Licantropía Vol. 2

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 7: Fast Car / Tracy Chapman

     Llegamos a la casa, todo el camino lo hicimos en silencio, cuando nos estacionamos afuera de la puerta nos vemos por un momento fijamente y de repente nos soltamos riendo con fuerza.

-No creí que tuvieras la fuerza para mandar de sentón a ese estúpido... jajajajajajaja hasta las patitas levantó jajajajajaja (dice Damián mientras sigue riendose)

-Jajajajajaja tampoco me creí capaz... lo sieeeento... creo que le rompí la nariz a tu novia... (volteo a verlo un poco apenada, pero con la sonrisa en los labios)

-Jajajajajajajajajaja ya... ya no es mi novia... (la sorisa se desaparece de su boca, se queda viendo a través del parabrisas) creo que... tendrémos que decirle a papá y mamá lo que pasó... 

-En verdad ¿es necesario?... (me quedo también viendo hacia enfrente, pensando en el regaño que nos darán cuando se enteren, principalmente a mí)

-Le rompiste la nariz  Monique... de seguro papá tendrá que pagar ese daño, no sé si los papás de Marco busquen indemnización... (suspira y voltea a verme fijamente) pero... bueno... lo afrontaremos juntos... ¿vale?

     Entramos a la casa, me quito los tacones para no hacer ruido, todo esta en silencio absoluto, todas las luces apagadas por completo, nos dirigimos hacia las escaleras y antes de poner el primer pie en el primer escalón las luces se prenden, tanto Damián como yo nos quedamos congelados hasta que la voz de papá nos hace erizar la piel. 

-Buenas noches cenicientos... (dice recargado en el marco de la puerta de la biblioteca, aún tiene sus pantalones de vestir y su camisa remangada) ¿me pueden explicar como es que tendremos que indemnizar a Monique y a Marco?

-Maldito oído de lobo... (es lo único que alcanzo a decir antes de que Damián me de un codazo para que me calle)

-Papá... dejame explicarte... no es lo que crees... no... no los golpeamos por puro gusto... (intenta defendernos Damián, pero me molesta que se este adjudicando la gloria)

-¿"los golpeamos"? los golpee... (me acerco a Damián con la mano en la cintura mientras él pone los ojos en blanco, respiro profundamente y volteo hacia mi papá) lo hice por que ese estúpido de Marco me ha estado molestando... o más bien, acosando y a parte quería golpear a mi hermano ... y a Monique por que no le importó que fueran a golpear a Damián, estaba feliz de ver como se peleaban por ella... yo los golpee... le rompí la nariz a Monique y... le pegue entre los ojos a Marco no sin antes... golpear su entrepierna... (lo último lo digo apenada mientras que mi papá camina hacia mí aún con los brazos cruzados, voltea hacia Damián)

-¿Eso es cierto Damián? (mi hermano solo asiente con la cabeza y baja la mirada al piso al igual que yo) bien... se fueron juntos dandome la tranquilidad de que se protegerian el uno al otro... y así lo hicieron... me siento orgulloso de eso... me alegra que te defiendas Claire (pone su mano en mi hombro, levanto la mirada hacia él y se ve orgulloso, con una sonrisa en la boca que me hace sonreír también a mí) eres igualita a tu mamá... peleonera como ella... (voltea hacia Damián y lo ve con una sonrisa) te defendió tu hermana, estás en deuda con ella... 

-Lo sé... (me ve Damián con una sonrisa de orgullo que cada vez se ensancha más)

-Con respecto a la indemización... mañana me pongo en contacto con los padres de ambos... ¿ok? no le digan nada a mamá, no quiero que se estrese... ¿vale? (nos dice mientras regresa a la biblioteca)

     Ambos respondemos al unisono un "si" subimos por las escaleras casi corriendo y caigo rendida en la cama, ya habiamos quedado Luis y yo de que mañana antes de la graduación saldríamos temprano a desayunar, supongo que ahora estará incluido Germán, me dispongo a dormir, la noche será muy corta.

Desde los ojos de Armand.

     Me quedo en la barra, veo como poco a poco todos los niños empiezan a regresar a sus casas, me canso de beber y beber en este lugar, al final veo a Germán y Luis irse, se despiden amistosamente de mí, me dan bastante gracia esos dos. Termino mi trago, le doy su propina al mesero y decido salir de ahí, camino bajo la luna, todas las calles están oscuras, no hay nada abierto a esta hora.

     Con forme camino hacia la casa escucho un taconeo detrás de mí, volteo y noto que es Felicia. Espero a esa morena de fuego, con curvas pronunciadas, su cabello son un conjunto de rizos que se desbordan de su cabeza, dandole un aparente afro, sus labios gruesos se vuelven una sonrisa. 

-Mi señor... ¿qué hace caminando solo? (se planta a mi lado y juntos retomamos la caminarta)

-Decidí respirar un poco de aire fresco... (veo hacia el cielo, veo la luna y las estrellas que brillan con fuerza)



Sathara

Editado: 20.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar