Libros malditos lll

Tamaño de fuente: - +

Capitulo: 4 Los Beatos españoles

Los Beatos: El monje Beato y el Monasterio liebana

La familia l: Beato de Larvao, de Saint Server, Emilianense...

La familia lla: Beato de San Miguel de la Escalada, Beato de la Seo de Urgel, Beato de Vacalvado,...

La familia llb: Beato de Tabara, Beato de Gerona, Beato de Turin, Beato de las Huelgas, ...

La familia llb: Beato de Tabara, Beato de Gerona, Beato de Turin, Beato de las Huelgas,

 

 

El monje Beato

En el siglo VIII d.C. un presbítero del monasterio de San Martín de Turieno (hoy Santo Toribio de Liébana) de la comarca cántabra de Liébana de nombre Beato (masculino de Beatriz), escribió un Comentario al Apocalipsis de San Juan que en muy poco tiempo se hizo enormemente popular. Copiado e iluminado repetidamente a lo largo de toda la geografía española, en la actualidad estas copias constituyen un impresionante conjunto de códices medievales de enorme valor que hoy se conocen como "beatos". Sus miniatruas representan una de las más extraordinarias manifestaciones del arte occidenntal, sentando las bases del arte románico medieval.

Poco se conoce de la vida de Beato. Si se conoce que el 26 de noviembre del año 785 se encontraba en la localidad asturiana de Pravia, junto a un discípulo suyo. Ambos se enteraron que Elipando (arzobispo de Toledo) había mandado una carta a un abad que pronto fue muy difundida por Asturias. En dicha carta, arremetía contra el abad por diferir de sus ideas adopcionistas (teoría que consideraba a Jesucristo como hijo adoptivo de Dios). "¿Cómo los de Liébana vais a enseñar a los de Toledo?" -decía la carta-. Se sabe que Beato respondió y la teoría del adopcionismo, siendo una figura muy conocida a partir de aquel hecho ya que finalmente, tuvo que defender la postura de la Iglesia Católica frente a esta herejía en un debate en el que estuvo presente incluso el mismísimo Carlomagno.

 

 

 

Las referencias sobre él son escasas. Alcuino de York lo cita en un par de ocasiones y lo llama abbas y pater. En un tratado de este sabio monje contra Félix de Urgel dice "Quod uero quendam Beatum abbatem et discipulum eius Hitherium, episcopum, dicitis huic uestrae sectae primum contraire, laudamus ". Hay una carta del mismo autor dirigida a él y que fue descubierta por Agustín Millares en 1931. Lo que no hay duda, es que tuvo que ser un autor muy destacado a juzgar por sus buenas conexiones con altas jerarquías eclesiásticas y civiles y debió ser un personaje influyente de la época.

Beato vivió en una época difícil para el mundo cristiano. Hay que tener en cuenta que se acercaba el año 800 en el que se creía llegaría el fin del mundo.. En el capítulo XX del Apocalipsis se menciona una Segunda Venida, el fin del mundo y el juicio final, hecho que ocurriría exactamente en el año 838 pues en el siglo de Beato, el reloj había empezado a contar con la Creación que se situaba unos 5.200 años antes del nacimiento de Cristo. Así Beato dice:

"Quedan aún catorce años del sexto milenio; la sexta edad terminará pues, en la era 838. Lo que queda es inicerto para la investigación humana... En verdad en el año 6.000 terminará el mundo. Finalmente en el año 776 Beato escribió sus famosos Comentarios al Apocalipsis y unos años después, en el 784, redactó una versión cuya finalidad fue el adoctrinamiento de los monjes ante el convencimiento de la llegada del juicio final. Entre sus fuentes, el propio autor de los comentarios nos dice que sus fuentes literarias fueron obras de Hyeronimo, Augustino, Ambrosio, Fulgentio, Gregorio, Tichonio, Ireneo, Abringio e Isidoro, o sea que utilizó obras de San Jerónimo (c. 346-420), San Agustín de Hipona (a. 354-430), San Ambrosio de Milán (a. 340-397), Fulgencio de Ruspe (a. 468-532), Gregorio de Elvira (fallecido en el a. 392), Ticonio (2a mitad s. IV), San Ireneo de Lyón (finales s. II), Apringio de Beja (s. IV) y San Isidoro de Sevilla (a. 570-636).

Otras obras menos conocidas fueron el Apologeticum o Adversus Elipandum libri duo; que no es otra cosa que un tratado que transmite su acre disputa con Elipando, arzobispo de Toledo y que antes hemos comentado y que está mutilada al final. Fue escrita alrededor del año 785. Otra es el himno O Dei verbum patris ore: dedicado al apóstol Santiago y compuesto en honor de Mauregato (783-788), sucesor del rey Silo.

Los Beatos

Los Beatos no son otra cosa que las copias iluminadas que se conservan, del Comentario al Apocalipsis del Beato de Liébana. Su obra no es original, ya que se limitó a recoger los pensamientos de otros escritores contemporáneos. Aunque el original no se conserva, si han llegado a nosotros numerosas copias -aunque no tanto como desearíamos-, pues fue un libro muy popular en su época. Hoy día, conservados en diferentes instituciones, existen más de 25 manuscritos, además de fragmentos de otros, que se han ido descubriendo y que superan ya la decena (de los cuales, uno de Silos con miniatura). Como hemos dicho, de algunos de ellos solo quedan páginas sueltas, pero por referencias se conoce que formaron parte de Beatos completos. Son libros escritos entre los siglos X al XIII, considerándose prerrománicos a los realizados en los siglos X y XI y puramente románicos a los escritos en los siglos XII y XIII.



MAVCufat

#7366 en Otros
#479 en Novela histórica
#5434 en Fantasía

En el texto hay: libros, maldiciones y profecías, hechizos

Editado: 21.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar