y amor que estaba dispuesto a darle si le daba la oportunidad, si dejaba que se dieran una oportunidad.

Estaba a punto de intentar besarla cuando escucho la puerta de la habitación abrirse, lo cual frustro sus planes y lo hizo gruñir, distrayendo a Anya.

–¡JungKookie ya llegamos! –gritó Hoseok, llamando su atención –Maldición, creo que llegamos en mal momento –dijo de manera burlona.

–No empiecen con tonterías cuando estoy de tan buen humor –dijo ella levantándose de JungKook.

–Tu humor debe ser muy bueno si quisiste atacar a JungKook en nuestra ausencia –dijo Jin con burla.

–Ignoraré sus burlas cuando hoy solo estoy dispuesta a darles todo mi amor y gratitud –dijo ella ante de ir, abrazarlos y besarlos en la mejilla con verdadero entusiasmo.

–¿A qué se debe tanto amor? No es que me queje, pero es algo raro de ver en ti –dijo Taehyung sin soltarla, haciendo que ella riera.



Danna M Muñoz

Editado: 29.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar