Licantropía

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 18: Ship To Wreck/ Florence + The Machine

     Bajo ya vestida, organizando mis cosas, veo que el desayuno está servido, Aurora me ve con gusto y me invita a sentarme y así lo hago, lo que no sabe es que me tomé el carbón activado antes de bajar, así que como, no mucho, no se que tanto pueda ayudarme la pastilla, debo de medirme. Cuando me levanto Aurora me desea un buen camino y me acompaña a la puerta para abrirme. En verdad necesito hablar con Armand y que me den las llaves, me siento cautiva. Cuando salgo de ahí veo un carro diferente, no es el de Armand y quién está afuera esperandome es un hombre de gafas y traje negro, parece humano.

-Srita. Brooke... El señor Armand no podrá venir hoy por usted, pero me encargo que la llevara a su trabajo... sigame por favor. 

     El tipo abre la puerta de atrás, cerrandola trás mi paso. El camino lo pasamos en silencio, yo solo veo por la ventana, pendiente del camino. Cuando llegamos al edificio no veo a nadie conocido, entro al edificio, no sin antes agradecerle al conductor, me siento extraña, me siento diferente, pero no se a que se deba. Cuando entro al elevador, me pego a la pared, pensando en que es lo que me está afectando, aunque la verdad es que tengo un sin fin de motivos. Cuando se abre la puerta camino por el piso hasta llegar a mi escritorio. Me siento, pongo mi bolso encima y me quedo pensativa, extraña... me siento... vacía. 

-¡Brooke! es bueno verte de nuevo... (Volteo hacía Román que acaba de llegar y se acerca a mí con alegría)

-Hola Román... lo mismo digo (le sonrío lo mejor que puedo)

-¿Todo bien? te veo algo apagada... (me lo dice y me quedo pensativa, tengo que comportarme) ¿es por que hoy no te trajo el encantador señor Armand? (y se sonríe)

      Oh... por... Dios... ¿será? no no no... no... ¿en serio? ¿me siento triste por eso? no... maldita Aurora, debe de ser su comida... ayer no tome la pastilla y de seguro lo que me dió hoy en la mañana... tengo que hablar con Tila ella debe de saber lo que me está dando y por tanto debe de saber como contrarrestarlo, no puedo sucumbir ante ellos, no debo de caer como cayó Clarice... no no no. En eso escucho murmullos y volteo hacia el ascensor y es cuando la sensación de vacío y sobre todo mi estrés del momento es reemplazado por mariposas en el estómago. Lo veo salir como modelo de pasarela, alto, guapo y con mirada de rompecorazones... ¿en verdad sabrá el revuelo que causa en la población femenina?. Llega frente a mi Dieter con un traje azul marino y una camisa blanca con corbata azul. Se ve imponente y hermoso y me deshago, amo como su mirada se suavisa al verme. Me sonríe al ver mis ojos de cordero a medio morir. 

-¿Todo bien? (me pregunta con su voz varonil y melodiosa)

-Si... si... todo bien... (le sonrió)

-Bien, necesito que me ayude con unas cosas que quedaron pendientes ayer, por favor... (abre la puerta de su oficina y me invita a pasar) Román... (lo saluda con la cabeza mientras yo entro a su oficina)

     Cuando entro y escucho la puerta cerrarse volteo de inmediato y veo como se quita su saco y me ve con una sonrisa pícara y me derrito por completo, se acerca con paso lento hasta que lo tengo frente a mí, sus ojos turquesa son tan hermosos y llamativos que me pierdo en ellos. Se agacha hasta alcanzar mis labios, siento como me pongo de puntitas y lo beso con ternura. 

-Te extrañe... (me dice con sus labios todavía cerca de los míos)

-Y yo a tí, guapo... (abro mis ojos y me ve con ternura)

     Camina hacia su escritorio y cuelga su saco en el perchero antes de sentarse, se queda ahí, ve unos papeles que termina acomodando y después dirije su mirada hacía mí, me sonríe y extiende una mano hacía mí. Camino hacía él y tomo su mano, rodeo el escritorio y él me jala haciendome sentar en su regazo, envolviendome en sus brazos. 

-¿Cómo te fué? (busca mi mirada con curiosidad)

-No tan bien... (recuerdo lo que pase, la hoguera... como el estaba ahí, listo para quemarme viva, cierro los ojos con fuerza y  al abrirlos lo veo significativamente)

-¿Qué pasó? (me pregunta preocupado)

-Tuve una visión... o bueno... un recuerdo... pero... yo no lo veía desde lejos, yo era Clarice... (lo veo angustiada y él se queda expectante) estaba como en el bosque y tú y tú papá... me quemaban viva... (cierro los ojos con fuerza)

-Brooke... no era a tí... (me dice trantando de calmarme mientras acaricia mi cabello)

-Lo se... se que a quien iban a quemar era a Clarice, pero... cuando me sacaste de la celda a jalones, cuando me llevaste arrastrando a la hoguera, verte pelear con Armand... y sentir el fuego consumiendo mi piel (insitntivamente me abrazo como si intentará protegerme)

-No eras tú... (me dice sonriendome) si hubieras sido tú hubieras escapado y nos hubieras golpeado de paso... (su comentario me hacer reír, pongo los ojos en blanco y después paso mis brazos alrededor de su cuello abrazandolo con fuerza)

-Tengo que hablar con Tila, con mi abuela... (le digo separandome de el unos centímetros) ayer no pude vomitar lo que comí, la visión me lo impidió y hoy no sé si la pastilla que me dió Crash haya hecho efecto... (lo veo y me siento enferma al decirle eso)

-¿Cómo? ¿Te sientes mal? (se preocupa y me toma por los hombros)

-No... pero... no quiero terminar como Clarice, a la orden de Elizabeth... (le sonrió de lado, con mis ojos llenos de preocupación)

-Pues... vamos a buscarla... ¿sabes como llegar? (me dice viendome fijamente con paciencia)

-Si... (le sonrió)

     Salimos de la oficina, camino detrás de el mientras el maneja su imagen de jefe gruñon. Llegamos al ascensor y me toma de la mano para besarla. Le sonrío, en verdad que extraño mucho estar con él, perderme en sus ojos dorados. Salimos del ascensor y llegamos a su carro, le digo por donde ir hasta que paramos frente a la calle donde está la casa de Tila. Bajamos viendo hacía todos lados, evitando en lo más posible ser vistos, cuando estamos cerca de la puerta extiendo mi mano como siempre y se ilumina la misma marca, abro la puerta y entro junto con Dieter.



Sathara

#324 en Otros
#55 en Acción
#255 en Fantasía
#189 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, brujas, hombres lobo y mates

Editado: 21.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar