Libro 1: Memorias del gitano Albert Cathal (10)

Tamaño de fuente: - +

EPÍLOGO

Es la media noche.

Blake se encuentra al principio de otro desierto, a muchos kilómetros de distancia de los límites de Ítkelor, en dirección Sudoeste; espera a su compañero, caminando en círculos.

Sly no tarda en aparecer.

—¿Qué te ha dicho? —pregunta exasperado, acercándose con el viejo.

—Dado el hecho de que nos han descubierto, junto con el plan; el jefe ha decidido adelantar la invasión —anuncia Sly, muy feliz

—¡Ya era hora! —exclama Blake de alegría—. ¿Cuándo?

—Pronto; muy pronto. —responde Sly, muy sonriente.

—¡Demonios viejo! —responde Blake furioso—. ¡Sabes que la paciencia ya se me acabó!

Sly se pasa la mano por la cara, harto de la actitud de su compañero; inmediatamente después se acerca y le jala una oreja

—¡Ay! —grita Blake.

—Cuando regresemos a Rómgednar la vas a pagar muy caro, jovencita. Solo porque en este mundo tengamos la maldición de tener estos cuerpos, no significa que puedas hablarme de esa forma —dice Sly severamente, agregando al final—. Solo falta ir por un libro especial que guardaba ese mago carmesí para regresar a nuestro hogar, así que muestra más respeto en el viaje si no quieres un castigo peor que este. ¿Entendiste, Sophi?  

—¡Está bien! ¡Está bien madre! ¡Ya no diré nada más! —grita Blake, al tanto que su rostro muestra dolor.

El anciano libera a su compañero, para luego comenzar a caminar hacia la guarida del mago Ymn.

—Pero madre, si el jefe tiene la enciclopedia Cóvniem, ¿cómo vamos a regresar a nuestro hogar? —le pregunta el hombre al anciano.

—Me dijo que solo teníamos que llamarlo en voz alta; claro que asegurándonos que nadie nos esté vigilando.

Aclarada la duda, ambos personajes se adentran en el desierto, dirigiéndose a un sitio en particular.



ElGitanoBlanco

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar