Libro 3: Dos viajeros inoportunos son las piezas clave

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18 “La matriarca Slee y sus dos hijas”

Universo: Rómgednar.

Planeta: Monsílut (*1).

Lugar: Haisdenn {Jaisden} del Suroeste.

 

Cerca del archipiélago mayor de la jungla 34-f, mar adentro, se ubica un proyecto olvidado por el emperador y los juzgados encargados de esta zona. Una gigantesca prisión de alta seguridad, colocada sobre una robusta y alta plataforma de concreto. Solamente acabaron la estructura (exterior e interior) y un poco del cableado eléctrico. Las celdas inteligentes quedaron inconclusas, quedando en su lugar muchos huecos, los cuales solo incluyen las láminas delgadas de ídsue (*2) (literas), donde pensaban colocar los colchones; en esas condiciones están las tantas salas que estaban destinadas para albergar presos. Ahora han llegado nuevos inquilinos, encontrando el lugar ideal para convertirlo en una fortaleza provisional.

Es de noche y la líder se encuentra en el cuarto de vigilancia, sentada sobre una silla cómoda, enfrente de una pared llena de monitores apagados; algunos están destrozados. Utiliza un tablero de mando grande para acomodar un libro especial. Hojea cada página con mucho interés, aprendiendo un poco de otros universos.

—¡Madre! ¡Ya llegamos! —grita la voz de una jovencita.

—¡No grites en este lugar! Tu eco hace mucho escándalo —dice otra voz femenina.

Llegan dos mujeres al cuarto de vigilancia: una jovencita de unos 16 años, aparentemente junto con su hermana mayor, quien tiene 25 años.

—Y bien, ¿descubrieron algo interesante? —inquiere una mujer de 50 años, sin despegar la vista de las hojas abiertas de la enciclopedia Cóvniem. En realidad tiene muchos más años, pero esa es la edad que dice tener.    

—Encontramos a seres muy similares de otros universos; dicen que son humanos, elfos, orcos y minotauros —informa la mayor, de nombre Aris.

Tiene piel blanca y ojos brillantes completamente color ámbar. Su cabello largo lacio es color verde malaquita oscuro. Es una cilnlumoit grado 8. Su vestimenta es del tipo rockero: jeans elásticos ajustados color negro, top y chamarra de cuero color negros; por último, botas altas de tacón bajo color negro.

—¿Minotauros? Esa es una creatura nueva —dice la mujer mayor, volteando con sus hijas—. ¿Cómo es?

—Es un faípfem (*3) gigante de un ovsu (*4) —dice la jovencita, cuyo nombre es Sophi {Sofi}.

Ella es una qumkso, pero no tiene la piel negra y no hay vapor oscuro emanando de su cuerpo; Sophi tiene la piel trigueña. Sus ojos son especiales: tienen iris color amarillo brillante, las pupilas son blancas y las escleróticas son negras. Su cabello corto y rizado (le llega a los hombros) es de color rubio oscuro. Sus gustos de moda siempre varían, dependiendo de la ciudad y planeta que estén visitando. Ahora usa un estilo de vestir steampunk: corset con manga muy corta, falda corta y botas largas. Los únicos accesorios que tiene son un par de guantes cortos.

—Un faípfem gigante. Ummnn. De todos los soldados que hasta ahora hemos encontrado, ese parece ser el mejor —opina la mujer mayor con tono de piel rosado, cerrando la enciclopedia y levantándose del asiento.

Su nombre es Réum Slee {Eslii}. Es una coeflhom (*5), por lo que sus ojos son completamente de color púrpura bastante oscuro; aunque muchos los confunden con un negro absoluto.

Toma un bastón peculiar cercano: es parte de una larga rama con múltiples torceduras. En la punta hay una esfera de cristal color negro; la mayoría cubierta por la misma madera. Tal parece que la rama siguió creciendo luego de ser cortada, casi engullendo y tapando la esfera. La madera es color negro, igual al carbón; pero este carbón no mancha, además que de ella emana una ligera neblina negra que se desvanece en pocos segundos.

Sale del cuarto de vigilancia, dejando la enciclopedia en su lugar, bajo el cuidado de una bestia salvaje con forma humanoide, compuesto enteramente de cadenas negras: un búpsoef menor (*6) que ha invocado en segundos. Sus dos hijas la siguen de cerca.

La madre de avanzada edad aún conserva su cuerpo escultural joven. Su rostro muestra un par de arrugas, pero está igual de bien cuidado. Siempre usa ropa más conservadora; ahora usa un vestido compuesto por dos piezas: un suéter (jersey) de manga larga y cuello alto, con olanes solo en las orillas de las mangas y el cuello, color purpura muy oscuro. Le sigue una falda larga, hasta los tobillos, color azul añil también muy oscuro. En la cintura tiene un fajín de cuero delgado, color negro para asegurarse la falda; múltiples hilos largos cuelgan por atrás. Escondidos debajo de la falda, unas botas altas de tacón bajo cubren sus pies; son igual de retros a comparación de las que usa Sophi, pero las de su madre son menos llamativas. Su pelo largo color castaño oscuro con algunas canas se lo ha acomodado atrás, formando un tipo de “recogido” despeinado en la nuca.

—¿Solamente han descubierto a esas bestias? —inquiere Slee mientras camina.

—Encontramos un universo donde existen dos especies interesantes: Belkas y Alters (*7). Parecen bastante fuertes para una batalla cuerpo a cuerpo; muchos tienen talentos especiales. Unos lídjoibs muy experimentados y poderosos; pueden sernos útiles —informa Sophi.

—¿Expertos con la energía rupmohe? Esos son los únicos que nos servirían; además, ya tenemos a varios lídjoibs de diferentes planetas  —asegura Slee, volteando un poco hacia atrás.



ElGitanoBlanco

Editado: 20.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar