Licantropía Vol. 2

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 22: Let Me Go / Avril Lavigne

     Salimos de la casa de Freya, le agradezco mucho todo lo que hace por mí, veo como se despide con un abrazo muy fuerte de Damián, mi hermano parece emocionado de conocerla. Una vez afuera de su casa caminamos hacia el carro de nuevo, tengo que ir con Armand y tengo que entregarle el anillo a Luis, ¿ya habrá despertado?. Suspiro con fuerza recordando lo que dijo Armand, que esto le duraría 24 hrs, así que lo mejor será regresar a casa. 

-¿A dónde ahora? (me dice Damián detrás del volante)

-A casa... (es lo único que digo antes de que ponga en movimiento el carro)

-¿Es por qué no quieres que sepa más? (me pregunta sin siquiera voltear a verme)

-Si, pero a parte, todavía no es tiempo... (le respondo mientras me quedo viendo por la ventana)

-Creí que de todos tus hermanos yo era tu favorito... 

-Eres mi favorito... pero no pienso ceder... no lo haré si eso significa que pondré en peligro a la gente que quiero... 

-¿La gente que quieres? Creí que la gente que quieres es tu familia... (eso me duele, aunque creo que mi comentario anterior también le dolió)

-Damián... no sé que más decirte... 

-La verdad... 

-Ya te dije por que no... (de repente frena el carro, se estaciona, voltea a verme fijamente, respira profundamente y se acomoda en el asiento)

-Prometo guardar tu secreto... ni papá ni mamá se enterarán... dejame ayudarte... (me ve fijamente a los ojos, no sé si confiar, no quiero que papá se entere y quiera matar a Armand)

-¿Me juras que no dirás nada? ¡Prometeme que serás más callado que una tumba! (en verdad quiero confiar en él, pero no sé que tan fácil sea eso)

-Te lo juro, no diré nada... te lo prometo, solo quiero ayudarte, me preocupa en lo que puedas estar metida... (parece que habla con la verdad, respiro profundamente y me dispongo a hablar)

>>>>>>>>+<<<<<<<

    Le explico todo, claro, hago a un lado los detalles románticos entre Armand y yo, no quiero que crea que hago todo esto por amor, también evito decirle esas pequeñas muestras de cariño y preocupación que él ha tenido hacia mí, intento ponerlo como simplemente interesado en un arreglo diplomático entre mi papá y él. Noto como entre más avanzo en la historia simplemente se queda sorprendido, su mandíbula se desencaja y se aferra al volante.

-Y... eso es todo... (lo veo fijamente esperando que diga algo)

-¿Qué... demonios? (voltea a verme con los ojos desorbitados) ¿estás loca? ¿sabes en que clase de problemas te estás metiendo? (creo que un parpado le empieza a brincar)

-Prometiste no decir nada... (lo veo fijamente y noto como él cierra los ojos)

-Si, lo sé... me arrepiento, pero no faltaré a mi palabra por mucho que así lo quiera... (pone los ojos en blanco y aprieta con fuerza el volante)

-Gracias... (pongo mi mano encima de la suya y él voltea a verme con cara de arrepentimiento)

-¿Cómo estás segura que los hombres de Armand no son los culpables? 

-Confía en mí... (le guiño un ojo) él solo quiere regresar a su hogar y poder convivir... coexistir con los lobos... 

-Dios mío... ¿en verdad estamos hablando de Armand? ¡¿Armand Bathory?! (ahora su rostro demuestra pánico y estrés) si papá se entera nos matará... 

-Tu lo has dicho... si se entera... pero nadie le dirá... (lo veo fijamente a los ojos y él solo asiente con la cabeza)

-Es un Bathory Claire... aunque gracias a él... mamá sigue viva... (sus palabras me dejan con dudas, ¿a qué se refiere?)

-¿Por qué lo dices? (voltea a verme fijamente y sonríe)

-Ah... no lo sabes todo ¿eh? (le sonrío y le doy un golpe en el brazo, suspira profundamente antes de explicarme) cuando... mamá era torturada, él la ayudó a salir de su prisión... y no solo eso... evitó que Elizabeth la matara ella... pero el terminó recibiendo el golpe... mamá juraba que lo vió morir... al parecer no fue así... 

-Vaya... entonces no es tan malo como crees... ¿no? (lo veo fijamente y sonríe de lado)

-Pues... Supongo que no, pero no significa que papá vaya a estar muy contento con la idea... 

-Te juro que él no está aquí con fines bélicos... (me ve fijamente a los ojos y enciende el carro de nuevo) 

     Volvemos al silencio hasta llegar a casa, todo parece normal, veo a Germán en la fuente leyendo, cuando nos acercamos se levanta y nos ve fijamente. 

-¿Todavía no llegan papá y Marco? (le pregunto plantandome frente a él) 

-No, pero no deben de tardar... Tenemos visitas (noto incomodidad en su mirada cuando volteo hacia Damián también está desconcertado) 

     Caminamos los tres hacia la casa, pese a que dormí gran parte del día me siento cansada todavía, supongo que crear el anillo me agotó también. Entramos a la casa y me congelo, veo a Aldebarán y a Thiago, nos ven fijamente con una singular alegría. 



Sathara

Editado: 20.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar