Libro I: Como inicio todo para nosotros.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2: nuestra nueva realidad.

El claro oculto entre la bruma.

Haruki se encontraba cayendo en el vacío después de recibir la flecha del caballero, la caída fue larga y parecía que sería infinita, pero, después de un tiempo choco finalmente con una masa de agua que detuvo su caída. Se encontraba ya muy agotado y a punto de perder el conocimiento cuando vio una figura que nadaba en su dirección. Se trataba de una figura femenina que, aunque no podía observar bien, juraría que se trataba de la mujer elfa mas hermosa que haya visto nunca en el mundo de Ǽvintýrheim. Después de eso perdió el conocimiento.

Pasado un tiempo, Haruki recupera finalmente el conocimiento en un sobresalto. Mirando a su alrededor con la esperanza de haber despertado en su cuarto, nota que se está realmente en una especie de claro en medio de un bosque. El lago del centro debió de ser la masa de agua que detuvo su caída y la cascada que lo alimenta cayendo desde el cielo debe de tratarse de la cascada que se forma desde el nacimiento de agua en el borde de la isla donde intentaron matarlo hace unos momentos, lo que significa que el claro debía de encontrarse algunos niveles más abajo que la isla flotante a la que llegaron.

Voz de mujer: Veo que por fin despertaste. ¿Cómo te encuentras? ¿aun te sangra la cabeza?

Haruki preocupado por el comentario se llevó las manos a la cabeza para descubrir que está se encontraba vendada con algún tipo de tejido húmedo y pegajoso al tacto.

Voz de mujer: Sera mejor que no la toques mucho o la herida podría infectarse. He mezclado en tus vendajes un molido de hierbas para ayudar con la hemorragia y proteger la herida, pero lo mejor será que no nos arriesguemos.

En esta ocasión Haruki voltea su vista al lugar del que proviene la voz, por un momento ve la silueta de la hermosa elfa que lo rescato del agua para convertirse después en la imagen nítida de una chica humana mas bien poco agraciada. La chica llevaba su cabello rubio enredado entre un par de trenzas a los lados, sus ojos entre azules y grises eran cubiertos por unos enormes lentes de pasta que le quitaban todo el encanto a su mirada, su piel era clara casi llegando al blanco, sus labios eran pequeños mientras que su nariz tenia pronunciada forma aguileña. La chica iba vestida con un suéter ligero de rallas grises y una falda larga de color rojo vino.

Haruki: ¿Tu fuiste quien me rescato y curo mis heridas? Te lo agradezco, parece ser que te debo la vida.

Chica: No tienes nada que agradecer, no lo hice por ser amable. Simplemente no quería cargar en la conciencia con tu muerte si había algo que podía hacer para salvarte. Un mal hábito que adquirí en mi vida pasada supongo.

Haruki: Según el recibimiento por el cual pase hace un momento, no importa si lo hiciste por ser amable o no. De igual manera eso te convierte en mi salvadora y en la única persona en este mundo que me ha mostrado algo de compasión. – haciendo una pequeña reverencia hacia la chica.

Chica: Lo que tu digas. – apartando la mirada y sonrojándose un poco por timidez más que por otra cosa – Solo por favor no te conviertas en una molestia o me arrepentiré de haberte salvado la vida. Por cierto, mi nombre es Elizabeth, Elizabeth Diaz Parker.

Haruki: Es un placer Señorita Diaz.

Elizabeth: Solo llámame Elizabeth, odio que me llamen por mi apellido.

Haruki: Como lo prefieras. El nombre de mi personaje en el juego es Bernhard, aunque creo que ese nombre no pega nada con la apariencia que tengo ahora. Supongo que esta bien si me presento con mi nombre verdadero, mi nombre es Hayashi Haruki, puedes llamarme simplemente Haruki en agradecimiento por permitirme llamarte Elizabeth.

Elizabeth: Por mi está bien.

Haruki: ¿Elizabeth Diaz Parker? – dibujando una cara de duda en su rostro – ¿ese es un nombre americano?

Elizabeth: Así es, yo soy del estado de florida en Estados Unidos de América. Por tu nombre supongo que eres japones o algo así.

Haruki: Precisamente, actualmente vivo en el norte de Tokio en Japón. ¿O vivía? Ya no estoy seguro de cómo decirlo precisamente en esta situación. 

Elizabeth: ¡Valla! ¡Eso es una sorpresa! para ser de Tokio hablas muy fluido el inglés. Por unos momentos pensé que serias un japones viviendo en Estados Unidos o Reino Unido.

Haruki: jajaja para nada, mi inglés es muy pobre realmente. Doy gracias a los programadores de que agregaran el traductor verbal automático.

Elizabeth: ¿Traductor verbal automático? ¿De qué cosa estás hablando?

Haruki: Me refiero a la extensión que puedes descargar para Ǽvintýrheim que te permite comunicarte con personas de otras partes del mundo sin importar el idioma que hablen.

Elizabeth: ¿Tu? ¿Tu también llegaste a este mundo por el juego de Ǽvintýrheim después de haber derrotado a Legión?

Haruki: Básicamente eso fue lo que sucedio, aunque es extraño que lo menciones, se supone que los únicos que hemos derrotado a legión después de cien años de juego somos mis amigos y yo.



Emno Giullare

#3244 en Fantasía
#4243 en Otros
#626 en Aventura

En el texto hay: isekai, fantasia aventura, videojuegos

Editado: 08.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar